La ‘eurización’ de la economía catalana

Artículo publicado en el diario Expansión el14 de diciembre de 2013

Mas y JunquerasMas y Jonqueras, cabezas visibles de CDC y ERC, los dos partidos que con la aquiescencia de UDC, han convertido la independencia de Cataluña en el objetivo central de su acción de gobierno, pretenden convocar un referéndum inconstitucional para preguntar a los españoles residentes en Cataluña (catalanes a partir de ahora) si quieren que Cataluña sea un estado independiente. Más allá de las preferencias de cada uno al respecto, lo más asombroso de su iniciativa es que presenten una aventura que puede empobrecer a los catalanes como la panacea que resolverá todos sus problemas. En “La economía catalana: pasado, presente y futurible” (Expansión, 17 de marzo) ya examiné los efectos negativos que tendrá la ruptura del mercado único español y europeo sobre la producción, el valor añadido y el empleo en Cataluña, y expuse las dificultades que entraña repartir equitativamente los activos (capital público) y los pasivos (deuda pública) que España ha acumulado durante varios siglos en los que Cataluña ha formado parte de España y obtenido enormes beneficios. SeatEste artículo lo dedico a examinar las implicaciones de la ‘eurización’ de la economía catalana, es decir, el mantenimiento del euro como medio de cambio y depósito de valor tras convertirse Cataluña en un estado independiente.Grupo Alimentario Guissona

Cataluña quedará fuera de la UE y la Eurozona  

Banderas al viento de la UELo primero que deberían hacer quienes apuestan por la independencia es reconocer que, en ese escenario, Cataluña, cuya economía supone en torno al 19 % de la economía española, el 2,1 % de la Eurozona y el 1,6 % de la UE,  quedaría fuera de la UE y la Eurozona, y explicar a continuación cuáles serían las consecuencias económicas de la misma. Durante bastantes meses,  los independentistas han intentado confundir a la opinión pública afirmando que Cataluña estaría en la UE sí o sí; y cuando se han visto obligados a reconocer que no será así, han trasladado la falsa esperanza de se alcanzarán acuerdos comerciales y monetarios que evitarán las graves consecuencias de la exclusión. Barroso ratifica que Cataluña quedará fuera de la UEHace pocas semanas, Barroso, presidente de la Comisión Europea, ratificó por escrito lo que todo el mundo sabía pero aviesamente ocultaban Mas y Junqueras a los catalanes: que si Cataluña se independiza quedará fuera de la UE y tendrá que solicitar su adhesión y contar con el apoyo unánime de todos los Estados miembros. En otras palabras, la independencia de Cataluña supondrá que el nuevo estado catalán quedará fuera de la UE durante un largo período que podría prolongarse durante quinquenios o décadas. Esta es la realidad que puede gustar o no, dejar indiferentes a unos y hasta animar a quienes ven la UE como otro corsé a la soberanía de Cataluña.BCE

Consecuencias de la ‘eurización’

Banc de SabadellEn una entrevista reciente, el presidente de una importante entidad financiera catalana dijo no tener Plan B porque, entre otras cosas, no cree que la sangre llegue a la riera. Cierto, porque el gobierno de España tiene poderosas razones políticas y económicas para impedir semejante despropósito. Sin embargo, están haciendo un flaco favor a la economía española (y a la catalana) quienes han optado por ponerse de perfil para evitar convertirse en blanco de los partidos que apoyan el referéndum independentista, pues cuanto más se alargue esta ficción mayor será la fractura social y la frustración causadas.

la Caixa fotoComo saben muy bien los responsables de cualquier institución financiera monetaria en Cataluña, especialmente aquéllas que tienen ya el grueso de su negocio en el RDE, la independencia de Cataluña les obligaría a desdoblarse para poder operar en España, donde declararían buena parte de sus beneficios e ingresarían el correspondiente impuesto de sociedades, y donde centralizarían sus operaciones con el BCE. No sería ésta la única consecuencia de la ‘eurización’ de Cataluña. La presente crisis financiera ha puesto de manifiesto la existencia de importantes diferenciales en el coste de financiación incluso entre países de la Eurozona; pues bien, si Cataluña se independizara, las empresas y familias se verían obligadas a soportar diferenciales incluso mayores a los actuales, porque la prima de riesgo aumentaría al quedar Cataluña excluida de la Eurozona y estar su deuda pública calificada como bono basura. La ausencia de una agencia tributaria y unos servicios de inspección financiera consolidados añadirían más leña a la hoguera.Gráfico de la prima de riesgo

Se producirán también cambios importantes en el volumen y composición de los activos y pasivos de las entidades financieras catalanas. Para empezar, la contracción de las exportaciones al RDE y la UE, y la deslocalización de empresas contraerán el volumen de actividad económica en Cataluña y la cifra de negocio de sus entidades financieras. Hay, además, razones para esperar que se produzcan trasvases significativos de depósitos y activos desde entidades en Cataluña al RDE. No hay que despreciar el hecho de que el 45,5 % de los ciudadanos residentes en Cataluña se sienten al menos tan españoles como catalanes y sólo el 25,8 % se considera únicamente catalán. En un sistema financiero donde puede operarse electrónicamente, tener las cuentas y activos domiciliados en entidades localizadas fuera de Cataluña puede ser una reacción bastante natural de ciudadanos que se sientan rehenes del estado catalán. Pero más decisivas que las consideraciones patrióticas, resultarán las mayores garantías que ofrecerán a los depositantes las entidades tuteladas por el BCE y los bancos centrales de la Eurozona que las entidades supervisadas por el Banco (central) de Cataluña. Por último, los inversores tendrán en cuenta el riesgo de que el nuevo estado catalán se vea abocado a introducir su propia moneda, con un valor muy inferior al euro, lo cuál podría ocasionarles sustanciales pérdidas de capital a quienes mantengan depósitos y activos en entidades en Cataluña.Rajoy con Draghi, presidente del BCE, en Barcelona

A los efectos sobre las entidades financieras habría que sumar la diversión de flujos de inversión hacia otros países de la UE y la Eurozona que a buen seguro traerán la exclusión de Cataluña de la UE y el aumento de los costes financieros. El efecto combinado del aumento del déficit exterior, las salidas de capitales y la reducción de la inversión extranjera provocará a su vez una contracción de la cantidad de dinero en circulación, efectivo más depósitos a la vista, en Cataluña, lo cuál a su vez generará más presiones al alza sobre los tipos de interés y el coste de financiación de familias y empresas. Más pronto que tarde, Cataluña se verá abocada a introducir controles de capital para evitar salidas masivas de capitales y a introducir una moneda propia con un valor muy inferior al Euro, con consecuencias desastrosas para los balances de las empresas y entidades financieras que hayan contraído deudas en euros.

Conclusión

Companys declara el Estado CatalánLa independencia de Cataluña supondrá la ruptura del mercado único español y del mercado único europeo y la salida de la UE y la Eurozona durante un período prolongado de tiempo. Ni un solo Estado de la UE avala la aventura independentista. Cataluña quedará, por tanto aislada, política y económicamente, y su economía seriamente debilitada por las caídas de las exportaciones a España y al resto de la UE, la deslocalización de empresas y entidades financieras, la elevación de la prima de riesgo, la salida de capitales, la diversión de las inversiones extranjeras, y finalmente la introducción de una moneda propia que exacerbará la fuga de capitales. Cataluña podría tal vez haber llegado a ser la Holanda del Sur (o, más probablemente, un Departamento de Francia) si se hubiera independizado en 1640, pero lo que es seguro es que la independencia hoy, incluso si pudiera lograrse sin provocar un conflicto violento, sólo servirá para empobrecer a los catalanes.  Osàca, secretario personal de Mas y tesorero de CiU, imputado en el caso Palau, antes de su comparecencia ante la Comisión del Parlament qu investigó el caso

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Nacionalismo, Política nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s