Nos ha tocado la lotería

21 de diciembre de 2012

Tras varias semanas de forcejeo, los amos de la Masía Gran han entregado las llaves a los rabasaires y a partir de ahora comienza un período de inestabilidad y confrontación permanente con el gobierno español.

CiU, por mucho que diga lo contrario alguno de sus líderes, ha sucumbido a su propia estrategia de intentar ponerse al frente del proceso independentista, como el PSC en su día también sucumbió a su estrategia de liderar el nacionalismo elaborando el proyecto de Estatut aprobado en septiembre de 2005.

A partir da ahora se acentuará el proceso de confrontación. A los dos temas habituales, el supuesto déficit fiscal de Cataluña y la imposición de la inmersión lingüística, se añadirán otros, como la transformación de los Mossos en una policía integral -el pasado 19 regresaba de Santiago a las 12 de la noche y para mi sorpresa vi a varios ‘mossos’ patrullando por la terminal T1, algo que no había presenciado hasta ahora- , la creación de una administración tributaria propia y un banco nacional y la puesta en marcha de una administración de justicia ‘propia’ que haga la vista gorda ante los presuntos delitos cometidos por loa líderes de CDC.

A quienes consideramos sectario y económicamente desastroso romper una unión económica y política que se remonta varios siglos atrás, nos compete organizarnos en Cataluña y continuar defendiendo nuestros ideales progresistas. A quienes se consideran socialdemócratas, creando un nuevo partido que permita a los catalanes socialdemócratas poder volver a votar. Y a quienes se encuentran a gusto votando al PP y a Ciudadanos movilizándose para la que se avecina.

En todo caso, resultará fundamental darse cuenta de que el ataque va contra todos y que hay que anteponer la unión a cualquier discrepancia. Me refiero, sobre todo, al papel que tiene que jugar Rajoy y Pérez Rubalcaba en esta coyuntura, una vez que el nacionalismo catalán se ha quitado la careta y cuestiona todas las instituciones del Estado, que pese a sus defectos, apoyamos la inmensa mayoría de los ciudadanos, no para reformarlas sino para desprestigiarlas y destruirlas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s