El FMI da una espaldarazo a la economía española

Artículo publicado en el diario Expansión el 19 de abril de 2018.

En lo que toca a España, las previsiones del FMI sobre la evolución de nuestra economía tienen una parte más luminosa (2018) y una parte más oscura (2019 y años siguientes). La parte  bonita de la historia es que el FMI sube cuatro décimas la estimación de crecimiento del PIB en 2018 y lo  sitúa en el 2,8 % , frente al 2,4% estimado hace unos meses. No debería sorprendernos esta revisión al alza porque tanto el Gobierno como el Banco de España revisaron también al alza el crecimiento para este año en 3 décimas. El escenario macroeconómico de los PGE, sitúa el crecimiento del PIB real en el 2,7% y el del PIB nominal en el 4,3%, con un crecimiento del deflactor del PIB (DIPIB) del 1,5%.

 

Los resultados de la EPA y las estimaciones de crecimiento del PIB del cuarto trimestre de  2017 apuntan a una ligera desaceleración del crecimiento del empleo y la reducción del paro, en comparación con lo ocurrido en los cuartos trimestres de años anteriores. Las variaciones intertrimestrales de los datos desestacionalizados aunque corrigen los datos brutos apuntan en esa misma dirección. No obstante, conviene esperar a los resultados de la EPA y a las estimaciones del PIB del primer trimestre de 2018 para confirmar o no la ralentización de nuestra economía.

 

De momento, el servicio de estudios del BBVA ha elevado su previsión de crecimiento del PIB en el primer trimestre de 2018 al 0,8%, una décima superior al de los dos últimos trimestres de 2017, y apunta a un crecimiento anual del PIB en el entorno del 3% para el conjunto del año. Similares conclusiones se desprenden del termómetro de la AIReF:

AIReF termómetro abril 2018

Vayamos ahora al fondo oscuro del cuadro que se esboza a partir de 2019. El FMI prevé una notable desaceleración del crecimiento que lo sitúa en el 2,2% para ese año, aunque dos décimas superior a la previsión de octubre. A partir de 2020, el Fondo proyecta un crecimiento incluso inferior al 2% y nos adentra en un terreno muy incierto en dos aspectos esenciales para la economía española: continuar creando empleo (18,9 millones de ocupados en el cuarto trimestre de 2017) y reducir la tasa de paro (16,6% en el cuarto trimestre de 2017). Ahora bien, estas previsiones a más de año y medio conviene tomarlas siempre con bastante precaución. Hace unos días comentaba a mis alumnos el abultado error que cometió el FMI cuando predijo un crecimiento del PIB de la economía española del 2,3% para 2017 que, como sabemos, acabó siendo del 3,1%. 8 décimas sobre 23 es un error notable, superior al 33%.

 

No obstante, el FMI hace bien en seguir subrayando los puntos débiles de la economía española. Incluso si se cumplieran las previsiones del FMI y las presupuestarias del Gobierno en 2018, y la producción y el empleo crecen en el entorno del 3 y 2,5 por ciento, respectivamente, la tasa de paro rondaría el 14% a finales de ese año, las cuentas públicas arrojarían todavía un déficit considerable (2,2%) y el endeudamiento de las Administraciones públicas alcanzaría el 95,4% del PIB. El BdE eleva ese déficit al 2,5% el PIB.

 

En estas circunstancias, el efecto combinado de la terminación del programa de compras de deuda del BCE, la salida de algunos fondos de los mercados de deuda soberana y la subida de tipos pueden tener efectos presupuestarios significativos en una economía tan endeudada como la española. La situación podría devenir crítica en caso de que además la economía entrara de nuevo en recesión. En otras palabras, el crecimiento de hoy no nos exime de mirar de cara a las debilidades y los riesgos que acechan nuestra economía, especialmente si se confirma la ralentización del crecimiento del PIB que pronostican tanto el FMI como el BdE.

 

Por ello, la política económica del Gobierno debería orientarse no tanto a satisfacer las demandas de los grupos de presión internos (organizaciones sindicales, empleados públicos, pensionistas, etc.) cuanto a fortalecer el crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios y devolver el protagonismo a la demanda exterior neta como motor del crecimiento económico. No será fácil porque tampoco podrá contar el Gobierno con ningún grupo y las elecciones están cada día más próximas.


Documentos de interés:

https://blogs.imf.org/2018/04/17/global-economy-good-news-for-now-but-trade-tensions-a-threat/

https://blogs.imf.org/2018/04/17/global-economy-good-news-for-now-but-trade-tensions-a-threat/

https://www.bde.es/bde/es/secciones/informes/boletines/relac/Boletin_Economic/Informes_trimes1/

http://www.minhafp.gob.es/Documentacion/Publico/GabineteMinistro/Notas%20Prensa/2018/S.E.%20PRESUPUESTOS%20Y%20GASTOS/03-04-18%20NP%20PGE%202018%20Congreso%20de%20los%20Diputados.pdf

http://www.minhafp.gob.es/Documentacion/Publico/GabineteMinistro/Notas%20Prensa/2018/S.E.%20PRESUPUESTOS%20Y%20GASTOS/03-04-18%20Presentaci%C3%B3n%20pge%202018.pdf

http://serviciosede.mineco.gob.es/indeco/

http://www.airef.es/documents/10181/753108/2018+04+10+NdP+Term%C3%B3metro+AIReF+1T2018.pdf/f09fa507-bd1b-4657-a4f1-b03487e66a8a

http://www.minhafp.gob.es/es-ES/Prensa/En%20Portada/2018/Paginas/Presentacion_PGE_2018_Congreso_20180403.aspx

https://www.bbvaresearch.com/publicaciones/espana-el-mercado-laboral-en-el-1t18-confirma-el-sesgo-al-alza-en-el-crecimiento-del-pib/

http://www.expansion.com/economia/2018/04/17/5ad5ee9722601db9308b45d1.html

https://elpais.com/economia/2018/04/17/actualidad/1523923082_420998.html

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Política nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s