Calma chicha tras la tempestad

Artículo publicado en el diario Expansión el 3 de febrero de 2011

Los datos del mes de enero sobre afiliación a la Seguridad Social y registro de parados vienen a confirmar la desaceleración de los virulentos procesos de destrucción de empleo y aumento del paro que han sacudido la economía desde 2008. Aunque la afiliación registra una caída significativa (223.143), la cifra desestacionalizada, 17.582.334, apenas difiere de la de diciembre (17.582.689). En 130.930 personas aumentó el paro registrado, aunque también en este caso hay que descontar el componente estacional atribuible al final de las fiestas navideñas.

Las cifras no invitan al optimismo pero sumadas a los datos de la EPA del cuarto trimestre de 2010 publicados la semana pasada sugieren que se ha dejado atrás la fase más dolorosa de la recesión. El número de ocupados (18.408.900) cayó en 237.800 personas durante el último año, pero la tasa de caída, 1,28%, resulta muy inferior al 6.1% registrado a finales de 2009. En cuanto a los parados, su número (4.696.600) aumentó en 370.100, pero su tasa de variación 8,55%, aunque todavía elevada, se compara favorablemente con la pavorosa cifra (34,87%) de hace un año. Por último, la tasa media de paro se situó en el 20,33%, una cifra que produce escalofríos, pero cuyo incremento, 1,49 puntos, durante este año resulta modesto en comparación con el registrado en 2009 (4,95 puntos).

Desde una óptica más sectorial, las cifras de la EPA ponen de manifiesto que durante el último año se han perdido empleos en los sectores industrial (58.100) y, sobre todo, Construcción (230.200), los dos sectores cuyo balance arroja una contracción de 690.600 y 1.097.800 empleos, respectivamente, desde el primer trimestre de 2008. Por otra parte, la reducción de la ocupación se concentra de nuevo en los segmentos más jóvenes de población: 23,33% para los comprendidos entre 16 y 19 años y 10,86% para el segmento 20-24 años. En cuanto a las disparidades de las tasas de paro, se constata que la tasa de paro de los españoles (18,47%) es muy inferior a la de los extranjeros (30,4%), y las tasas de los jóvenes con edades entre 16-24 años (42,8%) duplican la media nacional. Asimismo, se consolida la enorme brecha que separa las CCAA con tasas de paro más elevadas (Canarias, 28,96%, y Andalucía, 28,35%) y más bajas (El País Vasco, 10,89%, y Navarra, 11,65%).

A la vista de estas cifras, se puede concluir que los efectos de la recesión y actual  estancamiento han afectado principalmente a los sectores Industria y Construcción, así como a los jóvenes (inmigrantes o no) menores de 24 años, principales víctimas de la temporalidad que han perdido casi un millón de empleos y visto triplicarse su tasa de paro desde el cuarto trimestre de 2007. Durante este período, se ha mantenido la gran brecha que separa las tasas de paro de las CC. AA., indicativa de que la descentralización administrativa, en general, y la cesión de competencias en materia laboral, en particular, están reduciendo a nada la movilidad espacial de la fuerza laboral y segmentando en compartimentos estancos el mercado. Una razón más para examinar con sentido de Estado las ineficiencias ocasionadas por el Estado autonómico.

Sin duda, la cuestión clave con vistas al futuro es lograr que el empleo crezca pronto y con fuerza. Para poner en marcha el proceso, resulta indispensable despejar de una vez por todas (se han perdido más de dos años) las incertidumbres que pesan sobre la solvencia de nuestro sistema financiero y la capacidad del Estado para sostener el actual sistema de bienestar (pensiones, prestaciones de desempleo, servicios sanitarios y educativos, etc.), algunas de las cuáles el gobierno de Rodríguez Zapatero parece al fin dispuesto a afrontar con mayor decisión. Pero hará falta además abordar otras reformas para mejorar la flexibilidad y movilidad laboral y aumentar la eficiencia de las administraciones públicas, incluida la lucha contra el extendido fraude fiscal. Se trata, en fin, de promover reformas que aumenten la competitividad y faciliten la proyección exterior de las empresas y que mejoren la eficiencia de las administraciones.

Una agenda muy cargada y con frutos a medio plazo, porque, incluso si la mayoría de esas reformas se ejecutan y se logra crear un clima capaz de atraer créditos e inversión, hará falta casi una década de crecimiento del PIB en el entorno del 3% para recuperar los niveles de empleo previos a la recesión, y un crecimiento incluso mayor (4%) para acercar la tasa de paro española a la media europea. De momento, todo apunta a un par de años de calma chicha mientras se digieren los excesos financiero-inmobiliarios.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

5 Respuestas a “Calma chicha tras la tempestad

  1. JL

    Puigcercós llego a decir que en “Andalucía no pagaba ni Dios impuestos”, el discurso de que Cataluña mantiene al resto de España, luego sale Ridao en Expansión para decir “Cataluña es la teta de la que chupan todos”, sigue Mas de que se va a replantear las relaciones con España como amenaza si no permiten que se siga endeudando Cataluña. Entre tanto el senado pone en marcha las traducciones (con el gasto que supone), nos suben los impuestos, la luz, el agua, el transporte… y los nacionalistas con su mismo discurso nos roban, nos expropian el dinero los españoles, nos persiguen porque nos tienen envidia los españoles, el catalán va a desaparecer en pocos años… estos y otros disparates son el pan de cada día.

    ¿Cómo se siente usted un la caverna nacionalista? me refiero en una universidad la catalana donde cada vez la lengua española es residual, donde un decreto busca acreditar un nivel de catalán para ser profesor en la universidad catalana, donde han dado sus frutos el haberse hecho con la educación y los libros de texto contando la historia y el mensaje nacionalista. Hablamos de que la constitución allí paso a mejor vida, porque las sentencias no se ejectutan sino los más gracioso las interpretan como ellos creen. Suben los impuestos sus políticos y dicen que han sido desde la capital que no reciben suficiente dinero ¿de donde ha salido el déficit y la enorme deuda catalana? me pregunto.

  2. podeis poner algo en mi idioma? gracias 🙂

  3. Rafael Gil Tienda

    Agradezco, como siempre, el análisis completo, factual y ecuánime. Desde Asia, me resulta difícil tener una visión equilibrada de la situación en España en base a la prensa normal, y no tengo el tiempo de acceder a revistas o estudios más completos.

    Por cierto, me he dado cuenta de que en China se bloquea este blog. Son varias veces que no he podido acceder desde Pekín o Shanghai. Al principio pensé que era un problema normal de internet, pero después de varias visitas, no tengo duda. En Hong Kong y otros países de Asia nunca he tenido problemas.

    Gracias, Rafael

    • Clemente

      Gracias, Rafael, por tus siempre amables comentarios. En cuanto a lo del bloqueo, supongo que obedece a alguna actuación de orden general porque no he escrito nunca nada sobre China.

      Saludos cordiales,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s