Se estrecha el cerco a CDC

Artículo publicado en Libertad Digital el 12 de noviembre 2011

Cada día que pasa se aclara un poco más el asunto del Palau y la investigación judicial va confirmando la hipótesis que expuse unos meses después de destaparse el escándalo: dos bobos, balbuceante uno (Millet) y amnésico el otro (Montull), no pudieron sustraer 35,6 millones de euros de las arcas del Consorcio del Palau y de la Fundación Orfeó Catalá-Palau de la Música sin la activa colaboración del partido con mando en plaza: Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), la formación de Jordi Pujol, Artur Mas, Xavier Trias, Felip Puig, Oriol Pujol, Francesc Homs, Carles Torrent, Àngel Colom, Daniel Osàcar, Jordi Turull, etc.

En una Cataluña donde ninguna comisión se pagaba sin conocimiento del Honorable Pujol –me limito a sacar la conclusión lógica de las declaraciones que hizo en un programa de televisión tras destaparse el caso Palau en las que advertía a sus adversarios que “si entramos aquí, nos haremos mucho daño porque entonces… podría decir… éste le dio tanto a tanto, éste le dio tanto a tanto y éstos dieron tanto a tanto… [y] todos apestaríamos un poco”– nadie puede dar pábulo a la versión de los hechos puesta en circulación por CDC que intenta presentar a Pujol, Mas y su banda de presuntos comisionistas como una troupe de ingenuos despistados cuya confianza traicionaron los desalmados Millet y Montull.

Felizmente, la verdad parece que va abriéndose paso y el pasado 2 de noviembre el fiscal Sánchez Ulled solicitó al juez Solaz que abra una causa separada para investigar las presuntas comisiones recibidas por CDC a través de los dos “desalmados”. El escrito del fiscal indica que se han encontrado evidencias documentales de que una parte del dinero que salía del Palau de manera opaca e iba a parar a las arcas de CDC (o a las cuentas de sus acreedores) corresponde a comisiones ilícitas pagadas por empresas favorecidas con concesiones de obras públicas. Aunque los pagos a veces se fraccionaron en varios años para dificultar su detección, se ha comprobado que las cuantías totales desembolsadas corresponden a una comisión del 4% sobre el importe de la obra que se repartía entre los amos de la Casa Gran del catalanismo, CDC (2,5%), y los amos del Palau, Millet y Montull S.L., (1,5 %).

El fiscal pide además que se impute a Àngel Colom, secretario de inmigración de CDC, y a Daniel Osàcar, miembro de la dirección de CDC desde 2005. Al parecer, el Sr. Colom recibió al menos 75.126,51 euros del Palau para liquidar las deudas del ya disuelto Partit per la Independencia. Por su parte, el Sr. Osàcar, apoderado de la empresa Natur System S.L., a la que Millet encargó las obras de rehabilitación de las partes nobles del Palau de la Música, se convirtió en secretario personal de Artur Mas en el año 2000 y en 2005 ascendió a secretario de finanzas de CDCy administrador la Fundación Trías Fargas (rebautizada como CatDem), sustituyendo en los cargos al fallecido Carles Torrent. Ambos aparecen en la agenda roja de Millet como receptores de comisiones de algunas empresas beneficiadas con adjudicaciones de obras por los gobiernos de Jordi Pujol.

Poco se hizo esperar la respuesta de CDC tras conocerse la petición del fiscal de imputar al Sr. Osàcar, uno de los colaboradores más próximos del Sr. Mas desde los años 90. El líder nacionalista volvió a enfundarse la “senyera” y manifestó que “no es la primera vez que la Fiscalía entra en campaña semanas antes de unas elecciones con el único objetivo de desacreditar a una oposición que facilitaría el cambio que está más cerca que nunca”. De nada sirvió que la Fiscalía negara tajantemente cualquier intencionalidad política en su actuación y el Sr. Turull, diputado y portavoz de CDC en la comisión que investigó el caso Palau en el Parlament de Cataluña, afirmó que había presiones políticas para que “el tema apareciera en campaña” y se pusiera “en duda el nombre de CDC”. Y el Sr. Trias i Vidal de Llobateras, líder de CDC en el Ayuntamiento de Barcelona, manifestó que el Sr. Osàcar, coordinador de su comité electoral, es una “de las mejores personas” que ha conocido en su vida. ¡Da miedo imaginar cómo deben ser el resto de los conocidos del aspirante de CDC a la alcaldía barcelonesa!

Sólo se me ocurre, para animar la previsible campaña electoral que se inició el 12 de noviembre, que un grupo de simpáticos “Papa Noeles” caracterizados como lideres convergentes recorran Cataluña (o al menos el área metropolitana de Barcelona) estas dos semanas anunciando en sus voluminosos sacos, no el luminoso cambio prometido por CDC, sino el regreso a la Generalitat de los presuntos saqueadores del Palau.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s