1 de octubre (Abans del nou de novembre)

Unos centenares acudieron a la llamada de la ANC y Omnium para apoyar la firma de la Ley de consultas

Unos centenares acudieron a la llamada de la ANC y Omnium para apoyar la firma de la Ley de consultas

Comentaba en mi anterior entrega, la escasa afluencia de público que acudió a celebrar en la plaza de Sant Jaume el pasado sábado, 27 de septiembre, la firma de la convocatoria de la consulta del 9N con el fin de constatar si los catalanes quieren constituir un estado propio e independiente. Se había dispuesto un minucioso protocolo con el fin de realzar el acto y otorgar el máximo protagonismo posible a Mas que se había recluido la noche previa en el palacio de los Canónigos para encomendarse a Sant Jordi (¿Pujol?) y velar la pluma Inoxcrom con la que estamparía su firma. A la hora de la firma, allí estaba puntualmente el sacristán con su flamante corbata roja y todos los subalternos de CDC, ERC, el Parlament, el Consell Nacional, etc., etc.

Mas con Junqueras y de Gispert tras la firma

Mas con Junqueras y de Gispert tras la firma

El astuto ‘zorro de Sant Jaume’ y sus consejeros áulicos erraron una vez más en sus cálculos. Pensaron, imprudentemente, que la firma de la convocatoria permitiría encubrir rápidamente las vergüenzas de Pujol, su familia y su partido, CDC, tras la comparecencia del honorable defraudador confeso en el Parlament la tarde anterior. Con lo que no contaba Mas es que la bochornosa comparecencia de Pujol, abroncando a los diputados y defendiendo su virginidad inmaculada e incorruptibilidad a toda prueba, podría actuar como un boomerang y causar consternación y rechazo en la mayoría de los catalanes. Mas debería haber distanciado la comparecencia de Pujol de la fecha elegida para la firma que debería haber sido el 30 de septiembre, aniversario de la aprobación del proyecto de Estatut de 2005 en el Parlament de Cataluña. ¿Cómo no cayó en la cuenta el pequeño David y su tropa de escuderos (Homs, Mas-Colell, etc.)? Quizá porque, Mas que se presenta atendiendo al guión, como David se ve a sí mismo como Goliat.

La plaza de Sant Jaume cubierta de paraguas en apoyo de la consulta

La plaza de Sant Jaume cubierta de paraguas en apoyo de la consulta

Incluso más sorprendente ha resultado la escasa afluencia de público que acudió a protestar la aceptación a trámite por unanimidad de los miembros del Tribunal Constitucional (TC) del recurso presentado por el gobierno contra la Ley de consultas aprobada por el Parlament de Catalunya y el decreto de convocatoria de la consulta del 9N firmado por Artur Mas unos días después. Las estadísticas del número de manifestantes en las concentraciones en las principales ciudades catalanas, según estimaciones de El País, son elocuentes:

Número            Población

(Fuente: El País y otras fuentes)                (Fuente: INE, 1 de enero 2013)

Barcelona         5.000                           1.611.822

Gerona             4.000                                97.292

Lérida              3.000                               139.809

Tarragona       2.500                             133.545

Hospitalet        1.000                             254.056

Badalona             700                             219.708

Sabadell            2.000                            207.649

Sabadell            2.000                             206.749

Terrassa              700                             215.055

Sant Cugat       1.100                               86.108

Vic                       3.000                              41.647

—————————————————————–

Total               23.000                          3.063.433

Las cifras, desde luego, no impresionan: 23.300 manifestantes en ciudades que totalizan bastante más de 3 millones de los 7.5 millones de personas censadas en Cataluña.  La movilización ciudadana se completó con un intento de acampada protagonizado por un centenar de nacional-independentistas próximos al partido CUP que apoya la declaración unilateral de independencia frente a la Delegación del Gobierno en Barcelona. El intento quedó en agua de borrajas tras la intervención disuasoria de los Mossos, la policía autonómica catalana.

 

El pleno de Sant Cugat del Vallés vota a favor de apoyar la consulta del 9N

El pleno de Sant Cugat del Vallés vota a favor de apoyar la consulta del 9N

En Sant Cugat del Vallés (SCV), un municipio relativamente grande, 86.108 personas, gobernado por CiU desde hace décadas y altamente movilizado –el consistorio ha aprobado mociones a favor de la inmersión lingüística y el derecho a decidir, así como de apoyo a la ANC y a la celebración de la consulta del 9N–, las dos organizaciones convocantes, Assèmblea Nacional Catalana y Omnium Cultural, apenas lograron reunir a unos centenares de personas para protestar la decisión del TC, 1.100 según la policía local. A la vista de la foto que se adjunta, tomada en el propio Ayuntamiento y que ofrece una vista de la concentración, más parecen unos centenares que 1.100 personas, pero no importa.

El Ayuntamiento de Sant Cugat acoge a los manifestantes convocados por ACN y Omnium a favor de la consulta independentista

El Ayuntamiento de Sant Cugat acoge a los manifestantes convocados por ACN y Omnium a favor de la consulta independentista

El Ayuntamiento de SCV también preparaba, conjuntamente con ERC, una campaña para promover el voto favorable, sí al estado propio y el sí al estado independiente, en la consulta ahora paralizada por la admisión a trámite del recurso del gobierno en el TC. ¿Seguirá adelante con sus planes la sonriente (mientras no se le lleve la contraria) Conesa, presidenta de la corporación?

Conesa alcalde del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès campaña a favor de la hacer campaña conjunta con ERC a favor de la independencia

Conesa alcalde del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès campaña a favor de la hacer campaña conjunta con ERC a favor de la independencia

¿Quién suministra el abundante combustible (dinero) al movimiento independentista? Si el gobierno de la Generalitat, las Diputaciones y los Ayuntamientos no malversaran los impuestos de los ciudadanos financiando y apoyando a las organizaciones independentistas y los medios de comunicación que les dan cobertura y las jalean,  la movilización se acababa en pocos meses. El gobierno español debe empezar a utilizar, además de sus armas jurídicas, su brazo financiero para evitar que los fondos de todos los españoles acaben financiando el movimiento nacional-independentista en Cataluña.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s