Puigdemont y Junqeras, de excursión a Bruselas

Artículo publicado en el diario Expansión el 24 de enero de 2017.  Se trata de un artículo conjunto que firmamos el eurodiputado Enrique Calvet Chambón y Clemente Polo.

ec-en-bruselas

Cartel anunciador del acto de Empresaris de Catalunuya en el Parlamento de la UE.

Ante la visita el próximo 25 de enero de la asociación Empresaris de Catalunya a la UE, acordada hace muchos meses, unos pocos eurodiputados que representan a partidos que patrocinan la secesión de Cataluña, han contraprogramado a toda prisa una conferencia de Puigdemont, presidente de la Comunidad Autónoma (CA) de Cataluña, que viajará a Bruselas el 24 de enero acompañado de Junqueras, vicepresidente regional, y Romeva, su consejero de ‘relaciones exteriores, institucionales y de transparencia’.

Carácter de la visita

La estancia de Puigdemont al Parlamento de la UE constituye una contradicción en sí misma puesto que la coalición al frente del gobierno regional de Cataluña, Junts pel Sí, lleva meses estirando su elástico proyecto de secesión de la mano de otra coalición política la Coordinadora d’Unitat Popular (CUP), rabiosamente anticapitalista y anti-sistema, que quiere que el nuevo ‘estado catalán independiente en forma de república’ no forme parte de la UE y comparte con ERC, el partido del vicepresidente Junqueras, el plan de reconquistar territorios que forman parte de Francia desde la guerra que libró con España a mediados del siglo XVIII.

Cúpula de la CUP en la campaña de las elecciones autonómicas del 27-S.

La cúpula de la CUP en la campaña de las elecciones autonómicas del 27-S.

Como es natural, a la esperpéntica embajada del gobierno catalán no la va recibir ningún líder ni ninguna institución de la UE, y Puigdemont y Junqueras explicarán su proyecto de realizar un referéndum de secesión antes de finalizar ante sus propios eurodiputados (Tremosa, CDC, y Terricabras, ERC), acompañados tal vez por eurodiputados flamencos y escoceses y figurantes traídos para la ocasión desde Barcelona. La verdad es que para estas alforjas Puigdemont bien podría haber impartido su conferencia en los riscos de Montserrat y habernos ahorrado a los contribuyentes europeos el coste de ir a Bruselas.

Territorio de los inexistentes Països Catalans donde la CUP y ERC desarrollan su actividad política.

Territorio que abarcan los inexistentes Països Catalans y que el proyecto político de ERC y la CUP consideran territorios a incorporar a la nueva república.

Aunque posiblemente la visita de Puigdemont merezca ser ignorada, tampoco estaría mal que algunos eurodiputados franceses acudieran al acto para preguntar al presidente regional qué hace gobernando con apoyo de ERC y CUP, dos partidos que pretenden recuperar varios Departamentos de Francia que denominan Cataluña Norte, y a pedirle explicaciones por las resoluciones que aprobó el Parlamento regional de Cataluña sobre este asunto que provocaron protestas formales del Elíseo ante el Reino de España hace unos meses. La verdad es que el plan de secesión que patrocinan Puigdemont y Junqueras y del que el referéndum anti-democrático es sólo el pistoletazo de salida, constituye un ataque en toda regla contra el orden constitucional de un Estado miembro de la UE así como contra la letra y el espíritu de los Tratados de la propia unión.

Constitución española.España es un Estado social y democrático de Derecho, cuya Constitución refrendó la inmensa mayoría de los españoles, incluidos el 90,5 % de los residentes en Cataluña el 6 de diciembre de 1978. Todo nuestro ordenamiento jurídico, incluido el Estatut de Cataluña que legitima a Puigdemont como presidente autonómico, lo conforman normas aprobadas por nuestros representantes democráticamente elegidos, que se completa con un sistema jurisdiccional encargado de aplicarlas, y un Tribunal Constitucional que resuelve los contenciosos competenciales entre distintos niveles de la Administración. Como afirma nuestra Constitución, los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la ley y la pretensión de Puigdemont y Junqueras de situarse por encima del ordenamiento jurídico y convocar un referéndum para constituir un estado independiente sólo puede calificarse como un acto profundamente desleal y antidemocrático, si no sedicioso. Nadie puede hurtar a los 46,5 millones de españoles manifestar su voluntad sobre un asunto, la secesión de Cataluña, que afecta a todos, no únicamente a los 7,4 millones de españoles que estamos empadronados en Cataluña.

Mas burlánose del gobierno español y del Tribunal Constitucional el 9 de noviembre de 2014 ante la embelesada mirada de su esposa.

Mas, burlándose del gobierno de España y del Tribunal Constitucional, deposita u voto en la consulta que organizó el 9 de noviembre de 2014 ante la arrobada mirada de su esposa.

eu-parliament-logoLa UE es una confederación de 28 Estados con voluntad de ahondar en el proceso de integración y creación de una ciudadanía común, que se rige por los Tratados firmados por los Estados miembros y el resto de normas aprobadas por las instituciones europeas, o, dicho más brevemente por el imperio de la ley (‘rule of law’). El artículo 4.2 del texto consolidado de los Tratados establece que “la Unión respetará la igualdad de los Estados miembros ante los Tratados, así como su identidad nacional, inherente a las estructuras fundamentales políticas y constitucionales de éstos, también en lo referente a la autonomía local y regional”. Y para disipar cualquier duda añade a renglón seguido que la Unión “respetará las funciones esenciales de los Estados, especialmente las que tienen por objeto garantizar su integridad territorial, mantener el orden público y salvaguardar su seguridad nacional. En particular, la seguridad nacional seguirá siendo responsabilidad de cada Estado miembro”. Más claro agua.

Foto de familia del Consejo de la UE de febrero de 2016.

Foto de familia del Consejo de la UE de febrero de 2016.

La noción invocada frecuentemente por Puigdemont, Junqueras y los partidos y organizaciones secesionistas de que la UE tutelará el proceso de constitución de la república de Cataluña tras una declaración unilateral de independencia que no tiene cabida en la Constitución española ni apoyo en el espíritu o la letra de los Tratados, carece de cualquier fundamento teórico o práctico. Al Estado español y sólo a él, le corresponde adoptar las decisiones legales que correspondan para restablecer en su caso la “integridad territorial, mantener el orden público y salvaguardar la seguridad nacional”. Por ello, harían bien Puigdemont y Junqueras en no engañar a los catalanes y explicarles que ni el gobierno ni las Cortes de España van a consentir que el gobierno y el Parlamento de Cataluña se salten el ordenamiento jurídico y que quienes, no obstante, estén dispuestos a hacerlo deben prepararse para responder de los delitos que puedan y deban imputárseles.

Amistades peligrosas        

Pronto los segundos serán los primeros en ir a declarar.

Pronto alguno que aparece en segunda fila tendrá que rendir cuentas, Sr. Puigdemont, no por ser independentista sino por situarse por encima del ordenamiento jurídico, como hizo su antecesor.

 

Renión del pacto nacional por el derecho a decidir el 23 de diciembre de 2016 en el Parlament de Cataluña.

Renión del pacto nacional por el derecho a decidir el 23 de diciembre de 2016 en el Parlament de Cataluña.

El 23 de diciembre de 2016, el presidente Puigdemont convocó la mesa ‘pacto nacional por el derecho a decidir” (PNDD) en la sede del Parlamento de Cataluña con el fin de constituir el ‘pacto nacional por el referéndum’. A esa reunión a la que acudieron miembros del gobierno catalán, portavoces de los grupos parlamentarios y representantes de asociaciones secesionistas, se sumaron en esta ocasión Colau, la alcaldesa de Barcelona, y gente tan poco recomendable como Carles Sastre Benlliure. Sastre es un terrorista que fue condenado a 38 años de prisión por el asesinato del industrial J. M. Bultó al que le adosaron una bomba en el pecho que acabó con su vida en 1977. No deja de ser una ignominia que este asesino convicto, que sólo cumplió 11 años de condena y ahora milita en la CUP, aparezca en la foto de familia del PNDD en las escalinatas del Parlamento regional, apenas separado por unos peldaños de los más altos responsables de las instituciones de autogobierno de Cataluña y la alcaldesa de Barcelona. ¿Se puede caer más bajo?

Foto de familia del 'pacto nacional por el derecho a decidir'. Enmarcado en un círculo aparece el rostro Carles Sastre, terrorista convicto que asesinó al empresario Bultó.

Foto de familia del ‘pacto nacional por el derecho a decidir’. Enmarcado en un círculo aparece el rostro de Carles Sastre, terrorista convicto por el asesionato del empresario José María Bultó.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s