Se agudiza la caída

Artículo publicado en el diario Expansión el 28 de julio de 2012

(Enviado el 27 de julio)

Las magnitudes laborales de la EPA en el segundo trimestre reflejan la agudización de la caída del PIB que adelantaba el “Informe trimestral de la economía española” publicado en el Boletín Económico del Banco de España (BdE) hace unos días. Impulsado por la contracción de la demanda nacional, 1,2% respecto al trimestre anterior, sólo parcialmente compensada por la expansión de la demanda externa neta (0,8 puntos porcentuales), el PIB retrocedía el 0,4% en tasa intertrimestral y el 1,0% en tasa interanual. Asimismo, el BdE estimaba la reducción interanual de la ocupación en el 4,6%, una cifra muy superior a la caída del PIB.

Pues bien, los resultados de la EPA confirman el estancamiento de la ocupación en un trimestre habitualmente expansivo y estiman en 865.000 personas la caída interanual del número de ocupados, equivalente al 4,84%. Los parados, el otro componente de la población activa, aumentaron en 859.400 personas, con unas tasas de crecimiento del 0,95% sobre el trimestre anterior y del 17,78% sobre el segundo trimestre de 2011. Al comparar estas tasas interanuales de reducción de la ocupación (4,84%) y aumento del número de parados (17,78%) con las del segundo trimestre de 2011, 0,94% y 4,05 por ciento, respectivamente, se obtiene una idea más precisa de hasta qué punto las medidas restrictivas adoptadas en los últimos trimestres han cortado de raíz la tímida recuperación iniciada en el segundo semestre de 2010 y nos han adentrado en una nueva recesión.

A pesar de la contención de la población activa (23.110.400), prácticamente estancada en los últimos trimestres, el aumento del número de parados en los últimos 12 meses ha elevado su cifra hasta 5.693.100, un nuevo hito, y la tasa de paro hasta el 24,63%, 3,74 puntos más que hace un año, y una décima por encima del máximo histórico, 24,54%, alcanzado en el primer trimestre de 1994. Alta como es la tasa de paro para el conjunto de la población, la cifra resulta casi irrisoria cuando se compara con las tasas que soportan los jóvenes con edades comprendidas entre 16 y 19 y 20 y 24 años que alcanzan también cotas históricas: 73,27 y 48,93 por ciento, respectivamente, frente a una tasa del 21,91% para los mayores de 25 años. Estas estratosféricas tasas de paro no sólo constatan la enorme dificultad de los más jóvenes para incorporarse a la vida laboral –y la consiguiente necesidad de subsistir en el seno de las unidades familiares–, sino la casi imposible tarea a que se enfrentan los parados para superar su situación: aunque 859.117 personas que estaban paradas en el trimestre anterior lograron salir del pozo, otras 802.157 que estaban ocupadas el trimestre anterior cayeron en él.

La variación del empleo por sectores y Comunidades Autónomas respecto al primer trimestre apunta a que el inicio de la temporada turística en Baleares ha permitido enjuagar las caídas registradas en Agricultura e Industria. Sin embargo, ha sido la reducción del empleo en el sector servicios, 500.000 personas en los últimos 12 meses, la que explica el 57,8% de la caída de la ocupación en los últimos 12 meses. En dicho período, también se ha reducido la ocupación en 237.300 personas en Construcción y 139.500 en Industria. La intención manifestada por numerosas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos de seguir recortando el empleo, tanto en la propia administración como en empresas públicas dependientes, apunta a que el proceso de destrucción de empleo en servicios puede recrudecerse el próximo otoño coincidiendo con la entrada en vigor del IVA que debilitará algo más la demanda privada.

Atendiendo a la situación profesional, los datos indican que el número de trabajadores por cuenta propia apenas ha variado en el último trimestre y ha registrado un ligero aumento (0,34%) en los últimos doce meses. Por tanto, la caída del número de ocupados recae exclusivamente sobre los asalariados con contrato temporal (496.400) e indefinido (398.800). La tasa de temporalidad que inició un rápido descenso durante la recesión 2008-2010, se estabilizó en el segundo semestre de 2010 y hasta repuntó ligeramente hasta el tercer trimestre de 2011, ha caído 2,4 puntos porcentuales desde entonces y se sitúa en el 23,7%. Es obvio que esta disminución, no responde a un aumento de los contratos indefinidos –se han perdido 338.100 en los tres últimos trimestres– sino al recorte de plantillas que sigue recayendo con más intensidad sobre este colectivo.

Incluso admitiendo que las comparaciones históricas ignoran los cambios metodológicos introducidos en la EPA a lo largo del tiempo, los abultados valores alcanzados por las tasas de paro confirman la anormalidad extrema y algo paradójica de nuestro mercado laboral, que si bien exhibe unas tasas de paro sólo comparables con las registradas en Estados Unidos durante la Gran Depresión del siglo XX –y otros países en circunstancias muy adversas: guerras, hiperinflaciones, etc.–, las caídas del PIB que registra la Contabilidad Nacional de España desde 2008 resultan ridículamente pequeñas en comparación con las estimadas para los Estados Unidos en dicho período.

Aclarar esta ‘anomalía’ no sólo tiene cierto interés académico sino profundas implicaciones para las cuentas públicas que destinan desde 2009 más de 30.000 millones cada año a pagar  las prestaciones de los desempleados, una cifra que superaba holgadamente la destinada a abonar los intereses de la deuda pública. Estas prestaciones constituyen, sin duda, una ayuda imprescindible para muchos hogares –¡la EPA estima en 1.737.600 los hogares con todos sus miembros en paro!– pero resulta absolutamente imprescindible asegurarse de que sus perceptores no trabajan y están buscando activamente empleo, entre otras cosas porque para mantener dichas prestaciones las Administraciones se han visto obligadas a reducir los salarios a millones de empleados públicos, rescindir los contratos de otros muchos, y recortar sus compras con el consiguiente empeoramiento de la calidad de los servicios públicos y las infraestructuras.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Economía, Política nacional

3 Respuestas a “Se agudiza la caída

  1. Liberal

    Lo que usted propone se llama socialismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s