Archivo de la etiqueta: Constitución de 1978

La sociedad civil catalana ante el 6-D

Artículo publicado en el diario Expansión el 5 de noviembre de 2017

Puigdemont y Junqueras celebrando la constitución de la república junto a un centenar de alcaldes congregados para la ocasión en el Parlament.

Hasta hace pocos meses, la mayoría de ciudadanos catalanes que se sentían demócratas e inequívocamente constitucionalistas guardaban un prudente silencio, entre anestesiados y atemorizados por la todopoderosa y desafiante Generalitat (Gobierno, Parlamento, Diputaciones y Ayuntamientos) que controla, además del ingente presupuesto del sector público, cercano a los 40.000 millones, casi todos los órganos rectores de instituciones públicas y semipúblicas y los omnipresentes medios de comunicación, siempre prestos a difundir las consignas del régimen nacional-secesionista, y a descalificar y estigmatizar a quienes osan oponerse a su plan de constituir un estado independiente en forma de república. La situación ha cambiado notablemente este otoño pero las amenazas a la libertad e igualdad de los españoles seguirán muy presentes tras las elecciones autonómicas del 21-D.

El despertar de la sociedad civil catalana

30-S: vista de la plaza de San Jaime.

El pasado 30 de septiembre, las asociaciones cívicas Espanya i Catalans, Somatemps, Regeneración Democrática, Movimiento 12-O y Profesores por el Bilingüismo desafiaron una vez más al poder establecido y convocaron una manifestación en Barcelona que alcanzó un notable éxito de asistencia. Fue el pistoletazo de salida de las tres manifestaciones multitudinarias que se celebraron los días 8, 12 y 29 de octubre, en las que centenares de miles de catalanes tomaron las calles de Barcelona para reclamar libertad, democracia y respeto a la Constitución y al ordenamiento jurídico. Las secuelas de esas movilizaciones se han dejado sentir también en infinidad de manifestaciones y concentraciones en otras ciudades de Cataluña, las últimas en Badalona y Gerona el 25 y 26 de noviembre, respectivamente.

12-O 2016: manifestación en Barcelona.

Estas movilizaciones recientes hacen más meritoria si cabe la tenaz labor de resistencia que estas modestas asociaciones han venido desarrollando desde 2012 para mantener vivas en Barcelona las celebraciones de la Fiesta Nacional de España el 12 de octubre (12-O) y el aniversario del refrendo de la Constitución Española el 6 de diciembre (6-D). Así cayera un sol de justicia o chuzos de punta, sin apenas recursos y conscientes de que su esfuerzo tenía un valor meramente testimonial, algunos catalanes se empeñaron en mantener encendida la llama de la libertad y la justicia, la igualdad y la pluralidad en Cataluña, haciendo oídos sordos a las siempre inmisericordes descalificaciones de los medios de comunicación, y sobreponiéndose a la incomprensión de otras asociaciones y partidos.

12-O 2017: Plaza de Cataluña.

30-S: manifestación en Vía Layetana.

En 2014, publiqué un artículo titulado “Ausencias significativas” (Crónica Global, 9 de diciembre) en el que lamentaba que “casi todos los partidos políticos y algunas asociaciones decidieron que sus líderes tenían cosas mejores de las que ocuparse ese día, y en lugar de movilizar a sus bases celebraron la efeméride por separado, bien ese día bien unos días antes”. La situación ha mejorado mucho desde entonces y las manifestaciones del 8, 12 y 29 de octubre en Barcelona contaron con el respaldo de todas las asociaciones constitucionalistas. Pese a que un medio de comunicación anunció hace unos días que Sociedad Civil Catalana (SCC) renunciaba “a manifestarse el día 6… para no enfrentar a los partidos constitucionalistas”, deseamos y esperamos que los actos que la asociación planea hacer en Bruselas, Washington y Tarragona no sean obstáculo para adherirse a la manifestación convocada por Espanya i Catalans y otras asociaciones en Barcelona el 6 de diciembre. En ningún caso, la celebración del refrendo popular de la Constitución debería ser motivo de enfrentamiento entre partidos constitucionalistas.

Peligros tras el 21-D

La aprobación de la Constitución de 1978 constituye un hito sin precedentes en la historia política de España porque, gracias a ella, los españoles hemos podido vivir en libertad, concordia y prosperidad por primera vez durante casi cuatro décadas ininterrumpidas. La Constitución es para los ciudadanos de a pie la principal garantía con que cuentan para detener las arbitrariedades de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Para los catalanes, la Constitución cobra incluso más importancia por la inclinación de la Generalitat a saltarse el ordenamiento jurídico. Paradójicamente, esa misma Constitución y el resto de normas democráticas que pretendían derogar las llamadas ‘leyes’ de desconexión son las que ahora amparan el derecho de Puigdemont,  Junqueras y el resto de sediciosos a tener un juicio justo. Contrariamente a lo que afirman los secesionistas, en España no hay presos políticos porque nadie va a la cárcel por expresar ideas a menos que cometa actos tipificados como delitos.

Puigdemont con Junqueras, Forcadell con Buch, presidente de la ACN, y Lloveras, presidenta de la AMI.

Hay una segunda razón de peso para celebrar el XXXIX aniversario de la Constitución este 6-D. Como las setas en un otoño lluvioso y benigno, cada día aparece una nueva propuesta para reformar la Carta Magna con la excusa de ponerla al día. Algunos se muestran escandalizados porque han pasado 39 años y nos hemos adentrado en el siglo XXI con una Constitución del XX. El asunto lleva años coleando y hay tantas propuestas sobre la mesa y con fines tan variopintos que resulta difícil augurarles mucho futuro. Algunas afectan a detalles relativamente nimios que en nada impiden el normal funcionamiento de las instituciones pero hay otras que podrían ahondar las desigualdades entre españoles, limitar subrepticiamente la libertad de circulación y aumentar, en lugar de reducir, las disfunciones administrativas y los conflictos competenciales.

Los padres de la Constitución de 1978.

Hay reformistas que abogan por aplicar el principio de proporcionalidad de manera estricta, otros partidarios de convertir el Senado en una ‘auténtica’ cámara territorial y hasta algunos que pretenden eliminar la Cámara Alta. Hay quienes desean acabar con aforamientos y Diputaciones, otros introducir derechos sociales y algunos reformar el Título VIII para precisar las competencias de cada instancia ejecutiva y legislativa; etc. A casi nadie parece habérsele ocurrido pensar que los principales problemas a los que nos enfrentamos los españoles en el siglo XXI, incluido el auge del secesionismo en Cataluña, podrían no ser culpa de la Constitución ni tampoco resolverse con su reforma. Siendo realistas, las únicas reformas imprescindibles son aquéllas que podría compartir una mayoría cualificada de nuestros representantes políticos y acordarse, por ende, con suma facilidad.

Maragall y Mas aplaudiendo tras aprobarse la Propuesta de Reforma del Estatut el 30 de septiembre de 2005.

No se me malinterprete: animo a los expertos constitucionalistas y administrativistas a seguir avanzando propuestas de reforma y a los ciudadanos a estar muy atentos para impedir que les den gato por liebre. Por ello, propongo someter cada propuesta a un sencillo test: ¿servirá para reforzar la libertad e igualdad los españoles o para blindar y reforzar los privilegios de unos ciudadanos a costa de otros? Pónganse sobre aviso en cuanto escuchen al reformista de turno defender la superioridad del “modelo federal” para sustanciar la noción de ‘nación de naciones’; o apelar a los ‘derechos históricos’ y ‘singularidades nacionales’ de tal o cual ‘pueblo’ para justificar el establecimiento de un “régimen jurídico singular’ sobre la base de una ‘relación bilateral con el Estado’.

Presentación de algunas ideas para reformar la Constitución de 1978.

Me explico. La reciente propuesta avanzada por un equipo de diez catedráticos –cinco de ellos adscritos a Universidades catalanas– sugiere que para evitar conflictos competenciales “los Estatutos solo deberían ser aprobados por el Parlamento autonómico” y aboga por “reforzar los mecanismos para que las Comunidades Autónomas participen en las decisiones del Estado y la Unión Europea”. ¿Qué habría sido de los ciudadanos constitucionalistas en Cataluña si la Propuesta de Reforma de Estatut aprobada por el Parlament el 30 de septiembre de 2005 se hubiera convertido en ley sin pasar por los filtros del Congreso y del Tribunal Constitucional? Y, ¿podrían funcionar con normalidad las instituciones del Estado y de la UE con participación de gobiernos cómo los que ha tenido Cataluña en los últimos 5 años? Al parecer, los líderes de Podemos y los secesionistas catalanes no son los únicos empeñados en acabar con España y con la UE: cuentan con la inestimable ayuda de algunos eminentes juristas.

Iglesias (Podemos) abraza a Tardà (ERC) tras la intervención del diputado de en el Congreso el 14 de junio de 2017.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Ante el espejo del 6-D

Rosiñol, nuevo presidente de SCC.

En unas declaraciones de José Rosiñol en ABC el 23 de noviembre, el nuevo presidente de SCC, sostiene que el hecho de “que alguien saliera a la calle con la bandera de España era hasta hace poco un acto revolucionario”. Como socio fundador de dicha asociación, querría hacer algunas precisiones a mi presidente.

Hasta ahora, me consideraba un mero ciudadano demócrata y constitucionalista y descubro ahora, con cierta sorpresa, que he sido nada menos que un revolucionario. Así debería catalogarse también a los miembros de otras asociaciones que, como Espanya i Catalans, Somatemps, Regeneración Democrática, Movimiento 12-O y Convivencia Cívica Catalana,han venido organizando, con gran penuria de medios y sobreponiéndose a todo tipo de dificultades, la celebración de la Fiesta Nacional de España en la Plaza de Cataluña de Barcelona cada 12 de octubre desde 2012, así cayera un sol de justicia o chuzos de punta. Este año, SCC participó en la organización del 12-O, a diferencia de años anteriores en que menospreció nuestra convocatoria o incluso contraprogramó actos alternativos. Bienvenidos al club del constitucionalismo sin complejos.

Manifestación del 6-D en Plaza Urquinaona el 6 de diciembre de 2016.

Comentarios muy similares pueden hacerse de la celebración del 6 de diciembre, aniversario del refrendo de nuestra Constitución de 1978, quizá el hito político más importante de nuestra historia en siglos. Pues bien, Espanya i Catalans, Regeneración Democrática, Convivencia Cívica Catalana y Movimiento 12-O hemos mantenido viva esta celebración desde 2012, sin ayudas de partidos políticos y en ocasiones consiguiendo sólo el apoyo testimonial -quizá revolucionario- de unos centenares de personas conscientes de la importancia de reivindicar el marco de convivencia que ha posibilitado a los españoles vivir en libertad, concordia y prosperidad.

Aspecto de la Plaza de San Jaime en la manifestación del 30 septiembre 2017.

Este año, volveremos a celebrarlo. Si no tenemos para un megáfono, gritaremos las consignas a viva voz. Pero que todos los constitucionalistas tengan la seguridad de que el 6-D estaremos en Plaza Urquinaona a las 12:00 para celebrar el aniversario de la Constitución. Nadie va a la cárcel en nuestro Estado social y democrático de Derecho, por sus ideas, precisamente porque tenemos una Constitución que ampara nuestra libertad de expresión y propugna la igualdad de todos los españoles. Quienes hoy están en la cárcel, son aquellos que han urdido un plan perfectamente diseñado para acabar con nuestro Estado democrático. Nos congratulamos por ello.

Clemente Polo el 12 de octubre de 2016 en Plaza Cataluña.

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional, Uncategorized

Espanya i Catalans ante el referéndum de autodeterminación

Puigdemont y Junqueras tras anunciar la convocatoria del referéndum de autodeterminación a celebrar el 1 de octubre de 2017.

El vicepresidente Junqueras y el  presidente Puigdemont han comparecido hoy ante los medios de comunicación para anunciar su intención de celebrar un referéndum de autodeterminación en la Comunidad Autónoma de Cataluña el próximo 1 de octubre. “¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?” es la pregunta que el consejo del gobierno de la Generalitat ha acordado, en una reunión extraordinaria, plantear a los ciudadanos catalanes.

 

 

Mas y Homs con el resto de la comparsa ante la falla del 3%.

Acorralados por la corrupción y el desgobierno, Puigdemont y Junqueras han decidido saltarse a la torera la legalidad vigente y desacatar las sentencias de los Tribunales contrarias a sus intereses partidistas. En la presente situación, resulta oportuno recordar el Art. 9 de nuestra Constitución que declara solemnemente que “los ciudadanos y poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”.  Pues bien, uno de esos poderes públicos son las instituciones de la Generalitat de Catalunya.

Logo de la asociación Regeneración Democrática.

 

El movimiento cívico Espanya i Catalans (EiC) quiere manifestar su repulsa ante una decisión deliberadamente anticonstitucional que pone en riesgo la libertad, la concordia y la prosperidad que disfrutamos todos los ciudadanos españoles desde 1978, así como el normal funcionamiento de las instituciones de autogobierno de Cataluña. Por ello, nuestra asociación solicita al gobierno de España, a Las Cortes y a los Tribunales que adopten todas las iniciativas necesarias para asegurar el mantenimiento del orden constitucional, al tiempo que anuncia que volveremos a celebrar la Fiesta Nacional de España en la Plaza de Cataluña de Barcelona el próximo 12 de octubre. No nos amedrentarán con sus amenazas.

Fiesta Nacional de España, 12 de octubre de 2016 en Barcelona.

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Feliz aniversario

Artículo publicado en el diario Expansión el 6 de diciembre de 2015

Los 'padres' de la Constitución de 1978.

Los ‘padres’ de la Constitución de 1978.

Algunos catalanes vamos a volver a celebrar este año, con mayor ilusión si cabe que en años anteriores, el aniversario de la Constitución en 1978. Para mí, se trata de una fecha difícil de olvidar. Mi padre había fallecido en Zaragoza a las 11 de la noche del día 5 y lo enterramos al día siguiente en Calatayud mientras los españoles ratificaban la Constitución que consagraba la reconciliación de las dos Españas. Estoy convencido de que mi padre –detenido y encarcelado el 9 de diciembre de 1936 por haber sido vocal del Partido Republicano Radical Socialista (disuelto en marzo de 1934); excarcelado el 7 de junio de 1937 pero al que se le incoó un expediente por Responsabilidades Políticas el 19 de junio de 1937 con incautación de bienes que no se cerraría hasta el 11 de mayo de 1941– estaría gozoso de celebrar hoy la reconciliación entre españoles de distintas banderías políticas. Como dijo Alfonso Guerra hace unos años “la Constitución de 1978 significó no sólo el cierre definitivo de una larga dictadura, sino también, al menos en lo simbólico, el de una guerra civil de un millón de muertos y de exiliados, y, a la postre, el cierre de dos siglos de enfrentamientos fratricidas en España”.

El presidente Suárez en el Congreso.

El presidente Suárez en el Congreso.

Ciudadanos españoles ratificando la Constitución el 6 de diciembre de 1978.

Ciudadanos ratificando la Constitución el 6 de diciembre de 1978.

Fraga y Carrillo, símbolos de una reconciliación que parecía imposible, hoy cuestionada por algunos frívolos..

Fraga y Carrillo, símbolos de una reconciliación que parecía imposible, hoy cuestionada por algunos frívolos.

En efecto, la Constitución de 1978 concitó la aceptación de personas tan opuestas ideológicamente como Fraga Iribarne, ministro de Franco, y Carrillo, militante comunista desde el inicio de la Guerra Civil española. Felizmente para todos, la sociedad española a mediados de los años 70 ya no ofrecía aquellos contrastes tan violentos entre distintas clases sociales que, como señaló Azaña, surgían “del fondo mismo de la estructura social española y de su historia política en el último siglo,” y dieron lugar a violentos conflictos que arruinaron en pocos meses la posibilidad de instaurar un sistema democrático estable en los años 30 del siglo pasado. Cualquiera que se moleste en echar un vistazo a la historia contemporánea de España (los que tenemos cierta edad lo sabemos bien, por experiencia) se convencerá de que, pese a las dificultades presentes, nunca hemos vivido en libertad y armoniosamente ni gozado de unos niveles de bienestar comparables a los actuales.

PIB per cápita España, Portugal y Méjico.

PIB per cápita España, Portugal y Méjico.

Fiebre reformadora

Hace unas semanas en un desayuno político, me sorprendió la candidata de un partido emergente que nos presentó un cuadro poco menos que desolador de la situación de la economía española y propuso una batería de reformas ‘estructurales’ orientadas a transformar el ‘modelo productivo’ de España. La verdad es que, pese a su notable juventud, me temo que le faltará tiempo para poner en marcha tantas medidas como propuso. Al final del coloquio, me sentí en la obligación de recordarle cómo eran las empresas y la vida de los españoles en 1950 y la formidable transformación que han registrado los patrones de producción y consumo desde entonces y el bienestar de los españoles. No tengo ninguna duda de que hay algunas medidas que podrían adoptarse para mejorar la eficiencia en la asignación de los recursos y que España cuenta hoy con profesionales cualificados que podrían ayudar a diseñarlas. Pero no conviene confundirlas con algunas propuestas que se escuchan estos días y no pasan de ser meras ocurrencias improvisadas con marcado carácter electoralista.

Rivera y su consejero Garicano que hace unos meses se mostró partidario de reconocer a Cataluña como nación, ensalzó la inmersión lingüística y propuso blindar las competencias del gobierno catalán en educación y cultura, y transferir el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a las autonomías.

Rivera y su consejero Garicano que hace unos meses se mostró partidario de reconocer a Cataluña como nación, ensalzó la inmersión lingüística y propuso blindar las competencias del gobierno catalán en educación y cultura, y transferir el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a las autonomías.

Rivera, Sánchez e Iglesias en campaña.

Rivera, Sánchez e Iglesias en un debate reciente entre ‘regeneradores’.

He mencionado esta anécdota porque la ignorancia atrevida trasciende el ámbito de la economía y afecta incluso a la Constitución que vertebra nuestro Estado social y democrático de Derecho. No hay partido nuevo que se precie (ni tampoco alguno centenario) que no proponga reformar la Constitución aduciendo las más variadas razones: blindar competencias o derechos sociales; retrotraer al Estado competencias transferidas; transformar el Reino de España en un estado federal o confederal, o incluso en una República; y hasta abrir un proceso constituyente “para hablar de todo”. Tengo la impresión de que quienes proponen con tanto entusiasmo reformas constitucionales para resolver tal o cual disfunción de nuestro sistema político o acabar con el periclitado ‘régimen’ de la transición, parecen no haber reparado ni en la dificultad que entraña aunar voluntades para conseguir las mayorías reforzadas que exige la propia Constitución para implementarlas, ni en el escaso interés que despiertan sus propuestas entre los ciudadanos. No puedo evitar pensar que el afán de protagonismo y la ignorancia atrevida resultan, también en este caso, superfluos y hasta peligrosos.

Inmersión lingüística

Cabrera, ministra de Educación del gobierno de Rodríguez Zapatero que aprobó los decretos de enseñanzas mínimas en diciembre de 2006.

Cabrera, ministra de Educación del gobierno de Rodríguez Zapatero que aprobó los decretos de enseñanzas mínimas en diciembre de 2006.

Por razones de espacio, me centraré en una sola cuestión que ha suscitado numerosas polémicas en los últimos años: la exclusión del castellano, la lengua española oficial del Estado, como lengua vehicular en el sistema educativo en Cataluña. Como todo el mundo sabe, las competencias educativas están transferidas al gobierno catalán desde hace años y éste se ha negado reiteradamente a aplicar la legislación estatal así como a acatar las sentencias del Tribunal Constitucional (TC), el Tribunal Supremo y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que exigen el empleo de las dos lenguas oficiales de forma equilibrada. ¿Hace falta reformar la Constitución? Depende de los fines.

Omnium Cultural: Somescola frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

Somescola, una sección de  Omnium Cultural, frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Obsérvese el carácter sectario e irrespetuoso de la pancarta hacia los catalanes castellano parlantes: “para un país de todos, la escuela en catalán”. Y a esto lo llaman ‘normalizar’ el ‘país’.

 

Pérez Rubaalcaba en un mitin con Carme Chacón defendiendo la inmersión lingüístia 18 de septiembre de 2011.

Pérez Rubaalcaba en un mitin con Carme Chacón defendiendo la inmersión lingüístia 18 de septiembre de 2011.

Algunos partidos pretenden eliminar el conflicto de competencias reemplazando la Constitución de 1978 con otra de corte confederal que, al atribuir las competencias en educación y cultura al gobierno catalán en exclusiva, deje sin base jurídica cualquier reclamación de la mayoría castellano hablante. Y, en sentido opuesto, hay otros partidos que abogan por devolver esas competencias a la Administración Central para impedir que el gobierno catalán retrase, boicotee o ignore las normas estatales que limitan la inmersión lingüística. A los primeros, conscientes de que el blindaje deseado no tiene cabida en nuestra Constitución, sólo les queda intentar reformarla. Los segundos, en cambio, yerran al demandar su reforma porque al no haber ningún precepto constitucional o sentencia interpretativa de la Constitución que excluya al castellano, bastaría para sus fines exigir al gobierno español que cumpla y haga cumplir el ordenamiento constitucional y las sentencias de los tribunales.

Adoctrinamiento independentista en la escuela catalana.

Adoctrinamiento independentista en la escuela catalana.

Sede del Tribunal Constitucional.

Sede del Tribunal Constitucional.

El aniversario más difícil

Turull, Baños y Romeva presentando las enmiendas a la resolución del inicio de la independencia, 6 de noviembre 2015.

Turull, Baños y Romeva presentando enmiendas en el Parlament de Cataluña para reforzar la resolución que los tres partidos habían presentado el 27 de octubre en la que se proclamaba el inicio del proceso a la independencia y que el Tribunal Constitucinal declaró inconstitucional el 2 de diciembre de 2015.

el 6 de noviembre 2015

A las huestes reformistas y constituyentes ya mencionadas, hay que sumar los partidos catalanes que decidieron situarse fuera del orden constitucional el 9 de noviembre de 2015, al aprobar una resolución en la que “el Parlament de Cataluña declara solemnemente el inicio del proceso de creación de un estado catalán independiente en forma de república”, e “insta al futuro gobierno [de Cataluña] a cumplir exclusivamente las normas o los mandatos emanados de esta cámara”. Somos muchos los catalanes que no compartimos este programa de ruptura del orden constitucional ni el empeño de los partidos que lo avalan (CDC, ERC y CUP) en separar a los ciudadanos de los territorios más prósperos de España de los más pobres y ocultar la corrupción de CDC bajo las alfombras de la independencia.

Mas y Baños (CUP) en el Parlament el 10 de noviembre de 2015.

Mas y Baños (CUP) en el Parlament el 10 de noviembre de 2015.

Simposio España contra Cataluña promovido por el gobierno catalán.

Simposio España contra Cataluña promovido por el gobierno catalán.

Frente a quienes se empeñan en reavivar agravios históricos para erigir fronteras, una tarea más propia del siglo XIX que del XXI, los catalanes que nos sentimos españoles y europeos queremos reivindicar el espíritu constructivo e inclusivo que cristalizó en la Constitución de 1978 y que, con todas sus imperfecciones, nos ha permitido disfrutar del período más largo de libertad, concordia y prosperidad de nuestra historia. La liga del futuro se juega en España y en la UE con unas reglas comunes que todos tenemos que respetar y podemos democráticamente contribuir a mejorar. Porque queremos que Cataluña siga jugando en la primera división de España, no en la liguilla regional a que conduciría inexorablemente la ruptura con España y la salida de la UE, animamos a todos los catalanes a participar en la manifestación que con el lema “Con la Constitución, por la concordia” ha convocado la plataforma “Catalanes por España” el 6 de diciembre en Barcelona.

Independentistas quemando la bandera de la UE en Barcelona.

Independentistas catalanes quemando la bandera de la UE en Barcelona.

Cartel anunciador de la manifestación del 6 de diciembre de 2015 en Barcelona.

Cartel anunciador de la manifestación del 6 de diciembre de 2015 en Barcelona.

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Nacionalismo, Política nacional

Con la Constitución

Espanya i CatalansA continuación incluyo el Manifiesto que las asociaciones Espanya i Catalans y Regeneración Democrática presentaron el 2 de diciembre de 2015 en el Colegio de Periodistas de Barcelona, en nombre de varias asociaciones que apoyan la manifestación que con el lema “Con la Constitución, por la concordia” se realizará en Barcelona el 6 de diciembre de 2015.

Regeneración Democrática.

 Manifiesto de la plataforma Catalanes por España (CpE)

Cartel anunciador de la manifestación.

Cartel anunciador de la manifestación del 6 de diciembre de 2015.

Catalanes por España es una plataforma creada para potenciar lo que nos une a todos los ciudadanos españoles con independencia de nuestros orígenes, creencias e ideologías políticas. Más allá de los ya irremediables desencuentros históricos y las diferencias con frecuencia anecdóticas e intrascendentes que nos separan, la plataforma quiere reivindicar el espíritu constructivo e inclusivo que cristalizó en la Constitución de 1978 y que, con todas sus imperfecciones, nos ha permitido disfrutar del período más largo de libertad, concordia y prosperidad de nuestra historia. Seguro que Machado se sentiría orgulloso al ver cuántos españolitos venidos al mundo desde entonces se han librado de que una de las dos fatídicas Españas acabara helándoles el corazón.

Ciudadanos votando la Constitución el 6 de diciembre de 1978

Ciudadanos votando la Constitución el 6 de diciembre de 1978

Constitución Española.

Constitución Española.

 Catalanes y españoles, españoles y europeos

Los miembros de Catalanes por España somos, ante todo, ciudadanos comprometidos con la defensa de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española, el Estatuto de Cataluña y los Tratados de la Unión Europea, cuyo ejercicio garantizan nuestro ordenamiento jurídico y los Tribunales de Justicia. Como catalanes y españoles, defendemos la igualdad de todos los ciudadanos en derechos y deberes, con independencia del lugar donde residan, y queremos recuperar la atmósfera de convivencia cordial que llevó a tantos catalanes a ser protagonistas de la vida política, económica y cultural española, antes y después de 1978. En tanto que españoles y europeos, aspiramos a seguir limando las barreras que todavía nos separan y fortaleciendo los lazos lingüísticos y culturales con Hispanoamérica.

Foto de familia del Consejo Europeo.

Foto de familia del Consejo Europeo.

 Lenguas, servicios públicos y financiación autonómica

Don Quijote y Sancho

 

 

 

 

En las Comunidades Autónomas donde existe una lengua co-oficial, la Constitución y el ordenamiento jurídico reconocen el derecho de los ciudadanos a expresarse en cualquiera de ellas y la obligación de que ambas se utilicen como lenguas vehiculares en el sistema educativo de forma equilibrada. Catalanes por España defiende sin complejos que el castellano, la lengua materna de la mayoría de los catalanes, se emplee como lengua vehicular en el sistema educativo catalán y en los medios de comunicación que se financian con los impuestos de todos.

Adoctrinamiento independentista en la escuela catalana.

Adoctrinamiento independentista en la escuela catalana.

TV3

Acceso en igualdad de condiciones a la función pública en toda España.

Acceso en igualdad de condiciones a la función pública en toda España.

Exigimos, además, que todos los españoles puedan acceder en igualdad de condiciones a la función pública y reciban servicios públicos equivalentes en cualquier autonomía, con independencia del nivel de renta per cápita de la Comunidad donde residan y los impuestos estatales recaudados en ella. La financiación asimétrica con que cuentan ya algunas Comunidades con elevados niveles de renta per cápita y reclama ahora el gobierno de Cataluña, es una fórmula profundamente insolidaria, como demuestra que esos gobiernos no la apliquen a los territorios de sus Comunidades.

Mas-Colell anunciando que se aumenta la partida de gasto para potenciar la Agencia Tributaria catalana el 17 de febrero de 2015.

Mas-Colell anunciando que se aumenta la partida de gasto para potenciar la Agencia Tributaria catalana el 17 de febrero de 2015.

 Libres e iguales

Banderas constitucionalestas en la Plaza de San Jaime, 6 de diciembre de 2014.

Banderas constitucionalestas en la Plaza de San Jaime, 6 de diciembre de 2014.

La liga del futuro se juega en España y en la UE con unas reglas comunes que todos tenemos que respetar y podemos democráticamente contribuir a mejorar. Catalanes por España apuesta porque Cataluña siga jugando en la primera división de España, no en la liguilla regional a que conduciría inexorablemente la ruptura con España y la salida de la UE. Frente a quienes se empeñan en reavivar agravios históricos para erigir murallas entre españoles y europeos, una tarea más propia del siglo XIX que del XXI, nosotros vamos a poner todo nuestro empeño en promover la libertad e igualdad ante la ley de los españoles, exigir a los poderes públicos el cumplimiento de la Constitución y el ordenamiento jurídico, y contribuir a democratizar y mejorar la gobernanza de la UE.

Sede del Tribunal Constitucional.

Sede del Tribunal Constitucional.

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

12-O en Plaza de Cataluña

Texto en el que basé mi intervención, como presidente de Regeneración Democrática, una asociación de ámbito nacional, en el acto que se celebró el 12 de octubre en la Plaza de Cataluña en Barcelona.

Regeneración Democrática.

Logo de Regeneración Democrática.

Gracias en nombre de RD por haber venido a celebrar la Fiesta Nacional de España y de la Hispanidad un año más en Barcelona.

Cartel anunciador de los actos del 12 octubre 2015.

Cartel anunciador de los actos del 12 octubre 2015.

Un amigo que se dedica al mundo de la comunicación me aconsejó que fuéramos breves en las intervenciones porque hoy estáis aquí para flamear banderas y corear “Cataluña es España”. ¿Es así, verdad? Intentaré serlo.

 1. Lo primero que quiero decirles es que estoy aquí para reivindicar la Constitución de 1978 y en particular los principios de libertad e igualdad que la inspiran.

 

 

Todos conocen los versos de Antonio Machado:

Españolito que vienes

al mundo te guarde Dios.

Una de las dos Españas

ha de helarte el corazón.

en los que el gran poeta venía a decirnos que los españoles estábamos poco menos que destinados a tirarnos los trastos a la cabeza cada pocos años. Quizá fue el hastío después de tantos siglos de insaciable cainismo lo que llevó a franquistas, cristianodemócratas, socialistas y comunistas a aprobar la Constitución de 1978.

Antonio Machado

Retrato de Antonio Machado.

Una Constitución que dibuja un Estado social y democrático de derecho inspirado

Constitución Española.

Constitución Española de 1978.

en los principios de libertad y justicia, pluralidad e igualdad y, que no olvidemos, refrendó la inmensa mayoría de españoles, incluidos el 90,5% de los catalanes. Podría enumerar los muchos méritos que, en mi opinión, tiene la Constitución de 1978 pero me limitaré, porque el tiempo apremia, a decirles que ofrece compromisos razonables sobre cuestiones muy espinosas como la oficialidad de las lenguas, la división de poderes y la descentralización territorial. Algunos achacan a la Constitución lo que está pasando en Cataluña cuando en realidad la causa de esos problemas es su incumplimiento. ¿Es mucho, es poco lo conseguido? A mí, que viví bastantes años bajo la dictadura de Franco, me parece un gran logro. Gracias a la Constitución de 1978, los españoles hemos vivido el período más largo de libertad, concordia y prosperidad de toda nuestra Historia. Ahí es nada.

Suárez en el Congreso tras aprobarse la Ley de Reforma Política

Suárez y Gutierrez Mellado en el Congreso tras aprobarse la Ley de Reforma Política.

 2. ¿Quiénes cuestionan el orden constitucional y ponen en riesgo nuestra joven democracia?

Sánchez con Iceta y sin la bandera constitucional española que, al parecer, su sola presencia produce urticaria y desasosiego psicológico en los líderes del PSC.

Sánchez con Iceta con la bandera catalana y sin la bandera constitucional española. Al parecer, su sola presenciaen la sede de Nicaragua produce urticaria en la piel y desasosiego psicológico a los líderes del PSC.

En primer lugar, los partidos (PSOE, PSC, UDC, IU, ICV-EUiA) que desean reformar la Constitución para introducir blindajes y asimetrías que, so pretexto de reconocer singularidades identitarias, quebrarían el principio constitucional de igualdad ante la ley de todos los españoles. Hay también un partido (Podemos) que pretende abrir un período constituyente “para hablar de todo”, un disparate todavía más peligroso. Pero la amenaza más seria e inmediata proviene de los partidos secesionistas catalanes (CDC, ERC y CUP) que pretenden declarar la independencia de Cataluña dentro de unos meses.

Mas con Junqueras y Forcadell

Mas con Junqueras y Forcadell.

El vals de Mas con Pujol en el último congreso de CDC.

El vals de Mas con Pujol en el último congreso de CDC.

Hoy nos ‘toca’ –expresión predilecta del que fuera presidente de gobierno de Cataluña durante 23 años, mentor y padrino político de Mas y defraudador confeso Jordi Pujol i Soley– ocuparnos del plan urdido por Mas y Junqueras contra nuestra democracia constitucional. Conocemos bien los hechos. Mas y Junqueras acordaron el 14 julio concurrir juntos en la lista “Junts pel Sí” a las elecciones del 27 de septiembre y declarar, en caso de ganarlas, la independencia de Cataluña antes de 8 meses.

"Juntos por el 3 %"

Los cinco primeros candidatos de la la plataforma Juntos por el 3 %”.

Como sólo lograron 62 escaños –9 menos que en las elecciones anteriores- ahora están intentado subir al barco a los 10 diputados de la CUP para que el gobierno catalán, respaldado por una exigua mayoría parlamentaria (53,3%), proclame la independencia el próximo Sant Jordi. Puesto que la Constitución, como el Estatut en Cataluña, no admite la secesión de una parte del territorio, el llamado ‘prusés’ hacia la independencia es en realidad la hoja de ruta de un golpe de Estado. Si el golpe se hubiera fraguado en los cuarteles en lugar del Palau de la Generalitat, los responsables estarían ya detenidos.

 3. ¿Hay argumentos de orden político o económico que justifiquen la secesión de Cataluña?

La cuestión catalana, hoy

La cuestión catalana, hoy.

Pienso sinceramente que no. Los separatistas catalanes no sufren ningún tipo de opresión o discriminación política; más bien al contrario porque lo que sí estamos oprimidos y discriminados en Cataluña somos los catalanes que nos sentimos españoles y queremos seguir siéndolo. En cuanto a las razones de orden económicos, quiero recordar qu la renta per cápita de los catalanes es el 24,5 % mayor que la media del resto de españoles y el 13 % superior a la media de las regiones de la UE.Y lógicamente quienes tienen rentas más altas contribuyen al sostenimiento del gasto cuando el sistema fiscal se inspira en los principios de igualdad y progresividad.

Siendo esta la situación privilegiada de los catalanes, hay que reconocerle al mago Arturo una gran habilidad para sacar conejos de la chistera y convencer a cerca de 2 millones de catalanes que están oprimidos y está en sus manos liberarse del expolio fiscal al que los somete el Estado español. Seguro que todos han escuchado a Mas decir que los catalanes nos hemos cansado de España y queremos divorciarnos o emanciparnos de manera civilizada y democrática, para constituir un estado nuevo, justo, estable y más próspero. Una falacia que podemos desmontar pieza a pieza.

Mas burlánose del gobierno español y del Tribunal Constitucional el 9 de noviembre de 2014

Mas burlándose del gobierno español y del Tribunal Constitucional depositando su voto el 9 de noviembre de 2014.

¿Estamos cansados los catalanes de España? Parece que no. Los resultados de las elecciones del 27 de septiembre indican que la mayoría de los catalanes no votó la lista ‘Juntos por el 3 %’, y si Mas fuera un político honrado dejaría de hablar en nombre de los catalanes porque hace tiempo que sólo representa a una parte de los separatistas.

 

Mas con Junqueras firmando acuerdos. ¡Qué tiempos!

Mas con Junqueras firmando los primeros acuerdos para iniciar el proceso hacia la independencia.

¿Se asemeja el ‘prusés’ a un divorcio civilizado y democrático? Suena bien la música, pero decepciona la letra. Lo que “Mentón Altivo” y “Ojo Extraviado” –ya saben que se habló bastante en indio durante la última campaña electoral– pretenden no es divorciarse ni emanciparse civilizadamente de España sino quedarse con el negocio, la casa, los muebles y el coche y dejarle las deudas a España. En cuanto al carácter democrático del “prusés”, quiero recordar que sólo 37 catalanes de cada 100 votaron las listas secesionistas. ¿Desde cuándo la voluntad de 37 vale por 100? Poco democrático puede ser, además, un proceso que se salta a la torera la Constitución, el Estatut y las leyes, ignora la división de poderes y desacata las sentencias judiciales.

Mas con Junqueras y de Gispert tras la firma de la convocatoria de la consulta del 9 de noviembre.

Mas con Junqueras y de Gispert tras la firma ‘solemne’ de la convocatoria de la consulta del 9 de noviembre en el balcón del gobierno de la Generalitat.

Por último, ¿nos conducirá el ‘prusés’ a un estado nuevo y justo, estable y próspero? De ninguna de las maneras. Por lo que sabemos, el ‘nuevo’ Estado estaría en manos de las mismas personas que ya gobernaron en la pasada legislatura, Mas, Junqueras y Forcadell. El presidente sería Mas, un ciudadano al que el TSJC le imputa cuatro delitos, por los que yo pedido su dimisión. Sería, además, un gobierno muy inestable porque, calculen lo que sería gobernar con la CUP, un partido que quiere además de romper con España, salir de la UE y del BCE, de la OTAN, del FMI… y hasta acabar con el sistema capitalista. ¡Menudo socio!

Fraternal abrazo de Fernández (CUP) y Mas (CDC) tras la consulta del 9-N.

Fraternal abrazo de Fernández (CUP) y Mas (CDC) tras la consulta del 9-N.

Está, Sr. Mas, engañando a los catalanes mientras los empuja hacia el precipicio económico. Todo el mundo sabe, aunque usted se empeñe en negarlo, que después de una declaración unilateral de independencia, y más si está la CUP apoyándola, caerán las exportaciones a España y a la UE; se desdoblarán y deslocalizarán las empresas y las entidades financieras catalan; disminuirá el atractivo de Cataluña para los inversores extranjeros; y los catalanes nos llevaremos nuestros activos a lugares más seguros. Por cierto, Sr. Mas, ¿no fue usted quién afirmó en 2002, cuando era Conseller en Cap del último gobierno de Pujol, que la independencia era “un concepto anticuado y algo oxidado”? ¡Si el concepto estaba ya anticuado y algo oxidado en 2002, no le digo nada en 2015 tras firmarse los Tratados Europeos de 2002 y 2007!

Mas afirma que la independencia es un concepto anticuado y un poco oxidado, 2002.

Mas afirmó en 2002 que la independencia es un concepto anticuado y un poco oxidado.

 

 4. Llegamos ya al final. ¿Qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para frenar a los separatistas catalanes?

Los representantes de CiU, ERC e ICV-EUiA en el Congreso el 8 de abril 2014 defendiendo el proyecto de transferencia de la competernica para realizar consultas.

Los representantes de CiU, ERC e ICV-EUiA en el Congreso el 8 de abril 2014 defendiendo el proyecto de transferencia de la competernica para realizar consultas.

En primer lugar, tenemos que exigir al Gobierno español y a las instituciones centrales del Estado que cumplan y hagan cumplir la Constitución y las leyes, y las sentencias de los tribunales. Firmeza, hace falta mucha más firmeza de la que hasta ahora se ha hecho gala. ¿No han comprendido todavía los responsables de las instituciones centrales del Estado que las concesiones hechas a los separatistas en el pasado sólo han servido para fortarlecer a los separatistas? Únicamente un inconsciente sigue dando de comer al perro rabioso que le atacó.

Catalanes celebrando la Fiesta Nacional de España y de la Hispanidad el 12 de octubre de 2015 en la Plaza de Cataluña de Barcelona.

Catalanes celebrando la Fiesta Nacional de España y de la Hispanidad el 12 de octubre de 2015 en la Plaza de Cataluña de Barcelona.

Para los catalanes que queremos seguir siendo españoles y europeos, reunirnos en esta plaza una vez al año se ha convertido casi en una necesidad vital, tal es la asfixia y desvalimiento en que con frecuencia nos encontramos. El caso reciente de la familia de Balaguer que renunció, a causa de las presiones recibidas, a ejecutar la sentencia que reconocía el derecho de sus hijos a recibir el 25 % de las materias escolares en castellano, da que pensar. Si esto ocurre ahora, ¿qué pasaría si lograran la independencia? Hace unos días Vargas Llosa pronosticaba que Cataluña se convertiría en “un pequeño país, manipulado y gobernado por minorías fanáticas”. Entonces no tendremos que cambiar de colegio a nuestros hijos sino que emigraremos toda la familia.

Ciudadanos de Balaguer practican la la kale-borroka con niños incluidos,

Ciudadanos de Balaguer practicando la kale-borroka con niños incluidos para amedrenar a una familia que había osado solicitar que se ejecutara la sentencia que obligaba a su escuela a impartir el 25 % del curriculum en castellano. Lo que ocurrió en Balaguer, se asemeja a los actos de intimidación contra los judíos al inicio del nacimiento del nazismo.

Clemente Polo en la Plaza de Cataluña el 12 octubre 2015

Clemente Polo en la Plaza de Cataluña el 12 octubre 2015

Si queremos tomar la iniciativa resulta evidente que no basta con reunirnos una vez al año en esta plaza. Tenemos que organizarnos y diseñar un plan para a movilizar a los catalanes que, se sienten españoles, pero ni están aquí hoy ni votan en las elecciones. Y para ello necesitamos vuestro apoyo y colaboración activa. Os esperamos. Muchas gracias.

 

 

 

¡Viva la Constitución!

¡Cataluña es España!

4 comentarios

Archivado bajo Economía, Educación, Nacionalismo, Política nacional