Elecciones decisivas

Artículo publicado en el diario Expansión el 18 de diciembre de 2015

Papeletas electorales

Papeletas electorales.

A nadie se le oculta la importancia de las elecciones generales del 20 de diciembre para determinar el rumbo de España en los próximos años. Los efectos de las dos recesiones más severas que ha registrado la economía española desde los años 50, agravadas por una grave crisis financiera, y el cuestionamiento del Estado social y democrático de Derecho creado en 1978 por diversas fuerzas políticas han puesto a prueba la fortaleza de nuestras empresas e instituciones políticas para afrontar y reconducir la situación. Afortunadamente, la economía española lleva ya varios trimestres creciendo y generando empleo, y el déficit público se ha reconducido a cifras más soportables. Por su parte, las instituciones del Estado han demostrado también su capacidad para responder con serenidad y firmeza al órdago secesionista planteado por algunos partidos catalanes y gestionar con independencia los casos de corrupción que han aflorado en los últimos años.

Forcadell aplaudida tras ser elegida presidenta del Parlament el 26 de octubre y dar un Viva la República catalana.

Forcadell, aplaudida por Bel, Romeva, Rigau y Mas-Colell, tras ser elegida presidenta del Parlament el 26 de octubre y dar un Viva la República catalana.

Superar el legado del PSOE

Gráfico tasa de paro de España.

Gráfico tasa de paro de España antes y durante la Gran Recesión, 2002-2013.

Los dos principales retos a los que se enfrenta la economía española en los próximos años son aumentar la ocupación y refinanciar la enorme deuda acumulada durante estos años. En los últimos diez trimestres las exportaciones en volumen han crecido a una tasa media del 5,2% mientras que el PIB lo ha hecho a una tasa media del 1,02 % y la ocupación a una tasa algo menor 0,59 %. A pesar del buen comportamiento de las exportaciones de bienes y servicios y la favorable coyuntura turística, España tenía todavía 2,7 millones menos de ocupados en el tercer trimestre de 2015 que en el tercer trimestre de 2007 y resultará complicado cuadrar las cuentas públicas si no aumenta la ocupación en los próximos años.

Gráfico deuda pública 1990-2012.

Gráfico deuda pública 1990-2012.

Gráfico con las tasas de crecimiento del PIB, el empleo y la productividad: 2008-2015.

Gráfico con las tasas de crecimiento del PIB, el empleo y la productividad: 2008-2015.

Podemos pues sentirnos satisfechos de que el PIB lleve ya un par de años creciendo y tengamos hoy 1 millón de ocupados más que en el primer trimestre de 2013, pero hace falta mantener este ritmo para crear 2 millones de puestos de trabajo en la próxima legislatura. Excluidos cambios significativos en el empleo público (que implicarían mayor gasto y mayor déficit de las Administraciones Públicas), la tarea más urgente del gobierno que salga de las urnas será impulsar el crecimiento de las exportaciones para generar empleo directo en los sectores exportadores, y empleo indirecto e inducido en el conjunto de la economía. No será sencillo.

Crecimiento de las exportaciones e importaciones (desestacionalizadas).

Crecimiento de las exportaciones e importaciones (desestacionalizadas).

Financiar los abultados déficits de las cuatro Administraciones Públicas (Central, Autonómica, Local y Seguridad Social) y sanear el sistema financiero ha dejado nuestra economía en una situación de gran vulnerabilidad. Aunque el déficit público ha pasado del 11,0% del PIB en 2009 al 4,2% previsto para 2015, y el gobierno prevé seguir reduciéndolo hasta casi alcanzar el equilibrio presupuestario en 2018 (0,3 %), está claro que hemos vivido y seguimos viviendo por encima de nuestras posibilidades como demuestra que la deuda pública haya pasado de 383.798 millones en 2007 a 1.062.315 millones a finales del tercer trimestre de 2015, una cifra prácticamente igual al PIB.

Gráfico de la prima de riesgo española y el valor de las acciones bancarias.

Gráfico de la prima de riesgo española y el valor de las acciones bancarias.

Gráfico Deuda Pública España en % PIB 2009-2017

Deuda Pública de España en porcentaje del PIB.

Como cualquier gobierno serio, el nuevo gobierno tendrá que hacer frente al pago de los intereses y pedir prestado varios miles de millones cada semana sólo para refinanciar las amortizaciones (160.000 millones en 2016). Sólo podemos congratularnos de que las turbulencias que alcanzaron su apogeo a mediados de 2012 se hayan calmado gracias a las medidas del BCE y la prima de riesgo se haya reducido en torno a 500 puntos básicos, y hasta nos paguen ocasionalmente por pedir dinero prestado a corto. Pero tampoco conviene olvidar la dificultad que supone refinanciar esta ingente deuda acumulada y el coste creciente que supondrá hacerlo en un contexto monetario más restrictivo.

 Asegurar la estabilidad institucional

Montoro presentando los Presupuestos Generales del Estado 2016.

Montoro presentando los Presupuestos Generales del Estado 2016.

Resultará crucial mantener la estabilidad política para no alimentar dudas innecesarias sobre nuestra economía que, pese a la mejoría registrada en los últimos trimestres, camina como los acróbatas sobre la cuerda floja. España sigue necesitando un gobierno comprometido con cuadrar las cuentas públicas y que cuente con respaldo parlamentario suficiente para exigir mayor rigor presupuestario a todas las Administraciones. Cuanto antes podamos exhibir un superávit, menores serán la prima de riesgo exigida por nuestros acreedores y el peso de los intereses de la deuda en los PGE, y mejores las condiciones de financiación de nuestras empresas.Constitución española.

Tsipras, candidato de Syriza, con Pablo Iglesias (Podemos).

Tsipras, candidato de Syriza, con Pablo Iglesias (Podemos).

Cuestionar el orden constitucional en estos momentos, y no digamos ya iniciar un período constituyente para blindar derechos sociales o reconocer el ‘derecho a decidir’ de las Comunidades Autónomas, pondría fin bruscamente a la recuperación como ocurrió tras la victoria de Syriza en Grecia el pasado enero. España completó su dolorosa pero ineludible transición política (1976-1982) hace casi cuatro décadas y contamos desde entonces con una Constitución inclusiva que reconoce la igualdad de todos los españoles. Nadie salvo las cúpulas de algunos partidos políticos tiene interés en poner la casa patas arriba, y resulta incongruente que supuestos partidos de ‘izquierda’ pretendan ‘constitucionalizar’ las desigualdades entre españoles ricos y pobres.

Mas y su comparsa

Mas con la bandera y con los líderes de los partidos de ‘izquierda’ catalanes Junqueras (ERC) y Herrera (ICV-EUiA) preparando la consulta del 9-N.

Mas acude a La Moncloa para reclamar el pacto fiscal. Espero que después del daño causado durante los dos últimos años no se premie al que continúe al frente de la empresa.

Mas acude a La Moncloa para reclamar el pacto fiscal.

 

Tampoco resultan convincentes quienes achacan a Rajoy la aviesa intención de aprovechar los malos tiempos para recortar derechos y prestaciones a diestro y siniestro. Aunque sólo sea porque no hay fórmula más segura para ganarse enemigos y perder votos que anunciar recortes, estoy convencido de que Rajoy, como cualquier político, habría preferido oficiar de Rey Mago y haber aumentado más el salario mínimo y las pensiones, extendido la cobertura a los parados y completado con subsidios las rentas más bajas, como prometen hacer algunos partidos sin experiencia de gobierno que se cuidan muy mucho de decir de dónde saldrá el dinero. Ni Rajoy ha acabado con el Estado de bienestar ni pretendía hacerlo y resulta preocupante que hombres reflexivos como Javier Marías digan que la pasada legislatura “han sido cuatro años de desastre absoluto en todos los frentes”. No es cierto y la mayoría de los argumentos económicos que presenta para justificar su posición de que a pesar de que “quienes pueden sustituir a este Gobierno no son muy de fiar… casi cualquier prueba, casi cualquier riesgo, me parecen preferibles,” son muy endebles si no falsos.

Gráfico número de pensiones y pensionistas.

Gráfico número de pensiones y pensionistas.

 Por un gobierno sólido y eficaz

Más allá de los méritos o deméritos de las medidas económicas e iniciativas políticas concretas que han adoptado los gobiernos de Rajoy durante la pasada legislatura para afrontar la grave situación económica y política en que nos encontrábamos a finales de 2011, quiero resaltar la importancia que ha tenido para el buen desarrollo de la acción de gobierno disponer de mayoría absoluta en el Congreso y poder impulsar y tramitar con agilidad las reformas legislativas aprobadas. Las cosas habrían ido mucho peor si Rajoy hubiera tenido que pactarlas con otras fuerzas políticas, como ocurrió en la segunda legislatura de Zapatero.

Rodríguez Zapatero ensimismado con un gráfico.

Rodríguez Zapatero ensimismado con un gráfico.

Rivera e Iglesias, líderes únicos e indiscutibles de Ciutadans y Podemos.

Rivera e Iglesias, líderes únicos e indiscutibles de Ciutadans y Podemos, respectivamente.

Vender ilusiones etéreas prometiendo rebajas impositivas y más gasto público para transformar el ‘modelo’ productivo y blindar derechos ‘fundamentales’, fiando la consecución del equilibrio presupuestario a una hipotética reducción del fraude fiscal, como hacen los partidos emergentes, se me antoja engañoso e irresponsable en nuestras circunstancias. La pregunta que tenemos que hacernos los españoles antes de depositar nuestro voto el 20-D es si ayudará a que el nuevo gobierno pueda asegurar la estabilidad política y gestionar con realismo y eficacia los importantes retos económicos –creación de empleo, eliminar el déficit público y refinanciar la deuda– y políticos –asegurar la igualdad de todos los españoles y dejar a la justicia actuar frente a la corrupción– a los que tendremos que hacer frente como sociedad en los próximos cuatro años.

Rajoy votando el 24M

Rajoy votando el 24-M.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Economía, Nacionalismo, Política internacional, Política nacional

2 Respuestas a “Elecciones decisivas

  1. charnegobarna

    Depués de la lucha contra el fascismo de Franco, ahora vamos a tener que hacerlo contra el fascismo independentista catalán renovado. Por el arco del triunfo el plebiscito. Aúpa con la Declaración Independiente de Catalunya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s