Fracaso del independentismo en Cataluña

Artículo publicado en el diario Expansión el 26 de noviembre de 2012

Llegó por fin el día 24 y acabó una campaña electoral que el gobierno catalán pretendió convertir en un plebiscito sobre la independencia de Cataluña, a fin de evitar que Mas tuviera que explicar los incumplimientos flagrantes de su programa, la irresponsable manipulación por parte de su gobierno del supuesto déficit fiscal de Cataluña y las graves acusaciones de corrupción que planean sobre su partido, Convergencia Democràtica de Catalunya (CDC). Y no me refiero a las revelaciones sobre supuestas cuentas opacas que Mas y Pujol tendrían en Suiza y han irrumpido al final de la campaña, sino a toda la bien documentada trama de extorsión mafiosa con la que CDC se habría presuntamente financiado cobrando comisiones a empresas a las que los gobiernos de Pujol habían adjudicado obras públicas multimillonarias.

 Elecciones decisivas

Haciendo gala de su oportunismo e irresponsabilidad, Mas aprovechó el éxito de convocatoria de la manifestación del 11S para anunciar el 26 de septiembre el final de la legislatura antes de completar dos años en el cargo. La excusa esgrimida, disponer de mayoría absoluta para plantear al gobierno español la realización de un referéndum de autodeterminación en la próxima legislatura, carecía de cualquier viso de credibilidad porque el Parlament aprobó al día siguiente por mayoría absoluta (86 escaños) una resolución para realizar dicha consulta. Lo que desde luego el adelanto electoral  ha conseguido es paralizar la actividad del gobierno durante cuatro o cinco meses, dilapidar un buen puñado de millones de nuestros impuestos y retrasar bastantes meses la aprobación de los presupuestos de 2013. Por eso, hablo de irresponsabilidad.

Estas elecciones tenían también mucha importancia para todos los catalanes que temen que el proceso de secesión que impulsan CiU, ERC y otros partidos independentistas no sólo empobrezca a los catalanes sino que dé paso a una sociedad tribal con marcados rasgos totalitarios, al quedar el gobierno en manos de partidos que anteponen los derechos del ‘pueblo’ catalán a los derechos individuales reconocidos en la Constitución y confirmados por las sentencias de los tribunales de justicia, y exhiben la parafernalia característica de los regímenes totalitarios: saludos brazo en alto, profusa exhibición de banderas y cánticos patrióticos. Mas ya ha declarado que no le detendrán “constituciones ni tribunales”, y Homs, portavoz del gobierno en funciones, manifestó hace unas semanas que no descartaba la declaración unilateral de independencia. De todos los partidos que concurrían a estas elecciones, sólo el PP y Ciudadanos han manifestaban decididamente su oposición a la secesión y a la pretensión de construir una sociedad basada en los principios de “una lengua, una cultura y una nación”.

Encuestas preelectorales

Pero una cosa es arrogarse la representación del ‘pueblo’ de Cataluña y otra muy distinta que los ciudadanos catalanes avalen una aventura independentista cuyo propósito es acabar con varios siglos durante los cuáles los catalanes han compartido con el resto de españoles instituciones políticas, mercados y fiscalidad. La encuesta preelectoral del CIS (p. 25), realizada entre el 9 y 29 de octubre y publicada el 8 de noviembre, indicaba que CiU pasaba de 62 a 63-64 y no alcanzaba los 67 necesarios para obtener mayoría absoluta. En cuanto al resto de partidos, el PSC se desplomaba desde 27 escaños a 19, el PP perdía entre 1 y 2 escaños de los 18 actuales y SI pasaba de 4 a 1; entre los ganadores, destacaba el aumento de ERC que pasaba de 10 a 17,  ICV-EUiA que subía 1 escaño hasta 11 y Ciudadanos que pasaba de 3 a 7 escaños.

Ese mismo día, el CEO, un organismo dependiente de la presidencia del gobierno catalán, publicaba los resultados de otra encuesta que otorgaba a CiU con entre 69 y 71, una subida de cuatro escaños a ERC, 3 escaños más par Ciudadanos, y 1 escaño más al PP mientras que ICV-EUiA mantenía su representación de 10 escaños, el PSC perdía 12 escaños y SI quedaba fuera del Parlament. Hay que decir que ninguna de las encuestas realizadas posteriormente por diversos medios de comunicación (El Mundo, La Razón, EL País, El Periódico y La Vanguardia) confirmaba la mayoría absoluta a CiU del CEO. De hecho, la última encuesta realizada por Sigma Dos para el diario británico The Guardian otorgaba a CiU entre 57 y 59 escaños, entre 2 y 4 menos que en 2010, al PSC y PP entre 21 y 22 escaños y a ERC 16. En síntesis, las encuestas apuntaban a que el adelanto electoral para aprovechar la ola independentista del 11S podía constituir un fiasco para Mas, Pujol y CDC.

Resultados electorales

Las estimaciones realizadas con las encuestas a pie de urna otorgaban a CiU entre 54 y 57 diputados, incluso menos de lo que pronosticaba The Guardian, si bien esa caída se compensaba en el bando independentista con una espectacular subida de ERC (20-23 escaños). La otra fuerza claramente independentista, SI, perdía sus 4 escaños y un nuevo partido independentista, CUP, aparecía en la escena con 6-7 diputados. Para el PSC y el PP, los resultados daban tan sólo 16 y 18 escaños para ambos partidos, incluso por debajo de lo que vaticinaban las encuestas preelectorales y se confirmaba el aumento de 3 a 6 escaños de Ciudadanos.

A las 22:54 de la noche, con el 95,7% del voto escrutado, la encuesta de las urnas altera significativamente los resultados que daban las encuestas a pie de urna. CiU obtiene 50 escaños, 12 menos que en 2012, una caída que beneficia sobre todo a ERC que sube de 10 a 21 escaños. SI perdía sus 4 diputados y un nuevo partido independentista CUP irrumpía en el Parlament con 3 escaños El PSC sufría también una caída espectacular, pasando de 28 a 21 escaños, que beneficiaba a ICV-EUiA que sube de 10 a 13 escaños y Ciudadanos que con 9 diputados triplica los resultados de 2010. El PP, el único partido de ámbito estatal presente en las elecciones, registra un ligero avance y pasa de 18 a 19 escaños.

CiU planteó estas elecciones como un reto al estado español y ha salido derrotada del envite: lo único que ha conseguido es perder 12 de diputados que sumados a los 4 que pierde SI no compensan el aumento de 14 escaños que registran ERC y CUP. Quienes creemos que el proyecto de independencia no sólo va en contra del espíritu que anima la construcción de la UE sino que podría provocar una grave fractura social y perjudicar seriamente los sectores más dinámicos de la economía catalana, nos sentimos moderadamente satisfechos. Estas elecciones han demostrado que no es tan fácil engañar a los catalanes como creían Mas y sus consejeros,  los medios de comunicación públicos y privados cuya supervivencia depende de las subvenciones de la Generalitat. Se ha parado la primera embestida pero habrá más en el futuro y el resultado final dependerá de qué hagamos a partir de ahora.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Economía, Nacionalismo, Política nacional

3 Respuestas a “Fracaso del independentismo en Cataluña

  1. Xavi Boleda

    Totalmente inesperado fracaso de CIU , quizás he pecado de inocente pero me esperaba que ganarían algunos escaños , es cierto que sus votos se han ido a esquerra, pero más allá del sentimiento soberanista, yo personalmente he aprendido una lección sobre los ciudadanos , y creo que el señor Mas la habrá aprendido también , no hay que tomar por estúpida a la población porque te puedes llevar un chasco , pues bien ahí esta el resultado.
    Yo no soy en absoluto independentista pero respeto al que lo sea, y me parece mas coherente que los votantes independentistas hayan elegido a esquerra para su voto soberanista, aunque economicamente y a nivel de gestión esquerra ya ha demostrado que son lo peor de la política catalana.
    Veremos ahora que futuro nos depara la política catalana, imagino que veremos extraños, muy extraños compañeros de cama.

  2. Maleni

    Modestamente, deseo que ERC se convierta en socio de gobierno de CIU. Si los “auténticos” soberanistas en Cataluña, los de ERC, tienen posibilidades reales de gobernar o de influir en el gobierno, se impondrá un pragmatismo por parte de todos. Ya no estamos ante amenazas, sino ante un escenario cierto, en el que primará (por parte de algunos, al menos) el sentido común. Y, desde luego, la corrupción es la gran baza que tiene la oposición ejercida, entiendo yo, por C’s. De momento, es el partido más idóneo para denunciar la corrupción. Veriamos cómo llevaría ERC que le diesen carteras estando al mismo tiempo vigilado con lupa.
    Lo que quizá más me ha sorprendido en el periodo de campaña electoral es el control que ejerce el nacionalismo en Cataluña sobre los medios de comunicación. La impresión que he obtenido es que es mucho mayor que la que ejerce en Euskadi.

    • En mi último artículo “Una plan de ruta frente al independentismo catalán” sugería que es muy probable que ERC no quiera entrar en el gobierno. El mayor respaldo electoral 533.000 votos lo obtuvo en 2003 antes de gobernar. Lo que les va es remover conciencias y hacer creer a la gente que estarían mucho mejor si Madrid no les robara. Ese es su programa y participar en la gestión de una economía intervenida no les va ayudar a seguir sumando fanáticos. A veces uno se pregunta, ¿cómo es posible que convenzan tamañas tonterías que no tienen base histórica -Cataluña se ha beneficiado enormemente del mercado del resto de España desde al menos 1850- ni actual -el resto de España sigue siendo el principal destino de las exportaciones catalanas-? La respuesta es que la gente cree muchas cosas que no tienen base racional alguna, y si no que se lo digan al movimiento creacionista en los Estados Unidos que ha logrado en muchos estados que esta ‘doctrina’ reciba la misma atención que el evolucionismo.

      En cuanto a la prensa. Hace tiempo le dediqué un artículo titulado “Diarios parroquiales” en el que me refería a este asunto. La mayoría de los diarios catalanes, incluida La Vanguardia, se sostienen gracias a las subvenciones. El pasado jueves solicitaron entrevistarme en Catalunya Radio el viernes, dos días antes de las elecciones, en el programa que dirige Manel Fuentes. El viernes estuve esperando la conexión a las 8:15 que no llegó a producirse. Hacia las 8.35 recibí un mensaje de texto en mi móvil en el que se me comunicaba que no había sido posible realizar la conexión. Está claro que alguien había decidido que no convenía hablar sobre los resultados del estudio sobre el peso de las exportaciones que recogían en titulares y al que dedicaban gran espacio muchísimos medios de comunicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s