El pacto de los montes

Artículo publicado en Factual.es el 26-28 de febrero 2010

La gestión inadecuada de los años de bonanza (1996-2007) y unas políticas erráticas para afrontar la crisis y la recesión (2008-09) nos han llevado a la delicada situación en que hoy nos encontramos: una economía endeudada hasta las cejas que camina con muletas y tardará bastantes años en librarse de la pesada carga que la atenaza y paraliza. La gente de a pie que está padeciendo las consecuencias más dolorosas de la recesión –restricciones crediticias, destrucción de empresas y aumento del número de parados– demanda a los políticos que aparquen sus diferencias y se aferra a la idea del pacto como última tabla de salvación.

El Presidente del Gobierno, tras constatar que los Presupuestos no dan más de sí y que se acerca el momento de adoptar decisiones impopulares, aprovechó la oferta que había realizado una semana antes el Sr. Duran i Lleida, portavoz de CiU, en el Congreso, y propuso en el hemiciclo el pasado 18 de febrero un pacto a todos los partidos con representación parlamentaria en el Congreso. El Presidente presentó su oferta como una propuesta abierta a la que se incorporarían las aportaciones de todos los grupos y se dio un plazo de dos meses para concluir los acuerdos. Tanto para él como su partido, consensuar con otras fuerzas políticas algunas tímidas reformas en el Congreso les permitirá diluir sus responsabilidades, tomar cierta distancia ante las cada vez más incómodas organizaciones sindicales, forjar alianzas con vistas a negociar los próximos presupuestos y aislar de paso al PP.

Para los partidos nacionalistas, la debilidad del Gobierno constituye también una oportunidad excelente para obtener nuevas concesiones para sus territorios ‘históricos’ sin apenas levantar sospechas. Incluso al haber planteado el Sr. Duran i Lleida la  conveniencia de alcanzar un pacto con todas las fuerzas políticas incluido el PP –no pueden descartar que sea el PP quien gane las próximas elecciones generales–, los beneficios que consigan reforzarán sus ya crecidas expectativas en las próximas elecciones autonómicas en  Cataluña, al tiempo que podrán presentarse ante las opinión pública española como el partido que una vez más, haciendo un ejercicio de responsabilidad, antepone los intereses generales a los particulares.

El PP, principal partido de la oposición, contempla con desconfianza las maniobras del ejecutivo y prefiere que la responsabilidad por la mala situación económica y las medidas impopulares que se adopten en los próximos meses recaigan enteramente sobre el Gobierno. Aunque los dirigentes del PP afirman que tienen la clave para sacarnos de la recesión y que bastaría con dar un giro de 180 a las políticas del Gobierno  para que las cosas comenzaran a mejorar, sospecho que son conscientes de que la situación económica va a seguir siendo mala gobierne quien gobierne durante los próximos dos años. Y al PP no le interesa en estos momentos compartir con el PSOE la responsabilidad de adoptar medidas impopulares, como subir impuestos, imponer austeridad salarial, reformar el mercado laboral o alargar la edad de jubilación.

Habrá pacto para que en lo esencial nada cambie.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Economía

2 Respuestas a “El pacto de los montes

  1. José Antonio Gómez Yáñez

    Se que es abusar de tu bonhomía. Pero ¿qué opinas del documento “Acuerdo Político para la recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo” que ha repartido el gobierno a los grupos parlamentarios.
    Un abrazo.
    José Antonio Gómez Yáñez

    • Clemente Polo

      Mi querido José Antonio:

      Como continuación al artículo “Endeudados” que publicó Expansión el 6 de marzo, hay otro en cartera titulado “De la recesión al pacto” y otro que le seguirá con el título “¿Qué pacto?” en los que matizaré mi opinión. Creo que hace falta un pacto siempre que aborde las reformas esenciales y lo suscriban PSOE y PP y todos los que quieran sumarse. La tragedia es que acabaremos teniendo un pacto con los nacionalistas que servirá para seguir destrozando desde dentro lo que pretendemos hacer hacia afuera: construir Europa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s