A informazo limpio

¡A guantazo limpio! No, por favor, ¡que vulgaridad! Esto es el oasis catalán. Aquí la gente es culta y europea. Aquí las reyertas no se dirimen nunca a grito pelado, disparando coces o blandiendo navajazos, costumbres propias de la bárbara España. Aquí los pujoles y maragallles, los mas y los montillas, solventan sus disputas con buenas maneras, amagando tres por cientos, exhalando volutas de humo en forma de anillos olímpicos y foros de las culturas. Aquí, cuando se pierden los estribos nadie tira tomates, huevos y polvos de talco: la guerra se hace a informazo limpio en el Parlament de Cataluña, porque, como mantienen los más antiguos del lugar, con letra pequeña la sangre vuelve a su redil.

¿A que no han oído hablar de la guerra de los informes en Cataluña? Claro que no. En la bárbara España, la gente pasa de los informes En cambio, los informes son vitales para el futuro de Cataluña. No se rían, no: la salud del “país” depende de unos cientos de informes más o menos. Por eso, aquí, nada se improvisa. Aquí la inteligencia se tiene en gran estima y el gobierno catalán, antes de adoptar decisión, alguna prefiere informarse a conciencia. ¿Qué hay que perforar un túnel? Se hace un informe y, si el túnel se cae, la culpa es del informe y se le destituye. ¿Que preocupa ahora el futuro de la avellana? Pues se encarga un informe sobre la chufa para abrir nuevos mercados. ¿Que no hay suficientes escritores en catalán? Se realiza un estudio sobre el impacto del etiquetado en catalán para promover la escritura en catalán. ¿Qué preocupa el mal olor de los vertederos? Se solicita un informe sobre la ambientación olorosa de un espacio circular. ¿Qué se denuncia a los mossos por falta de pericia en el uso del mandoble? Se patrocia al Sr. Culla i Clarà para que haga un informe sobre los cambios introducidos en los uniformes de gala de los mossos durante la segunda república. Es un decir: con un poco de imaginación cualquier tema que preocupe a un consillieri es susceptible de generar un informe original o transmutado.

Los informes son como agua milagrosa de Lourdes que, además de calmar la sed de algunos listos, copistas y amanuenses afectos al régimen, principalmente, tonifica el cuerpo de Cataluña y restablece sus constantes vitales. Sí, si, no se rían. Esta es la razón principal por la que la Generalitat, consciente del importante papel que juegan los informes en el futuro del país (o ‘països’), desembolsó 31 millones de euros para financiar 1.583 informes en 2007, o sea, aproximadamente 4,5 informes diarios, que, ahora la oposición le reclama, tras haberse interesado por ellos la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que está investigando la denuncia por presunta malversación de fondos presentada por el sindicato de funcionarios Manos Limpias contra siete Consellers del gobierno catalán.

El Sr. Mas i Gabarró, líder de CiU, quiere ahora saber la verdad y toda la verdad, y su grupo ha pedido al presidente del Parlament de Cataluña amparo ante la negativa del Gobierno del Sr. Montilla a entregarle los informes. Para contrarrestar la ofensiva, el PSC ha pedido al Sr. Benach que les entregue todos los informes realizados por CiU desde 1980. Ahí están de nuevo, sobre la arena del hemiciclo máximo del Parlament de Cataluña, los agujeros olímpicos del PSC batiéndose a informazo limpio contra los gladiadores del 3 por ciento de CiU.

¡Júpiter, por Dios, no los detengas!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s