Archivo de la etiqueta: España

Balance de una década

Artículo publicado en el diario Expansión el 20 de mayo de 2017

La economía española ha registrado desde el cuarto trimestre de 2008 dos recesiones económicas encadenadas, 2008-2010 y 2011-2013, adobadas con una profunda crisis financiera 2009-2013, a las que ha seguido un período de recuperación sostenida a partir del primer trimestre de 2014. La evolución tanto del PIB nominal que creció sólo el 3,05% entre 2007 y 2016 como del PIB real que disminuyó el 0,6% en ese mismo período, resumen perfectamente por qué puede caracterizarse este período como la segunda ‘década’ negra –la primera corresponde al período 1975-1984– de la economía española.

Con este panorama de fondo, pocos son los ciudadanos que han registrado mejoras apreciables en su bienestar y resulta difícil encontrar un hogar donde la situación de alguno de sus miembros, ya sea el sustentador principal, el cónyuge, los hijos, etc., no haya empeorado durante la pasada década. Hay, no obstante, algunos colectivos que han salido mejor parados del trance mientras otros han cosechado pérdidas sustanciales y continúan en precario tras tres años de recuperación. El tema es muy amplio y, por limitaciones de espacio, voy a centrar mi atención en la situación actual de los pensionistas (8,6 millones), los autónomos (3,1 millones) y los asalariados (15,3 millones), y los parados (4,3 millones), con especial atención a los jóvenes.

 Pensionistas

Rodriguez Zapatero anunciando en el Congreso los primeros recortes el 12 de mayo de 2010.

A pesar de que las pensiones se congelaron en 2011 y los pensionistas se quejan con frecuencia de lo bajas que son sus pensiones, lo cierto es que han sido uno de los colectivos más beneficiados. Las cifras son incontestables: a pesar de que el número de pensionistas y pensiones creció en torno al 13,5% entre 2007 y 2016, la pensión media contributiva se revalorizó el 35,9% desde 2007 (673,69 €) hasta febrero de 2017 (915,53 €) y el gasto total en pensiones contributivas creció el 55,5%. A la vista de la diferencia abismal que existe entre estas tasas y las del crecimiento del PIB, produce estupor escuchar a Ramón Espinar, portavoz de Podemos en el Senado, afirmar en TVE que “los pensionistas han perdido poder de compra año tras año”. Anda algo mal informado.

Espinar portavoz de Podemos en el Senado.

Incluso reconociendo que la pensión media actual no garantiza una vida confortable a aquellos pensionistas que no disponen de otros recursos, lo que nadie puede negar es el enorme esfuerzo que ha hecho la sociedad española para aumentar las pensiones mientras otros ciudadanos veían erosionarse sus rentas al perder sus empresas o empleos. En cuanto a la sostenibilidad del sistema, conviene recordar que la factura mensual asciende a 8.500 millones, 17.000 millones cuando se abona paga extraordinaria, y que el Gobierno se ha visto obligado a echar mano del Fondo de Reserva de la Seguridad Social (SS) para hacer frente a obligaciones que exceden los recursos del sistema. Aunque el proceso de creación de empleo podría aliviar algo la situación en los próximos trimestres, el previsible aumento del número de pensionistas impide ser optimista. En pocas palabras: el sistema tendrá dificultades para abonar las pensiones si el Fondo de Reserva está exhausto cuando llegue la próxima recesión.

 Autónomos, asalariados y parados

Líderes sindicales encabezando la manifestación del 1 de mayo.

El balance para los asalariados ha resultado también positivo, aunque menos satisfactorio que para los pensionistas. El salario mínimo interprofesional creció el 14,83% desde 2007 (570,6€) hasta 2016 (655,2€) y el 24,02 % hasta 2017 (707,7). Otros indicadores salariales, como el coste salarial total por trabajador que proporciona la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del INE cifra el aumento en el 5,4% entre 2008 y 2016, y el salario medio a tiempo completo en empresas con más de 10 trabajadores aumentó, según Datosmacro.com, el 21,5% desde 2007 (21.989€) a 2016 (26.710 €), y el 11,94% entre 2008 (23.252€) y 2013 (26.027€). La Encuesta de Estructura Salarial del INE indica que los empleados en las AA. PP., cuyos salarios exceden en un 35% a los del sector privado, descendieron el 1,2% entre 2010-2014. En conjunto, se puede afirmar que los asalariados que lograron mantener su puesto de trabajo mejoraron o mantuvieron su poder adquisitivo.

5.965.400 paradosQuienes de veras empeoraron su posición son los trabajadores que perdieron sus empresas o puestos de trabajo. El número de ocupados, según la EPA, cayó algo más de 3,7 millones entre 2008 y 2014 y la recuperación sólo ha creado 1,5 millones en los tres últimos años. Hay 550.000 empleados menos por cuenta propia y 1,7 millones menos trabajadores asalariados. En el mejor de los casos, las prestaciones y los subsidios a los desempleados han podido paliar transitoriamente el desplome de sus rentas pero no evitarlo. Además, la recuperación no ha supuesto, para los afortunados que han encontrado trabajo, volver a sus antiguos puestos sino aceptar empleos en actividades con salarios inferiores. En el primer trimestre de 2017, sólo el sector Servicios presenta un balance positivo con 220.000 ocupados más que en el primer trimestre de 2008, mientras que Industria arroja la pérdida de casi 800.000 empleos y Construcción de cerca de 1,6 millones. No hay razones para pensar que el empleo en estos sectores volverá a los niveles de 2007-2008.

Protesta contra el paro en la Plaza del Sol.

Dentro de los asalariados, los parados más jóvenes sufrieron el mayor castigo y su situación continúa siendo penosa, a pesar de la recuperación económica. Basta con comparar el número de asalariados en el cuarto trimestre de 2016 con las del cuarto trimestre de 2007 para hacernos una idea de la magnitud de la debacle que produjeron las dos recesiones en los trabajadores entre 16-19 años, -257.400; 20-24 años, -799.200; 25-29 años, -1.120.800; y 30-34 años, -973.500. En total, hay 3.140.000 asalariados menos en estos cuatro grupos de edad donde se concentra el 37% de los 4,3 millones de parados, aunque sólo representan al 27% de los activos, y presentan tasas de paro muy superiores a la media. La conclusión a que apuntan estas cifras es que los jóvenes que se incorporan ahora al mercado con edades entre 16 y 24 años tienen muchas menos oportunidades de encontrar empleo que hace una década; y que quienes se incorporaron hace una década tienen mayores dificultades para desarrollar una carrera profesional, por modesta que ésta sea.

 Algunas propuestas

Rivera con Garicano.

No existe una fórmula maestra para acabar con el paro, especialmente el juvenil, y mejorar los salarios. Los empleos de calidad por los que claman las sindicales y algunos partidos ‘nuevos’ no llegarán si no los crean empresas y alguna dificultad habrá para que no hayan surgido ya. Resulta ilusorio creer que bastaría con que las Administraciones patrocinaran un ‘plan de choque’ o impulsaran el cambio del ‘modelo productivo’, para que brotaran como champiñones “empleos con salarios dignos”. De momento, parece más sensato apostar por apuntalar el crecimiento, promoviendo las exportaciones, reforzando el mercado interior y facilitando la creación de empresas, aunque permanezca inalterada la estructura productiva y salarial.

Bañez, ministra de Empleo y Seguridad Social.

Uno de los problemas que dificulta el desarrollo de una carrera profesional es la temporalidad que afecta con mayor intensidad a los trabajadores más jóvenes, y las reformas laborales de Zapatero y Rajoy no han resuelto. La caída del porcentaje de contratados temporales fue fruto de las recesiones, no de esas reformas, y ha vuelto a aumentar al recuperarse la economía. En lugar de subvencionar la conversión de contratos temporales en indefinidos, resultaría más efectivo y menos costoso permitir que los contratos indefinidos incluyan cláusulas que contemplen su extinción en caso de finalizar la obra o actividad estacional objeto del contrato, y la indemnización por despido dependa únicamente del tiempo trabajado.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Política nacional

Deuda para hoy y para pasado mañana

Artículo publicado en el diario Expansión el 22 de octubre de 2016

Me peguntaba una periodista hace unos días qué nos ha pasado para llegar al punto donde estamos ahora con una deuda de las AAPP que después de algunos ajustes (Protocolo de déficit excesivo) ha superado el  listón del PIB en los dos primeros trimestres de 2016. La pregunta tenía un fuerte componente retórico porque todo el mundo conoce la respuesta: la causa principal de que la deuda haya crecido durante los últimos nueve años es que las AAPP han gastado mucho más de lo que ingresan y han financiando los consiguientes déficits emitiendo deuda. No ha sido el déficit continuado la única causa del aumento de la deuda pero sí, como veremos, la fundamental.

grafico-deuda-publica-de-espana-2016

Evolución de la deuda pública de España.

Aumento desbocado del déficit y de la deuda

La historia reciente de las cuentas públicas es bien conocida. El superávit público del 2% del PIB en 2007, se tornó en un déficit del 4,5% en 2008 y alcanzó la cota histórica del 11% en 2009. Tras una mejoría transitoria que lo mantuvo entre el 9 y el 10 por ciento en 2010  y 2011, el ratio aumentó hasta el 10,4% en el primer semestre de 2012 mientras la prima de riesgo se disparaba entre rumores de intervención generalizada como la que habían padecido Grecia, Irlanda y Portugal. La situación mejoró notablemente en 2013 al reducirse el cociente deuda/PIB 3,5 puntos porcentuales (pp), pero el impulso perdió brío en 2014 y 2015 con descensos de tan sólo 1 pp y 8 decimas, respectivamente. 2015 acabó con un ratio del 5,1% y el BdE prevé que la necesidad de financiación de las AAPP será del 4,9% en 2016 y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal la sitúa en el intervalo 4,1-4,7 por ciento, en todo caso valores bastante alejados de la última cifra (3,7%) acordada por el gobierno español con Bruselas

Rodriguez Zapatero anuncia el plan E

Rodriguez Zapatero anunciando el primer plan E.

Pocos dudan de que lo que comenzara como una respuesta escasamente sopesada de Zapatero para hacer frente al estallido de la crisis financiera en septiembre de 2008 y la recesión económica subsiguiente (2008-2009), con un aumento record de 13 pp del ratio déficit público/PIB en dos años, se convirtió en una malsana costumbre muy difícil de erradicar. Pocos cuestionan también que financiar servicios públicos y prestaciones corrientes emitiendo deuda es un mal principio porque los ciudadanos se acostumbran a considerarlos ‘derechos irrenunciables’ y los gobiernos prefieren endeudarse, mientras pueden, a incurrir en la ira de las urnas, salvo cuando perciben todavía las elecciones como una amenaza remota, como ocurrió en España en 2009 y 2013. Lo cierto es que aunque se ha hablado hasta la saciedad de recortes, el gasto corriente en España aumentó el 22,7% desde 2007 a 2015.

grafico-pib-espana-indicies-de-volumen-variacion-interanual

España: tasas de variación interanual del PIB, 1995-2016.

capacidad-de-financiacion-aapp-1995-2015

España: capacidad (+) o necesidad (-) de financiación de las AAPP, 1995-2015.

Los déficits acumulados a partir de 2008 provocaron un aumento explosivo de la deuda que incrementó el ratio Deuda(PDE)/PIB –PDE es el acrónimo de Protocolo de déficit excesivo que es la metodología que emplea el BdE para calcularlo– en 63,1 pp desde 2007 a 2015. No fue la única causa pero sí la fundamental puesto que 40,4 pp del aumento se deben a los déficits primarios incurridos, y 17,0 pp a la carga de intereses. El denominado Ajuste déficit-deuda ha aumentado o disminuido el endeudamiento originado por el déficit de las Administraciones, dependiendo del año, pero para el conjunto del período sólo ha añadido 2,2 pp. Finalmente, el encadenamiento de dos recesiones explica que la evolución tan poco favorable del PIB haya disminuido el ratio Deuda/PIB en tan sólo 2,0 pp.

¿Por qué un perfil tan diferente?

gdp-interanual-growth-rate-2006-2016

Tasa de crecimiento interanula del PIB en la Eurozona y los Estados Unidos: 2006-2016.

Casi todos los Estados incurrieron en déficits abultados tras el estallido de la crisis financiera y la Gran Recesión, incluido Estados Unidos donde alcanzó el 12,7% del PIB en 2009. Sin embargo, las decididas políticas monetarias y fiscales expansivas aplicadas con celeridad y contundencia por el Gobierno y la Reserva Federales, respectivamente, lograron que la economía saliera de la recesión en 2009, e iniciara una expansión sostenida que se ha mantenido hasta hoy y ha facilitado que el déficit se situara en el 4,9% en 2014. No ocurrió así en la Eurozona, donde el BCE, ante el cierre de los mercados, inyectó liquidez a las entidades financieras para impedir el colapso del sistema pero no evitó el aumento de los costes financieros ni el racionamiento del crédito de empresas y hogares ni que la Eurozona entrara nuevamente en recesión en 2012. Las tasas medias de crecimiento desde 2008 a 2015 a los dos lados del Atlántico lo dicen todo: 1,2% en los Estados Unidos y 0,06% en la Eurozona.

Rodriguez Zapatero anunciando en el Congreso los primeros recortes el 12 de mayo de 2010

Rodriguez Zapatero anunciando en el Congreso los primeros recortes el 12 de mayo de 2010.

Los estados pequeños sin moneda propia, como España, tuvieron además que abandonar las políticas fiscales expansivas en el primer semestre de 2010 –más por exigencia de una desconfiada Bruselas ante un errático Zapatero que por la presión todavía moderada del mercado de deuda–, antes de que la incipiente recuperación que se atisbaba en el primer semestre de 2010 se hubiera afianzado. Y España volvió a entrar en recesión en el primer trimestre de 2011 y se mantuvo en números rojos hasta el segundo semestre de 2013. A pesar del mantenimiento de los recursos corrientes de las AAPP en 2011 y 2012, la contención del gasto corriente y la fuerte contracción de la formación bruta de capital público, el ratio déficit/PIB aumento 0,2 y 1,8 pp en 2011 y 2012, respectivamente, impulsado por el notable aumento que registraron las transferencias de capital.

 

draghi-anuncia-que-el-bce-esta-preparado-26-de-julio-de-2012

Draghi anunciando que el BCE está preparado para hacer lo que sea necesario el 26 de julio de 2012.

guindos-con-juncker

Juncker y De Guindos en una reunión del Eurogrupo el 13 de marzo de 2012.

La famosa declaración de intenciones de Draghi –“el BCE está preparado para hacer lo que sea necesario para preservar el euro. Y créanme, será suficiente”–  a finales de julio de 2012 alivió las dificultades de financiación del Tesoro español en el segundo semestre de 2012 pero para entonces la tasa de morosidad seguía al alza y alcanzaba el 11,4% al final de año y el gobierno español tuvo que inyectar 13.129 millones adicionales al Fondo de Reordenación Ordenada Bancaria para evitar la quiebra de algunas entidades financieras, así como 5.754 millones al Fondo de amortización del déficit tarifario y otros 27.781 millones al Fondo para la Financiación del Pago a Proveedores. Asimismo, España tuvo que aportar 15.825 millones para  rescatar a Irlanda, Grecia y Portugal y otros 3.809 millones al Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera. A la vista de estos números, no cabe ninguna duda de que 2012, el primer año de la legislatura de Rajoy, fue sin duda un momento crítico.

Prima de riesgo de Portugal, España e Italia.

Prima de riesgo de Portugal, España e Italia.

Desde entonces, la situación ha mejorado sustancialmente gracias sobre todo a la reducción del déficit primario en 2103 (4 pp) y en menor medida en 2014 y 2015 (1,5 pp), al impacto favorable del ajuste Deuda(PDE)-Déficit para el conjunto de los tres últimos años, y al crecimiento del PIB en 2014 y 2015. Además, la carga de intereses, pese al aumento de la deuda en términos absolutos, ha descendido ligeramente en relación al PIB, gracias a la puesta en marcha del programa de compras de activos del BCE, ampliado en varias ocasiones, que ha reducido el tipo de interés de las nuevas emisiones –negativo incluso para las emisiones de Letras en la segunda mitad de 2015 y 2016– y, en menor medida, el tipo de interés medio de la deuda viva que se ha situado ligeramente por debajo del 3% en el tercer trimestre de 2016.

Draghi en una de sus comparecencias para anunciar la extensión del programa de compras de deuda.

Draghi en una de sus comparecencias para anunciar la extensión del programa de compras de deuda.

Queda mucho camino por recorrer y el primer reto del próximo gobierno de España será, sin duda, alcanzar un superávit primario para el conjunto de las AAPP que permita neutralizar el pago de los intereses de la deuda. No porque nos lo exijan el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y la Comisión Europea sino porque conviene detener ya el proceso de aumento de la deuda y comenzar a deshacer el camino. A explicar las razones por las que considero esencial cuadrar las cuentas públicas lo antes posible y a exponer las dificultades que vamos a encontrar en el camino dedicaré mi próximo artículo.

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Política nacional

De la tragedia clásica al melodrama esperpéntico

Artículo publicado en el diario Expansión el 30 de junio de 2015

Reunión del Eurogrupo

Reunión del Eurogrupo

Quizá, lo más preocupante de la interminable crisis griega es el poco edificante e inoperante espectáculo que han ofrecido las negociaciones entre las instituciones acreedoras (FMI, Consejo Europeo, Comisión Europea, Eurogrupo y BCE), por una parte, y el gobierno griego, por otra. Durante los cuatro meses adicionales concedidos a Grecia para renegociar los términos del rescate el pasado febrero, la mayoría de los políticos y comentaristas españoles han dado por sentado que, siguiendo la tradición de la UE, las partes alcanzarían un acuerdo en el último minuto, aunque tampoco han faltado voces en la emergente izquierda antisistema que han sostenido sin rubor que las instituciones acreedoras (IA) están chantajeando a los griegos por haber votado a Syriza. Llama la atención la escasa objetividad con que se han presentado los hechos que han conducido a la actual situación así como las consecuencias que se derivarían para los distintos actores si Grecia abandonara finalmente la Eurozona. Este artículo intenta esclarecer ambas.

Tsipras, primer ministro de Grecia, y Varufakis, su ministro de Hacienda.

Tsipras, primer ministro de Grecia, y Varufakis, su ministro de Hacienda.

Antecedentes

GreciaComencemos con algunos datos que ayudarán al lector a situar el problema en perspectiva. La población de Grecia era 10,9 millones en 2014, cifra muy similar a la de Portugal (10,4 millones), y equivalente al 23,4% de la población de España. Según Eurostat, el PIB de Grecia (base 2010) ascendía a 179.000 millones de euros (ME) en 2014, prácticamente igual al PIB de Portugal (173.000 ME) y al 16,9 % del PIB de España. Ese mismo año, el PIB per capita de los griegos (corregido por diferencias en el poder de compra) era 16.300€, casi igual también al de los portugueses (16,600€) y sustancialmente inferior al de los españoles (22.600€). Según el FMI, el PIB griego creció entre 1996-2007 a una tasa media del 4,1%, muy por encima del portugués (2,3%) y hasta por encima del español (3,9%). Sin embargo, entre 2006 y 2014, el PIB griego cayó el 23,4% mientras que el portugués se contrajo el 5,0% y el español el 3,6%. Obsérvese que si bien el PIB de Grecia ha caído mucho más que el portugués en los últimos ocho años, el PIB per cápita de griegos y portugueses es hoy prácticamente idéntico, no existiendo razón alguna para que nos preocupe más el bienestar de los griegos que el de los portugueses.Portugal

La cuestión de por qué ha caído tanto el PIB griego durante la Gran Recesión es relativamente sencilla de contestar. El crecimiento de la demanda agregada en los años de expansión (1996-2007) se alimentó mediante el endeudamiento privado y público orientado a financiar niveles de consumo privado y público insostenibles. En este sentido, resulta instructivo constatar el escaso esfuerzo inversor de Grecia, 10,6% del PIB en 2014, en comparación con las cifras de Portugal (14,8%) y España (19,5%), y el elevado porcentaje de deuda pública neta sobre el PIB de Grecia, 169,9%, frente a los valores de Portugal (120,1) y España (64,8%). Otra importante diferencia es que Grecia destinó el 32,1% del PIB a gasto social en 2012 (último año disponible) mientras que Portugal dedicó el 26,9% y España el 25,9%. En particular, mientras Grecia destinó el 17,5% del PIB a pensiones, Portugal dedicó el 14,8% y España el 12,1%. A la vista de esta batería de datos, resulta imposible concluir que los ciudadanos y pensionistas griegos están peor tratados que los portugueses, y, sin embargo, los medios de comunicación nos describen la situación de los primeros en términos casi apocalípticos mientras guardan un silencio inexplicable sobre cómo se las arreglan los portugueses para salir adelante.

 

El mito de la mano dura

Varufakis despide a la troika

Varufakis despide con chulería  a la troika

A quienes afirman en España que Grecia ha sido maltratada por la troika y las IA hay que contestarles con continencia evangélica que no saben lo que dicen. Sólo al demagogo secretario general de Podemos, se le puede ocurrir calificar lo sucedido estos días como “operación mafiosa de terrorismo financiero”. Contrariamente a lo que da a entender esa expresión, han sido los gobernantes griegos quienes han abusado por activa y por pasiva del lógico temor a las consecuencias que tendría la salida de Grecia de la Eurozona para conseguir que las instituciones desembolsaran 230.000 millones de euros a fin de evitar la bancarrota del gobierno griego y el derrumbe de su sistema financiero. Grecia lleva varios años financiándose a costa de sus pérfidos acreedores como demuestra que, pese a tener una deuda pública muy superior a la de Portugal o España en términos del PIB, sólo dedica el 2,3% del PIB al pago de intereses mientras que Portugal destina el 4,8% y España el 3,3%. Como el presidente Rajoy explicaba hace unos días, las IA han prestado a Grecia sumas ingentes en condiciones envidiables, y hasta España, que se las han visto y deseado para financiarse en los mercados entre 2009 y 2012, ha aportado su granito de arena (26.000 millones).

Financiación del BCE a los bancos giegos.

Financiación del BCE a los bancos giegos.

 

Poner fin al esperpéntico melodrama

Tsipras y VarufakisTsipras y Varufakis se han dedicado durante este semestre a marcar líneas rojas en su intento de hacer creer a los griegos que la culpa de sus males la tienen quienes (el resto de Estados miembros de la UEM) más les han ayudado a mantener su insostenible nivel de gasto público, y quienes (BCE) han evitado el colapso de su sistema financiero. Sobre lo que no cabe ninguna duda, sin embargo, es que la llegada de Syriza al gobierno griego el pasado diciembre y sus exigencias de ampliar el plazo del rescate hasta junio sólo han servido para que se desvaneciera la perspectiva de alcanzar un crecimiento aceptable de la economía griega en 2015 y para alimentar salidas importantes de capitales que han puesto contra las cuerdas a los bancos griegos. Tsipras y Varufakis, no las IA, son los únicos responsables del azaroso rumbo impuesto a las cóncavas naves negras. Por otra parte, Grecia no puede seguir monopolizando las reuniones del Eurogrupo y hasta del Consejo de la UE, absorbiendo tiempo y recursos necesarios para resolver otros asuntos urgentes. Como tampoco pueden el resto de países de la Eurozona hacer más concesiones a menos que exista un compromiso firme de ajustar el nivel de gasto público a los ingresos, porque también hay parados, pensiones bajas y necesidades urgentes que atender en Portugal y en otros países que, como España, se han convertido muy a su pesar en acreedores.De Guindos charlando con Varufakis

Parlamento de GreciaLa decisión de realizar un referéndum el 5 de julio para que los griegos decidan si aceptan las condiciones exigidas por las IA, calificadas por el propio Tsipras como el ‘ultimátum de la extorsión”, ha sido la gota que colmó el vaso e hizo saltar por los aires las últimas esperanzas de alcanzar un acuerdo razonable. La prioridad ahora para el BCE es evitar que las turbulencias que va a provocar la salida de Grecia pongan en peligro la recuperación europea, especialmente en los países que registraron serias dificultades para financiarse entre 2009 y 2012. Pero sin duda, los grandes perjudicados van a ser los propios griegos expuestos a una transición monetaria y económica muy dolorosa, como prueba el cierre de los bancos y la bolsa decretado ya por Tsipras para evitar la quiebra del sistema financiero. Quizá a los españoles nos sirva el experimento griego para hacernos una idea de lo que puede ocurrir en España si Podemos llega al gobierno el próximo otoño.Tsipras con Pablo Iglesias

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Política internacional, Política nacional

El peso de las exportaciones en la economía catalana

Artículo publicado en el diario Expansión el 27 de diciembre de 2012

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) presentó el 22 de noviembre varios documentos de trabajo que abordaban desde diversos ángulos “la cuestión catalana, hoy”. Este artículo lo dedico a exponer una de mis contribuciones en la que examino la importancia de las exportaciones en la economía catalana, y presento algunos resultados indicativos del enorme peso que todavía tienen en la actualidad las exportaciones al resto de España. Los datos que utilizo son las últimas tablas intersectoriales publicadas por el Instituto de Estadística de Cataluña (IDESCAT) para 2005.

Cataluña, la ‘fábrica de España’

Colonias textiles en el LlobregatAntes de entrar en materia, considero pertinente recordar que la economía catalana, entendida como el tejido empresarial que la conforma y las infraestructuras que la sustentan, sólo puede comprenderse si se tiene en cuenta la especialísima relación que ha mantenido con el resto de España, compartiendo instituciones políticas, mercados y fiscalidad, una suerte de temprana ‘unión aduanera’ y ‘mercado único’ que impulsó la unificación política de los Reinos de Castilla y Aragón. En sus correrías, hasta Don Quijote hizo una incursión a la ciudad de Barcelona donde visitó con gran contento un taller de impresión “porque hasta entonces no había visto emprenta alguna”, ocupado en la composición de un libro toscano traducido “en nuestra lengua castellana”, una clara indicación de que a comienzos del siglo XVII ya florecía la exportación de obras traducidas e impresas en Barcelona a todas las Españas.

Fábrica de material rodante en HospitaletDe lo que no cabe ninguna duda es que España constituía desde al menos 1850 lo que hoy denominamos una unión aduanera, un territorio económico protegido por aranceles que dificultaban la entrada de importaciones de otros estados y beneficiaban a los productores locales de manufacturas. Los empresarios catalanes (y también de otras regiones) y sus representantes políticos fueron siempre conscientes de la importancia de los aranceles y otras barreras gracias a las cuáles Cataluña acabó convirtiéndose en la “fábrica de España”. El nivel de protección se intensificó durante el primer tercio del siglo XX, y se mantuvo durante la mayor parte de la dictadura franquista, reforzado con restricciones cuantitativas y otras barreras no arancelarias. Hasta la entrada de España en la CEE, el 1 de enero de 1986, no se inició su desmantelamiento gradual que culminó el 1 de enero de 1992 con la puesta en marcha del Mercado Único europeo.

Seat 5 octubre 1955 Franco inaugura fabrica en MartorellTampoco hay que olvidar que Cataluña se ha visto beneficiada por decisiones políticas que como la instalación de SEAT en las inmediaciones de Barcelona han resultado decisivas para el desarrollo de una industria automovilística moderna, a la que Cataluña debe gran parte de sus exportaciones en la actualidad. Además, muchas empresas catalanas recibieron importantes transferencias de capital del Estado español en la década de los ochenta del pasado siglo que permitieron acometer su reconversión y transformarlas en empresas viables. Por último, Cataluña ha recibido desde la entrada en la UE cuantiosas transferencias por formar de España que nunca habría llegado de hacer sido un estado independiente. En pocas palabras, Cataluña no habría acumulado el capital físico y humano con el que cuenta hoy día de no haber contado con la protección aduanera, el mercado único español y las transferencias recibidas del Estado español y la UE.

El papel de las exportaciones al resto de España

Borges sede en TárregaEn la actualidad, el mercado del resto de España continúa teniendo una importancia decisiva en los sectores más dinámicos de la economía catalana. A pesar de la diversificación de las exportaciones tras la entrada en la CEE y la puesta en marcha del Mercado Único europeo en 1992, que lógicamente han diversificado los destinos tanto para Cataluña como para el resto de España, los resultados obtenidos a partir de las últimas tablas input-output de Cataluña par 2005 indican que las exportaciones al resto de España explican en torno al 36 % de la producción, el 34% del valor añadido y el 33% del empleo total en Cataluña.

Grupo Alimentario GuissonaEn el sector primario (Agricultura, Ganadería y Pesca) y la mayoría de sectores industriales, las exportaciones al resto de España explican en torno al 50% de la producción (Carne y productos cárnicos, Vestido y piel, Cuero, productos del cuero y calzados, Muebles y otras manufacturas, Metalurgia, Productos metálicos, Servicios de transporte aéreo y espacial, Gas manufacturado, Productos químicos, etc.), aunque hay también bastantes sectores donde ronda al 60% (Cemento, cal y yeso, Servicios de reciclado, Madera y Corcho, Productos de edición, Bebidas, Vidrio y productos de vidrio, Coque, refino del petróleo y combustible nucleares y Productos textiles), e incluso un caso en que supera el 70% (Productos lácteos y helados). En los sectores que producen servicios privados, la proporción media ronda el 40%, aunque en algunos sectores se aproxima al 50%. Sólo en los sectores de Construcción y Servicios privados/públicos (administración general, sanidad y educación), más centrados en los residentes,  las exportaciones al resto de España tienen un papel marginal.Torre Agbar

La conclusión más relevante de este ejercicio se impone por sí misma: los sectores más dinámicos de la economía catalana presentan una elevada dependencia de las exportaciones al resto de España. Si la economía catalana perdiera de repente esa relación privilegiada que ha mantenido durante al menos los últimos 160 años, las empresas localizadas en Cataluña registrarían caídas muy importantes en la producción, el valor añadido y el empleo. Para empezar, Cataluña quedaría excluida de la UE y las exportaciones catalanas a España tendrían que salir de Cataluña exentas de IVA, una circunstancia que reduciría la recaudación impositiva del nuevo estado catalán. Además, todas las exportaciones a la UE incluidas las exportaciones a España estarían sujetas al arancel comunitario y otros costes que la OCDE estima elevan los precios en torno al 7,5 %.

la Caixa foto¿En qué cuantía caerían las exportaciones catalanas a España y al resto de la UE en esa eventualidad? En el primer caso, un escenario optimista sería que la quiebra del mercado único y la unión aduanera con España redujera la demanda actual en torno al 50%, en cuyo caso la contracción de la producción, el valor añadido y el empleo se situaría en torno al 25% en los sectores primarios e industriales, y alrededor del 20% en los sectores de servicios privados. Ahora bien, esa caída podría incluso alcanzar el 85% si el valor de las exportaciones a España se aproximase al de las exportaciones a Francia (10.731 millones de euros en 2011), una economía de la UE mayor que España y con la que Cataluña comparte también frontera. Resulta evidente que caídas de las exportaciones de bienes y servicios a España de este orden de magnitud tendrían efectos devastadores sobre los sectores más dinámicos de la economía catalana. A ellos tendríamos que sumar los impactos de la reducción que registraría el consumo de los españoles (no residentes) en Cataluña y la caída de las  exportaciones a todos los países de la UE originada por el aumento del precio de las exportaciones.

 

Conclusión

Mas a la manera fascista. brazo en alto y banderas al vientoLa conclusión general a que llegamos es que la independencia de Cataluña provocará caídas muy importantes en la producción, el valor añadido y el empleo total en los sectores más dinámicos de la economía catalana que podrían alcanzar magnitudes insoportables si Cataluña pasara en pocos años a exportar a España lo que hoy exporta a Francia o Alemania. Y si esto es tan grave como lo pinto, ¿cómo es que los empresarios catalanes no se han percatado de ello y puesto el grito en el cielo? La respuesta difiere según el tamaño de las empresas. Los directivos de las grandes empresas son conscientes de los enormes riesgos que comporta la aventura independentista, pero la mayoría prefiere, de momento, evitar pronunciarse para evitar posibles represalias del próximo gobierno catalán. En cambio, los pequeños empresarios creen (erróneamente) que la independencia apenas afectará a sus negocios muy centrados en el mercado local. Lo que quizás ignoran los pequeños empresarios de Guissona, Reus, Sant Sadurni d’Anoia o Vic es que  sus clientes podrían dejar de serlo pronto si pierden su trabajo en las empresas alimentarias o bodegas donde trabajan. Como dijo José Luis Feito, presidente del IEE, en el acto de presentación de los documentos de trabajo, “quien busca la secesión no sabe lo que hace porque no sabe lo que deshace”: nada menos que una unión aduanera, un mercado único y unas políticas de Estado que han beneficiado a los catalanes desde al menos 1850 y posibilitado que su renta per capita sea hoy muy superior a la media española y europea.Companys declara el Estado Catalán

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Nacionalismo, Política nacional

Entrevista a Clemente Polo en la cadena ETV de Esplugas de Llobregat

Nota al lector. El entrevistador utilizó el catalán en la entrevista porque así se lo impone la cadena y mis respuestas tuvieron un carácter más informal.

¿Cómo funciona el sistema de concierto en España?

Es un sistema que nace al final de la II Guerra Carlista a mitad del siglo XIX y refleja todavía la concepción arcaica del Estado característica del Antiguo Régimen donde la Corona exigía a los territorios controlados por la nobleza local aportaciones para el sostenimiento de sus gastos, guerras incluidas. Las Diputaciones Forales vascas tuvieron desde entonces, con la excepción de Guipúzcoa y Vizcaya durante el franquismo, una administración fiscal independiente. Este privilegio resultaba prácticamente inocuo cuando el Estado se reducía a la Corte y sus representantes en España (recaudadores de impuestos y administradores de justicia) y en el exterior (sedes diplomáticas) y los impuestos constituían una fracción insignificante de la producción.

El problema es que la disposición adicional primera de la Constitución de 1978 dio por buenos esos privilegios (“La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales”) en un estado moderno que grava las rentas de las personas físicas y jurídicas y las transacciones y los impuestos, tasas y precios públicos recaudan entre el 35 y el 40 por ciento del PIB. En la actualidad el concierto otorga a las Diputaciones Forales en El País Vasco y Navarra capacidad normativa (excepto en el IVA) y deja en sus manos la recaudación de todos los impuestos (excepto las contribuciones a la SS).

Los ingresos obtenidos se destinan a sufragar los gastos de los gobiernos Autónomos y sólo una fracción (6,24%) de la renta total estatal se destina al sostenimiento de la Corona, la Defensa y Cuerpos de Seguridad y Asuntos Exteriores del Estado, el denominado cupo vasco o navarro. La cuantía finalmente ingresada registra, sin embargo, ajustes hasta determinar el cupo líquido (se deducen, por ejemplo, el gasto de la Ertzaina, la policía autónoma vasca). En 2012, los Presupuestos Generales del Estado contabilizan una aportación de 546 millones, una cantidad obviamente muy pequeña. Si se tienen en cuenta, las prestaciones a los pensionistas y desempleados, la conclusión a que llegamos es que estas dos Comunidades probablemente no sólo no aportarán al sostenimiento del Estado sino que serán receptoras netas.

¿Son injustos los conciertos vasco  y navarro?

Muy injustos. De los partidos existentes en España, sólo dos Ciudadanos y UPyD abogan por su eliminación. López, presidente de la CA del País Vasco, y Basagoiti, líder del PP en esa Comunidad, han defendido siempre en público esos privilegios, temerosos de perder respaldo electoral.

¿Podrían eliminarse estos privilegios?

Desde luego. El artículo 149.1 de la Constitución reconoce que

“El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias”

1.º La regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de sus derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales”.

Y entre esos deberes el artículo 31.1 de la Constitución reconoce explícitamente:

Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo, inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio”.

Si los ciudadanos de algunas Comunidades Autónomas no contribuyen “al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad contributiva” por culpa del concierto, hay que concluir que el concierto es inconstitucional.

¿Qué persigue el gobierno catalán con el pacto fiscal? Obtener más ingresos, reduciendo su aportación al Estado en la línea del concierto vasco y navarro.

Muy sencillo: reducir sus aportaciones al Estado y aumentar los ingresos de la Generalitat. Si dispones de más ingresos, puedes gastar más y también cobrar más comisiones, algo en lo que CiU se ha mostrado un consumado especialista.

¿Por qué habla el gobierno catalán de expolio fiscal?

Por razones principalmente políticas. Quienes aspiran a alcanzar la independencia han encontrado en el expolio fiscal la gallina de los huevos de oro. No más quizás de un 10 % de la población compartía ese ideal, pero ese porcentaje ha aumentado considerablemente hasta aproximadamente el 22 % (eso es lo que nos dicen los resultados globales de la consultas celebradas a favor de la independencia) desde que el gobierno catalán y algunos partidos, como CiU, ERC, repiten sin pudor alguno que los catalanes están siendo expoliados y supuestos políticos moderados, como Duran, les piden que voten con la cartera. El argumento es muy efectivo porque a nadie le gusta sentirse engañado.

¿Qué quiere decir que Cataluña tiene un déficit fiscal con España?

Que cuando se calcula la diferencia entre los ingresos impositivos recaudados en Cataluña (no los pagados por los catalanes) y los gastos que el Estado realiza en Cataluña (no los que benefician a los catalanes), los ingresos superan los gastos.

 ¿Es Cataluña  la tercera comunidad que más paga y la décima en recibir?

, pero, como he dicho, esos cálculos no indican ni lo que pagan ni lo que reciben los catalanes.

Hay mucha confusión en cuanto a las cifras del déficit fiscal. Desde hace muchos meses, el gobierno de la Generalitat insistía en que Cataluña tuvo en 2009 un déficit fiscal 16.434 millones de euros, equivalente al 8,4% del PIB catalán. Sin, embargo ahora reconoce que en realidad tuvo un superávit de 4.015 millones de euros en 2009.¿Es verdad que hay múltiples métodos para calcular las balanzas fiscales y que el conseller Mas-Colell solo ofreció los resultados que le eran más favorables?

Les recomiendo a todos los telespectadores interesados en este tema que lean el artículo titulado “Malentendidos del saldo fiscal catalán” que Antoni Zabalza, catedrático de la Universidad de Valencia y Secretario de Estado de Hacienda en los gobiernos de Felipe González, publicó en el diario El País el 19 de noviembre. En este artículo se aclaran los malentendidos que rodean esta discusión.

El conseller Mas-Colell y el gobierno catalán han estado hablando durante meses del supuesto déficit fiscal de 16.434 millones, como si fuera una verdad revelada. Lo cierto es que no hay tal déficit fiscal sino un superávit fiscal 4.015 millones en 2009. Ésta es la cifra real cuando se hacen bien las cuentas y no se pretende utilizar el cálculo para azuzar el odio de los catalanes contra el resto de los españoles.

Por supuesto, ningún miembro del gobierno catalán ha contestado a Zabalza y CDC, el partido de Artur Mas, sigue exhibiendo en su página en Internet un contador que actualiza en cada instante el supuesto déficit fiscal catalán. Una infamia y una deslealtad que desacredita al gobierno de la Generalitat. Pero como Goebbels, ministro de comunicación y propaganda de Hitler, sabía muy bien, una mentira puede convertirse en verdad si se repite con suficiente insistencia.

¿Por qué el gobierno catalán “infla” el saldo fiscal negativo de Cataluña en base a criterios no objetivos y  oculta determinados datos que son contrarios a sus intereses políticos?

El objetivo es doble. Primero, reforzar su posición negociadora con el gobierno de Madrid para aumentar las transferencias al gobierno catalán. Segundo, fomentar el independentismo, aunque sea difundiendo cifras falsas.

Resulta curioso que el gobierno catalán acuse al gobierno español de no publicar las balanzas fiscales de España. Si tan relevantes son las cifras que proporcionan, ¿por qué no calcula el gobierno catalán las balanzas fiscales de las provincias y comarcas catalanas y lleva a cabo campañas contra las comarcas que ‘expolian’ y a favor de las ‘expoliadas’? Porque normalmente aquellos territorios donde se concentra la actividad económica son ‘expoliados’ por el resto. Pero claro, este resultado no puede utilizarse para avivar el odio contra el resto de los españoles sino para azuzar el malestar entre los residentes en distintas provincias o comarcas de Cataluña.
¿Si el gobierno catalán lograra el pacto fiscal, lo imitarían otras regiones ricas?

Al menos lo intentarían. A todo el mundo le gusta circular por buenas carreteras, recibir una buena atención médica, que la policía y los bomberos respondan con prontitud cuando se producen emergencias, etc., y a todos nos molesta tener que pagar a Hacienda.

¡Hasta Emilio Botín, presidente del Banco Santander, puede que se anime a promover la independencia de la Ciudad del Santander que el banco tiene en Boadilla del Monte!
¿Qué parte de culpa tiene la Generalitat en la actual bancarrota de la región?

 

Mucha.  En primer lugar, porque al centrar todo su interés en Cataluña el gobierno catalán no ha exigido al gobierno español que aumente la recaudación para que Cataluña reciba más ingresos. Entre 2007 y 2009, la recaudación de las Administraciones Públicas en España cayó en 67.000 millones y naturalmente ello ha provocado un déficit insostenible y todos los recortes en servicios públicos e inversión pública que se han ido produciendo desde entonces.

En segundo lugar, los sueldos del gobierno catalán, parlamentarios, diputados provinciales, alcaldes, empleados públicos y cuerpos de seguridad (Mossos d’Escuadra) son mayores que los existentes en otras CCAA e incluso en el gobierno de España. Un ejemplo ilustrativo: el sueldo del Presidente Rajoy es de 78.185,04 euros y el del President Mas 122.426 euros. Claro que no vaya Vd. a comparar la responsabilidad del President Mas con la del presidente del gobierno español!

En tercer lugar, los gobiernos catalanes se han endeudado hasta las cejas y han llevado a la Generalitat al borde de la quiebra y Cataluña ya no puede siquiera emitir deuda en los mercados. Los empleados públicos y los proveedores del gobierno catalán, como los farmacéuticos, vivimos pendientes de que lleguen remesas frescas de Madrid para cobrar a finales de mes desde hace bastantes meses.

¿Los länder alemanes tienen más o menos déficit fiscal que Cataluña?

Esta pregunta no tiene mucho sentido desde el momento en que Cataluña no tiene un déficit fiscal ni en 2009 ni casi con toda seguridad tampoco en 2012. Quiero recordar que el déficit fiscal, en todo caso, es un reflejo de la concentración territorial de la actividad económica.

 ¿Es verdad que el fraude fiscal en Cataluña representa el 23% del Producto Interior Bruto (PIB), diez  puntos más que la media europea?

 No me sorprendería aunque el nivel de fraude en Cataluña no creo que sea muy distinto (en relación al PIB) al que hay en el resto de España.

2 comentarios

Archivado bajo Economía, Nacionalismo, Política nacional

Mejor Cataluña con España

Artículo publicado en el diario La Razón el 23 de noviembre de 2012

Cuando nos planteamos las relaciones de Cataluña con el resto de España, la primera consideración es que la economía catalana es hoy lo que es gracias al mercado único español, a la elevada protección de que gozaron las manufacturas en España desde tiempo inmemorial y a decisiones de carácter meramente político y ayudas del Estado español que beneficiaron a los productores catalanes y de otras regiones. Historiadores económicos se han referido a la Cataluña de 1900 como la «fábrica de España». En la actualidad, el mercado del resto de España continúa teniendo una importancia decisiva en los sectores más dinámicos de la economía catalana. A pesar de la diversificación de las exportaciones tras la entrada en la CEE en 1986 y la puesta en marcha del Mercado Único europeo en 1992, los últimos datos sectoriales indican que las exportaciones al resto de España explican en torno al 36% de la producción, el 34% del valor añadido y el 33% del empleo total en Cataluña. La conclusión más importante es que los sectores más dinámicos de la economía catalana presentan todavía una elevada dependencia de las exportaciones al resto de España. Cataluña quedaría fuera de la UE y las exportaciones catalanas a España tendrían que salir de Cataluña exentas de IVA, una circunstancia que reduciría la recaudación impositiva del nuevo Estado catalán. Además, todas las exportaciones a la UE, incluidas las exportaciones a España, estarían sujetas al arancel comunitario y a otros costes que la OCDE estima elevarían su precio en torno al 7,5 %. La conclusión general es que la independencia de Cataluña provocará caídas muy significativas en la producción, el valor añadido y el empleo total en los sectores más dinámicos de la economía catalana que podrían incluso llegar a ser catastróficos si las exportaciones de Cataluña a España se normalizan y se sitúan en los niveles de las exportaciones a otros países de la UE como Francia o Alemania.

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Nacionalismo, Política nacional