Izquierda Unida y UPyD

Izquierda Unida (IU) es desde hace ya muchos años una coalición invertebrada, con facciones en El País Vasco (EB) y Cataluña (ICV y EUiA)  que actúan por cuenta propia, y que, como ha puesto de manifiesto el conflicto entre su comité federal y la federación de Extremadura tras las elecciones autonómicas del 11M, continúa su proceso de desintegración orgánica. Cuenta además con un líder del PCE, Cayo Lara, tosca reencarnación de Anguita, cuyas opiniones sobre los bancos, el capitalismo, el reparto de la riqueza, y cuyas propuestas para sacarnos del agujero provocan, por su ingenuidad, rubor ajeno. Sólo en un punto encuentro acertado el diagnóstico de IU: el gobierno de Rodríguez Zapatero ha sido irresponsable al no garantizar los ingresos suficientes para mantener los servicios públicos y no combatir con mayor decisión el fraude fiscal. Dejando al margen la escasa solvencia de sus propuestas, los electores del PSOE que están planteándose apoyar a IU tendrían que sopesar si sus votos van a servir par impulsar políticas de izquierda, como afirma Lara, o para que el PP alcance la mayoría absoluta.

UPyD es un partido que propugna regenerar la política de puertas para afuera y que cuenta como principal activo a su portavoz, la Sra. Díez, crítica feroz de la política antiterrorista del gobierno de Rodríguez Zapatero (2004-2011: 12 asesinatos de ETA) que ha abocado a ETA a anunciar el “cese definitivo de su actividad armada”. Semejante puesta en escena sólo puede entenderse como una estratagema para encubrir sus años de colaboración voluntaria y voluntariosa con los nacionalistas vascos (1991-1998: 137 asesinatos de ETA) en el gobierno de “Euskadi”, como entonces denominaba ella al País Vasco. UPyD tampoco ofrece una sola propuesta seria –¡escuchen con atención esta entrevista!– para resolver la crisis económica o regenerar la política. No obstante y al igual que IU, el partido de Díez atraerá a bastantes votantes desencantados con las políticas de Rodríguez Zapatero y a algún que otro votante despistado del PP como Vargas Llosa. Cada voto que UPyD robe en Madrid al PSOE ayudará a amplificar la victoria del PP y eso lo saben muy bien los medios de comunicación que, por el momento, lo apoyan.

En relación a su propuesta estrella de UPyD de devolver al Estado central todas las competencias en fiscalidad, educación y sanidad, cabe decir que, además de ser anticonstitucional mientras existan CCAA y Ayuntamientos, resulta no sólo innecesaria para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los españoles o combatir la inmersión lingüística, sino un impedimento para que los gobiernos autonómicos y locales establezcan sus legítimas prioridades. Por decirlo con suavidad, UPyD pretende retrotraernos al tiempo en que el arte de la cirugía se resumía en el dicho tan español de “muerto el perro, se acabó la rabia”. Seguro que al escuchar tales simplezas, Franco asiente y aplaude desde la tumba.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s