Archivo de la etiqueta: Junqueras

Ya no cuela

Artículo publicado en el diario Expansión el 21 de junio de 2017

Puigdemont, primer presidente de la Associació de Municipis per l’Independencia, dirigiéndose como presidente del gobierno de la Generalitat a la asamblea de la AMI en 2017.

Hace poco, un familiar me confesó que cuando escribo sobre la situación en Cataluña le cuesta ponerse en mi lugar. Algunos amigos y colegas que viven en otras Comunidades me han manifestado también su creciente hartazgo . “¡Que se vayan de una vez!”, me soltó un taxista sin reparar en las nefastas consecuencias que tendría para quienes vivimos en Cataluña y para el resto de españoles. Reconozco que relatar las últimas ocurrencias (casi siempre desatinadas) con que nos obsequia Puigdemont (antes las que hacía Mas, su mentor), bajo la atenta vigilancia de Hagrid –el guardabosques encargado de cuidar a las “criaturas mágicas”– puede resultar cansino. Sin embargo, las últimas performances de la compañía PuigCupQueras (con Guardiola como artista invitado) me obligan a volver sobre este enojoso asunto.

Guardiola, hijo de la Masía y jugador de la selección española, artista invitado en la última obra de la compañía PuigCupQueras.

 

Democracia devaluada

Puigdemont y Gabriel celebrando su acuerdo para constituir una república independiente.

Desde el 27 de septiembre de 2015, el gobierno de la Generalitat gobierna exclusivamente para aquellos catalanes que votaron a la coalición electoral Junts pel Sí, integrada por CDC y ERC, y al conglomerado pancatalanista y anticapitalista CUP-CC. Entre los tres partidos, obtuvieron el 47,7 % de los votos válidos (36,8 % del censo) y 72 diputados de los 135 que componen el Parlament. A partir de la constitución de la cámara, los dos grupos parlamentarios han aprobado varias resoluciones para iniciar y desarrollar un proceso constituyente que el Tribunal Constitucional ha anulado por su pregonada inconstitucionalidad. Forcadell, presidenta del Parlament, y otros tres diputados miembros de la Mesa están siendo investigados por desacatar estas sentencias.

Forcadell arropada por Hagrid y Puigdemont y el Orfeó Secesionista, ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

 

Junqueras, Puigdemont y Romeva en el Parlament de Cataluña.

Lo más llamativo del llamado ‘proceso secesionista’ es la perversa concepción de  la democracia que lo alimenta. Sus líderes sostienen seriamente que España es una democracia de baja calidad, porque ni el Gobierno, ni Las Cortes ni el Tribunal Constitucional les autorizan a realizar un referéndum para preguntar a los catalanes si “quieren que Cataluña sea un estado independiente en forma de república”. En su delirio, las resoluciones y normas que aprueban ellos con ajustadas mayorías (72 diputados o menos) en el Parlament son democracia de 24 quilates, mientras que las resoluciones y normas aprobadas en el Congreso, sede de la soberanía popular, por mayorías holgadas son consideradas opresivas.

Congreso histórica sesión plenaria del 8 de abril 2014 en la que se rechazó la pretensión de los partidos catalanes de que se transfiriese al gobierno catalán la potestad de celebrar referéndums de autodeterminación.

Puigdemont y Gabriel celebrando un acuerdo para iniciar la puesta en marcha de la república independiente.

Puigdemont, Junqueras y Gabriel son, a pesar de sus poses, alérgicos a la democracia. Afirman ser demócratas pero su comportamiento lo desmiente. ¿Por qué si no han rechazado el ofrecimiento del Gobierno (acordado con PSOE y Ciudadanos) de acudir al Congreso a defender su proyecto y se han apresurado a fijar el referéndum el 1 de octubre? Porque sólo aceptan las reglas del juego democrático cuando tienen la mayoría asegurada, por exigua que ésta sea. Pero tan preocupante o más que esta aviesa concepción de la democracia, es la naturaleza de “su” futurible república, donde la libertad y la división de poderes brillan por su ausencia. El “hombre de la estaca” (Llach, antaño cantautor y hoy “bien pagao” inquisidor) advierte a los funcionarios que tendrán que pensárselo muy bien, que sufrirán… porque la Generalitat sancionará a quienes incumplan la “ley de transitoriedad jurídica”, una norma del Parlament que pretende derogar en 24 horas la Constitución. Por su parte, Vidal, ex-juez y ex-senador de ERC, desveló imprudentemente que de los 801 jueces que ejercen en Cataluña sólo quedarán con quienes “comparten nuestros sueños e ideales”.

Lluis Llach, antaño cantautor, hoy ‘bien pagao’ inquisidor.

 

Foto de familia del ‘pacto nacional por el derecho a decidir’. Enmarcado en un círculo aparece el rostro de Carles Sastre, terrorista convicto de Terra Lliure condenado por el asesinato del empresario José María Bultó Marqués, junto al ex-juez y ex-senador Vidal.

Gobierno firme

Afortunadamente para los demócratas que vivimos y trabajamos en Cataluña, la Vicepresidenta Sáenz de Santamaría ha comprendido, tras varias visitas al Principado, lo bochornoso que resulta que no se deje “hablar a la gente que piensa otra cosa” y “cómo se les ningunea en todo tipo de instituciones”. Celebramos, asimismo, que haya constatado de primera mano la imposibilidad de iniciar un diálogo con el gobierno de la Generalitat para alcanzar acuerdos dentro del marco constitucional. Algunos barruntábamos que su intento estaba condenado al fracaso desde el principio, porque la débil argamasa que mantiene unidos a los tres partidos secesionistas es precisamente la promesa de proclamar la república y garantizar impunidad a quienes han vulnerado (o van a vulnerar) el ordenamiento jurídico.

Sáenz de Santamaría visitando la exposición en homenaje a las víctimas de Hipercor en Barcelona.

En la moción de censura que presentó Podemos, el presidente Rajoy reiteró que no permitirá, mientras gobierne, que un subconjunto de ciudadanos (los empadronados en Cataluña) decida sobre cuestiones (autodeterminación de Cataluña) que afectan a todos. Ahora bien, aunque el gobierno de Rajoy tiene mayoría absoluta en el Senado sólo cuenta con 137 diputados en el Congreso, un número muy alejado de la mayoría absoluta. Pero es que incluso si el PP tuviera 176 diputados, resulta indispensable contar con el respaldo de otros grupos parlamentarios para afrontar el órdago del gobierno de la Generalitat, y todo lo que puede acontecer antes y después del 1 de octubre.

Rajoy interviniendo en la moción de censura que presentó Podemos en el Congreso el 13 de junio de 2017.

Soledad del Gobierno

Iglesias abraza a Montero al término de su intervención en la moción de censura.

La moción de censura que protagonizó el tándem Iglesias-Montero permitió aclarar la posición de Podemos: apoyo sin reservas a sus fraternales compañeros catalanes –peculiar hermandad  “republicana” que excluye compartir territorio y renta– para que decidan su futuro. El diputado Tárdà (ERC) correspondió apoyando la moción. En su intervención, confirmó que el referéndum se celebrará el 1 de octubre e insinuó que su resultado podría ser la antesala de la proclamación de la tercera república en España. Olvidó el devoto enterrador de la Monarquía añadir un pequeño detalle: en esa tercera república ya no estará Cataluña.

Iglesias abraza a Tardà tras la intervención del diputado de ERC.

Sánchez puño en alto entonando “La internacional” el 24 de mayo de 2017.

En cuanto al PSOE, la victoria del Sánchez que hemos visto en las primarias, puño en alto entonando “La internacional”, apunta a un Sánchez bien distinto al que presentó su candidatura a presidente de Gobierno –con una gigantesca bandera constitucional como telón de fondo–, en junio de 2015. Aunque su adversario directo sigue siendo Iglesias, no hay que descartar que el PSOE, mediatizado por el PSC, mantenga una calculada ambigüedad sobre Cataluña. En respuesta al anuncio de la fecha del referéndum, Ábalos, portavoz de Sánchez en el Congreso, se limitó a expresar “no estamos de acuerdo, no aceptamos el desafío”, al tiempo que reiteraba la necesidad de encontrar un espacio para la política “entre unos que insisten en cumplir la ley y otros que insisten en no cumplirla”. Ya en la moción de censura, Ábalos manifestó a Iglesias la disposición del PSOE a formar mayorías alternativas.

Sánchez con Iceta en la sede del PSC sin la bandera constitucional.

Sánchez con la bandera constitucional en el acto de presentación de su candidatura a la presidencia del Gobierno en junio de 2015.

Esta suerte de equidistancia constituye la mayor amenaza que planea sobre el futuro de nuestra democracia. ¿Acaso incumplir la ley y cumplirla son dos opciones equiparables? Del dicho al hecho hay un trecho, pero resulta bastante preocupante que la nueva dirección partido que gobernó España durante veintiún años y aspira a volver a La Moncloa, considere siquiera “construir una alternativa” con quienes prometieron “liquidar el régimen de 1978” y ahora pretenden iniciar un histórico “proceso constituyente sin el PP”. De momento, el Gobierno sólo cuenta con Ciudadanos –toco madera– para defender dos principios democráticos esenciales de nuestra Constitución: primero, todos los españoles somos libres e iguales; y, segundo, los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos al ordenamiento jurídico. La asunción del concepto de estado plurinacional en el XXXIX Congreso Federal, considerada un error histórico por Susana Díaz, apunta a que el partido de Sánchez-Iceta-Armengol no está dispuesto a respaldarlos.

39º Congreso del PSOE. la delegación andaluza liderada por Díaz abandona la sala antes de votarse la ponencia política el 18 de junio de 2017.

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Espanya i Catalans ante el referéndum de autodeterminación

Puigdemont y Junqueras tras anunciar la convocatoria del referéndum de autodeterminación a celebrar el 1 de octubre de 2017.

El vicepresidente Junqueras y el  presidente Puigdemont han comparecido hoy ante los medios de comunicación para anunciar su intención de celebrar un referéndum de autodeterminación en la Comunidad Autónoma de Cataluña el próximo 1 de octubre. “¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?” es la pregunta que el consejo del gobierno de la Generalitat ha acordado, en una reunión extraordinaria, plantear a los ciudadanos catalanes.

 

 

Mas y Homs con el resto de la comparsa ante la falla del 3%.

Acorralados por la corrupción y el desgobierno, Puigdemont y Junqueras han decidido saltarse a la torera la legalidad vigente y desacatar las sentencias de los Tribunales contrarias a sus intereses partidistas. En la presente situación, resulta oportuno recordar el Art. 9 de nuestra Constitución que declara solemnemente que “los ciudadanos y poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”.  Pues bien, uno de esos poderes públicos son las instituciones de la Generalitat de Catalunya.

Logo de la asociación Regeneración Democrática.

 

El movimiento cívico Espanya i Catalans (EiC) quiere manifestar su repulsa ante una decisión deliberadamente anticonstitucional que pone en riesgo la libertad, la concordia y la prosperidad que disfrutamos todos los ciudadanos españoles desde 1978, así como el normal funcionamiento de las instituciones de autogobierno de Cataluña. Por ello, nuestra asociación solicita al gobierno de España, a Las Cortes y a los Tribunales que adopten todas las iniciativas necesarias para asegurar el mantenimiento del orden constitucional, al tiempo que anuncia que volveremos a celebrar la Fiesta Nacional de España en la Plaza de Cataluña de Barcelona el próximo 12 de octubre. No nos amedrentarán con sus amenazas.

Fiesta Nacional de España, 12 de octubre de 2016 en Barcelona.

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Puigdemont: un presidente sectario y antidemocrático

Puigdemont con su gobierno de los peores.

No creo equivocarme al afirmar que Puigdemont nunca ha sido el presidente de los catalanes, aunque haya presidido el gobierno de la Generalitat de Cataluña desde el 10 de enero de 2016.  Ni tampoco creo errar si les digo que el hasta entonces alcalde de Gerona y presidente de la Associació de Municipis per l’Independencia (AMI) tampoco lo ha intentado. Serlo estaba fuera de sus coordenadas sentimentales y políticas. Apareció inesperadamente en el último minuto, cuando ya expiraba el plazo de dos meses tras la investidura fallida de Mas el 10 de noviembre de 2015, y Mas lo designó para sustituirle sin tiempo de comprarse un traje nuevo y pasar por la peluquería para arreglarse el flequillo.

Mas, con la sonrisa algo forzada, da una palmadita a Puigdemont tras decidir que le sustituiría al frente del gobierno de la Generalitat.

 

Puigdemont en el debate de investidura el 10 de enero de 2016.

Aunque su discurso de investidura no pasará a los anales de la retórica parlamentaria, su Plan de Gobierno dejó meridianamente claro que pretendía “comenzar a caminar a la luz de lo que ya aprobamos en la declaración del 9 de noviembre: iniciar el proceso para constituir un estado independiente en Cataluña”. Más adelante, concretó su compromiso estableciendo como primera prioridad del gobierno “la elaboración y el compromiso de elaboración de los marcos legales relativos al proceso constituyente. Ésta es la faena con mayúscula. Tenemos la obligación de dar cumplimiento al mandato parlamentario, porque está aprobado, y porque es la voluntad de este Parlamento y porque es la voluntad de la ciudadanía, y no podemos mirar hacia otro lado”. Puigdemont finalizó su arenga reafirmando su compromiso con “la declaración del Parlamento de Cataluña, del 9 de noviembre, abría el proceso constituyente y ahora ya no podemos dejar de recorrerlo, porque espero que al final de esta sesión tengamos ya los instrumentos para poderlo poner en práctica”, y concluyó manifestando que se dejaría la piel “para culminar el proceso iniciado hace unos años con grandes movilizaciones… Seguramente es el tramo más complejo e incierto de todos los que hemos recorrido, con éxito hasta hoy. Éste también lo culminaremos con éxito”.

Puigdemont con Juncker, Merkel y Hollande en su última visita al Parlament europeo.

La diputada Gabriel durante su intervención en la sesión de investidura de Puigdemont el 10 de enero de 2016.

Me he detenido en las citas anteriores porque revelan las intenciones del hombre que Mas eligió para sustituirle y la CUP-CC aceptó investirlo presidente del gobierno de la Generalitat. Puigdemont nunca tuvo intención de gobernar para los 7,5 millones de españoles que residimos en Cataluña sino de hacerlo exclusivamente para aquellos catalanes que respaldaron a las dos coaliciones electorales, Junts pel Sí (JxS) y CUP-CC, que concurrieron con un programa declaradamente independentista a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015. Los resultados que obtuvieron ambas formaciones el 27-S, JxS 1.620.973 votos y 62 diputados y CUP-CC 336.375 votos y 10 diputados, suponen el 47,74% de los votos no nulos contabilizados y el 36,83% del censo electoral, cifras similares a las de quienes votaron a favor de crear un estado independiente en la consulta que Mas y Homs y las asociaciones independentistas ANC, Omnium Cultural y AMI organizaron el 9 de noviembre de 2014.

Puigdemont con Sánchez, presidente de la ANC, y Cuixart, presidente de OC, preparando del 11 de septiembre, a modo de prólogo de su golpe de Estado.

Los candidatos de Junts pel Sí.

Los resultados electorales del 27-S invalidan el mantra tantas veces repetido por Puigdemont y el resto de líderes secesionistas de que les avala el  ‘pueblo’ de Cataluña. Con lo que sí cuentan es con una ajustada mayoría (72 diputados de 135) en el Parlament que les permite aprobar resoluciones como la I/XI de inicio del proceso constituyente, o cambiar el reglamento de la Cámara para aprobar las llamadas leyes de desconexión sin conceder a los 63 diputados de la oposición, representantes del 52,26% de los votantes, la posibilidad de conocerlas, discutirlas y enmendarlas. Así es como entienden Puigdemont y Junqueras la ‘democracia’ republicana. Pese al tiempo que nos hacen perder ocupándonos de sus continuos cambios en la ‘hoja de ruta’ y sus últimas ocurrencias, los demócratas tenemos que estar agradecidos a Puigdemont y Junqueras porque estos meses al frente del gobierno de Cataluña nos han permitido hacernos una idea cabal de su sectarismo ideológico, su interpretación tramposa de la democracia y la inseguridad jurídica y política que conlleva el proceso secesionista.

Puigdemont acompañando a Mas, Ortega y Rigau al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Puigdemont y Gabriel celebrando alguno de sus pactos golpistas.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Puigdemont y Junqeras, de excursión a Bruselas

Artículo publicado en el diario Expansión el 24 de enero de 2017.  Se trata de un artículo conjunto que firmamos el eurodiputado Enrique Calvet Chambón y Clemente Polo.

ec-en-bruselas

Cartel anunciador del acto de Empresaris de Catalunuya en el Parlamento de la UE.

Ante la visita el próximo 25 de enero de la asociación Empresaris de Catalunya a la UE, acordada hace muchos meses, unos pocos eurodiputados que representan a partidos que patrocinan la secesión de Cataluña, han contraprogramado a toda prisa una conferencia de Puigdemont, presidente de la Comunidad Autónoma (CA) de Cataluña, que viajará a Bruselas el 24 de enero acompañado de Junqueras, vicepresidente regional, y Romeva, su consejero de ‘relaciones exteriores, institucionales y de transparencia’.

Carácter de la visita

La estancia de Puigdemont al Parlamento de la UE constituye una contradicción en sí misma puesto que la coalición al frente del gobierno regional de Cataluña, Junts pel Sí, lleva meses estirando su elástico proyecto de secesión de la mano de otra coalición política la Coordinadora d’Unitat Popular (CUP), rabiosamente anticapitalista y anti-sistema, que quiere que el nuevo ‘estado catalán independiente en forma de república’ no forme parte de la UE y comparte con ERC, el partido del vicepresidente Junqueras, el plan de reconquistar territorios que forman parte de Francia desde la guerra que libró con España a mediados del siglo XVIII.

Cúpula de la CUP en la campaña de las elecciones autonómicas del 27-S.

La cúpula de la CUP en la campaña de las elecciones autonómicas del 27-S.

Como es natural, a la esperpéntica embajada del gobierno catalán no la va recibir ningún líder ni ninguna institución de la UE, y Puigdemont y Junqueras explicarán su proyecto de realizar un referéndum de secesión antes de finalizar ante sus propios eurodiputados (Tremosa, CDC, y Terricabras, ERC), acompañados tal vez por eurodiputados flamencos y escoceses y figurantes traídos para la ocasión desde Barcelona. La verdad es que para estas alforjas Puigdemont bien podría haber impartido su conferencia en los riscos de Montserrat y habernos ahorrado a los contribuyentes europeos el coste de ir a Bruselas.

Territorio de los inexistentes Països Catalans donde la CUP y ERC desarrollan su actividad política.

Territorio que abarcan los inexistentes Països Catalans y que el proyecto político de ERC y la CUP consideran territorios a incorporar a la nueva república.

Aunque posiblemente la visita de Puigdemont merezca ser ignorada, tampoco estaría mal que algunos eurodiputados franceses acudieran al acto para preguntar al presidente regional qué hace gobernando con apoyo de ERC y CUP, dos partidos que pretenden recuperar varios Departamentos de Francia que denominan Cataluña Norte, y a pedirle explicaciones por las resoluciones que aprobó el Parlamento regional de Cataluña sobre este asunto que provocaron protestas formales del Elíseo ante el Reino de España hace unos meses. La verdad es que el plan de secesión que patrocinan Puigdemont y Junqueras y del que el referéndum anti-democrático es sólo el pistoletazo de salida, constituye un ataque en toda regla contra el orden constitucional de un Estado miembro de la UE así como contra la letra y el espíritu de los Tratados de la propia unión.

Constitución española.España es un Estado social y democrático de Derecho, cuya Constitución refrendó la inmensa mayoría de los españoles, incluidos el 90,5 % de los residentes en Cataluña el 6 de diciembre de 1978. Todo nuestro ordenamiento jurídico, incluido el Estatut de Cataluña que legitima a Puigdemont como presidente autonómico, lo conforman normas aprobadas por nuestros representantes democráticamente elegidos, que se completa con un sistema jurisdiccional encargado de aplicarlas, y un Tribunal Constitucional que resuelve los contenciosos competenciales entre distintos niveles de la Administración. Como afirma nuestra Constitución, los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la ley y la pretensión de Puigdemont y Junqueras de situarse por encima del ordenamiento jurídico y convocar un referéndum para constituir un estado independiente sólo puede calificarse como un acto profundamente desleal y antidemocrático, si no sedicioso. Nadie puede hurtar a los 46,5 millones de españoles manifestar su voluntad sobre un asunto, la secesión de Cataluña, que afecta a todos, no únicamente a los 7,4 millones de españoles que estamos empadronados en Cataluña.

Mas burlánose del gobierno español y del Tribunal Constitucional el 9 de noviembre de 2014 ante la embelesada mirada de su esposa.

Mas, burlándose del gobierno de España y del Tribunal Constitucional, deposita u voto en la consulta que organizó el 9 de noviembre de 2014 ante la arrobada mirada de su esposa.

eu-parliament-logoLa UE es una confederación de 28 Estados con voluntad de ahondar en el proceso de integración y creación de una ciudadanía común, que se rige por los Tratados firmados por los Estados miembros y el resto de normas aprobadas por las instituciones europeas, o, dicho más brevemente por el imperio de la ley (‘rule of law’). El artículo 4.2 del texto consolidado de los Tratados establece que “la Unión respetará la igualdad de los Estados miembros ante los Tratados, así como su identidad nacional, inherente a las estructuras fundamentales políticas y constitucionales de éstos, también en lo referente a la autonomía local y regional”. Y para disipar cualquier duda añade a renglón seguido que la Unión “respetará las funciones esenciales de los Estados, especialmente las que tienen por objeto garantizar su integridad territorial, mantener el orden público y salvaguardar su seguridad nacional. En particular, la seguridad nacional seguirá siendo responsabilidad de cada Estado miembro”. Más claro agua.

Foto de familia del Consejo de la UE de febrero de 2016.

Foto de familia del Consejo de la UE de febrero de 2016.

La noción invocada frecuentemente por Puigdemont, Junqueras y los partidos y organizaciones secesionistas de que la UE tutelará el proceso de constitución de la república de Cataluña tras una declaración unilateral de independencia que no tiene cabida en la Constitución española ni apoyo en el espíritu o la letra de los Tratados, carece de cualquier fundamento teórico o práctico. Al Estado español y sólo a él, le corresponde adoptar las decisiones legales que correspondan para restablecer en su caso la “integridad territorial, mantener el orden público y salvaguardar la seguridad nacional”. Por ello, harían bien Puigdemont y Junqueras en no engañar a los catalanes y explicarles que ni el gobierno ni las Cortes de España van a consentir que el gobierno y el Parlamento de Cataluña se salten el ordenamiento jurídico y que quienes, no obstante, estén dispuestos a hacerlo deben prepararse para responder de los delitos que puedan y deban imputárseles.

Amistades peligrosas        

Pronto los segundos serán los primeros en ir a declarar.

Pronto alguno que aparece en segunda fila tendrá que rendir cuentas, Sr. Puigdemont, no por ser independentista sino por situarse por encima del ordenamiento jurídico, como hizo su antecesor.

 

Renión del pacto nacional por el derecho a decidir el 23 de diciembre de 2016 en el Parlament de Cataluña.

Renión del pacto nacional por el derecho a decidir el 23 de diciembre de 2016 en el Parlament de Cataluña.

El 23 de diciembre de 2016, el presidente Puigdemont convocó la mesa ‘pacto nacional por el derecho a decidir” (PNDD) en la sede del Parlamento de Cataluña con el fin de constituir el ‘pacto nacional por el referéndum’. A esa reunión a la que acudieron miembros del gobierno catalán, portavoces de los grupos parlamentarios y representantes de asociaciones secesionistas, se sumaron en esta ocasión Colau, la alcaldesa de Barcelona, y gente tan poco recomendable como Carles Sastre Benlliure. Sastre es un terrorista que fue condenado a 38 años de prisión por el asesinato del industrial J. M. Bultó al que le adosaron una bomba en el pecho que acabó con su vida en 1977. No deja de ser una ignominia que este asesino convicto, que sólo cumplió 11 años de condena y ahora milita en la CUP, aparezca en la foto de familia del PNDD en las escalinatas del Parlamento regional, apenas separado por unos peldaños de los más altos responsables de las instituciones de autogobierno de Cataluña y la alcaldesa de Barcelona. ¿Se puede caer más bajo?

Foto de familia del 'pacto nacional por el derecho a decidir'. Enmarcado en un círculo aparece el rostro Carles Sastre, terrorista convicto que asesinó al empresario Bultó.

Foto de familia del ‘pacto nacional por el derecho a decidir’. Enmarcado en un círculo aparece el rostro de Carles Sastre, terrorista convicto por el asesionato del empresario José María Bultó.

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Concordia Cívica. 19 de enero de 2017

concordia-civicaconcordia-civica

Éste es el texto de mi intervención en el acto de presentación de Concordia Cívica en el Auditorio Antoni Barradas el 19 de enero de 2017.

Muy buenas noches a todos los presentes, representantes de asociaciones y partidos políticos, ciudadanos de a pie y amigos, por vuestro apoyo.

teresa-freixes-y-clemente-polo

Teresa Freixes y Clemente Polo en el acto de presentación de Concordia Cívica el 19 de enero de 2017.

Estoy aquí representando a cuatro asociaciones, Movimiento Cívico Espanya i Catalans (EiC), Movimiento Cívico 12 de Ocubre (12-O), Regeneración Democrática (RD) y Salvar el Archivo de Salamanca (SAS)que respaldan la puesta en marcha de Concordia Cívica (CC), una iniciativa liderada por María Teresa Freixes y Santiago Mondejar que pretende “promover el enriquecimiento del tejido asociativo catalán a nivel cultural, social y económico” y ofreceracceso a las organizaciones asociadas a participar en una serie de actividades culturales y cívicas”. Hacía falta poner en marcha un proyecto de carácter inclusivo como el que ahora inicia su andadura en Cataluña, y por eso estamos hoy aquí: para ofrecer nuestra leal colaboración a sus promotores.

Espanya i Catalans12-o-logoRegeneración Democrática.

 

 

 

Permítanme, dicho esto, exponer brevemente cómo vemos la situación actual y apuntar los objetivos que, asociaciones como las que represento, deberían marcarse a medio y corto plazo:

Junqueras, Puigdemont y Romeva.

Junqueras, Puigdemont y Romeva, cabezas visibles de las tribus secesionistas, planeando sus nuevos golpes contra el Estado democrático.

La buena noticia es que a pesar de la irrevocable voluntad de Puigdemont y Junqueras de realizar la ‘consulta final’ en 2017 e iniciar una ‘nueva era’ galáctica, estamos convencidos de que el próximo año seguiremos siendo catalanes, españoles y europeos y el Barça continuará jugando a las 17:14 en las ligas españolas. La mala noticia es que el Movimiento Nacional-Sindicalista, perdón por el lapsus, quería decir Movimiento Nacional-Secesionista Catalán es más fuerte hoy de lo que nunca lo fue en el pasado, y llevará años desmantelar el entramado político y social que el Gobierno y el Parlament de Cataluña han ido tejiendo desde 1980.

pacto-nr-vista-general-1-231216

Reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir el 23 de diciembre de 2016 en el Parlament de Cataluña.

Foto de familia del 'pacto nacional por el derecho a decidir'. Enmarcado en un círculo aparece el rostro Carles Sastre, terrorista convicto que asesinó al empresario Bultó.

Foto de familia del ‘pacto nacional por el derecho a decidir’. Enmarcado en un círculo aparece el rostro de Carles Sastre, terrorista convicto por el asesinato del empresario Bultó. A su lado el  ex-juez Vidal, también en nómina del ‘procés’. ¡Qué extraños amigos de cama hace el secesionismo!

El objetivo principal de las asociaciones constitucionalistas a medio plazo es normalizar la vida política en Cataluña, lo que supone que quienes nos representan en las instituciones de autogobierno

 A. Cumplan la Constitución, el Estatut, los Tratados de la UE y el resto de los ordenamientos jurídicos español y europeo.

Omnium Cultural: Somescola frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña

Omnium Cultural (OC) Somescola frente al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña reafirmando su voluntad de excluir la lengua común, el español, del sistema educativo en Cataluña.

B. Defiendan la libertad e igualdad de todos los ciudadanos y el derecho que les asiste a que la lengua común, el español, se utilice como lengua vehicular en el sistema educativo.

C. Acepten el principio democrático de que los asuntos que competen a todos los ciudadanos no pueden decidirlos un subconjunto de ellos.

Los representantes de CiU, ERC e ICV-EUiA en el Congreso el 8 de abril 2014 defendiendo el proyecto de transferencia de la competernica para realizar consultas.

Los representantes de CDC (Turull), ERC (Rovira) e ICV-EUiA (Herrera) en el Congreso el 8 de abril 2014 defendiendo el proyecto de Ley de consultas de Cataluña que atribuía a la Generalitat la competencia para realizar consultas de autodeterminación.

Puigdemont con Sánchez, presidente de la ANC, y Cuixart, presidente de OC, preparando del 11 de septiembre, a modo de prólogo de su golpe de Estado.

Puigdemont con Sánchez, presidente de la ANC, y Cuixart, presidente de OC, preparando del 11 de septiembre, a modo de prólogo de su golpe de Estado.

Estamos convencidos de que la máquina de hacer independentistas no es Rajoy ni el Gobierno de España, como a veces se afirma interesadamente, sino los presupuestos de la Generalitat de Cataluña, y que la plena normalización de la vida política sólo se conseguirá si derrotamos en las urnas a quienes se sitúan por encima del ordenamiento jurídico, patrocinan con subterfugios la desigualdad y pretenden ‘decidir’ sin contar con la mayoría de ciudadanos.

Mas anuncia las elecciones anticipadas para el 27 septiembre

Mas anunciando las (segundas) elecciones anticipadas que se celebraron el 27 septiembre de 2015.

Resultados de las elecciones autonómicas de 27 de septiembre en Cataluña.

Resultados de las elecciones autonómicas de 27 de septiembre en Cataluña.

El resultado del último partido jugado, las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015, indica que estamos muy lejos de alcanzar nuestro objetivo. La verdad es que estamos caminando sobre el filo de una navaja, y la única fórmula de revertir esta situación es convencer a los catalanes de las ventajas de nuestra apuesta por una Cataluña abierta en una España de ciudadanos libres e iguales y una UE cada vez más democrática e integrada. A desarrollar y difundir este proyecto inclusivo y progresista deberíamos dedicar todos nuestros esfuerzos a partir de ahora.

Teresa Freixes, catedrática de Derecho Constitucional de la UAB.

Teresa Freixes, catedrática de Derecho Constitucional de la UAB.

Para finalizar, quiero reiterar la disposición de las cuatro asociaciones que represento, EiC, 12-O, RD y SAS, a colaborar lealmente con CC en esta ilusionante etapa y esperamos poder concretar un plan de actividades para 2017 en las próximas semanas. Nuestra apuesta por la libertad y la justicia, la igualdad y la pluralidad, los principios que inspiran nuestro Estado social y democrático de Derecho, es inquebrantable.

Muchas gracias.concordia-civica

 

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Cataluña 2017: igualdad o secesión

Artículo publicado en el diario Expansión el 6 de enero de 2017

Congreso

Congreso de los Diputados, sede de la soberanía nacional.

2017 va a ser un año decisivo para el futuro del Estado social y democrático de Derecho que lograron hilvanar los principales líderes políticos tras la muerte de Franco y la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles ratificó con entusiasmo el 6 de diciembre de 1978. De todas las amenazas a la arquitectura de nuestra joven democracia, la más inmediata y grave es, sin duda, el proceso secesionista que impulsan ERC, los restos del naufragio de CDC y la Coordinadora d’Unitat Popular (CUP) desde el gobierno y el Parlament de Cataluña. No está de más repasar cómo hemos llegado hasta aquí.

Viaje a la ilegalidad

Mas firmando la convocatoria de la consulta del 9-N.

Mas firmando la convocatoria de la consulta del 9-N con su gobierno antes de romper CiU.

A la consulta que organizó y financió el gobierno de Mas en dependencias públicas, con la colaboración de organizaciones secesionistas, el 9 de noviembre de 2014, siguió el acuerdo que Mas y Junqueras alcanzaron en enero de 2015 para adelantar las elecciones autonómicas al 27 de septiembre de 2015 con intención expresa de convertirlas en un plebiscito sobre la independencia que pondría en marcha el proceso de constitución de la república independiente de Cataluña catalana a completar en18 meses. Para asegurarse el control del Parlament y el gobierno que presidiría de nuevo Mas, ERC y CDC decidieron en julio de 2015 crear Junts pel Sí (JxS) para concurrir coaligados a las elecciones del 27-S.

Mas y Jonqueras firmando el acuerdo de convocar elecciones plebiscitarias.

Mas y Junqueras firmando el acuerdo para convocar elecciones plebiscitarias.

REFILE - ADDING INFORMATION TO CAPTION(L-R) Candidates Carme Forcadell, Catalonia's President Artur Mas, Raul Romeva and Oriol Junqueras put their hands together during a rally presenting the candidates of coalition of Catalan Pro-independence parties and civil societies "Junts pel si" in Barcelona, Spain, August 28, 2015. REUTERS/Albert Gea

Mas ‘celebrando’ los resultados del 27-S con Romeva, Forcadell y Junqueras. La verdad es que tenían poco que celebrar al haber obtenido peores resultados que en 2010 y 2012.

JxS, con el 39,5% de los votos y 62 diputados, fue la fuerza más votada pero no logró la mayoría absoluta y quedó a merced de la CUP (8,2% de los votos y 10 diputados). Forcadell (ERC y ex-presidenta de la ANC) fue elegida presidenta del Parlament el 26 de octubre con el voto a favor de 77 diputados y el 9 de noviembre JxS y CUP aprobaron la resolución conjunta I/XI que “proclamaba solemnemente el inicio del proceso de creación de un estado catalán independiente en forma de república” y fijaba al gobierno, todavía por constituir, plazos para aprobar las leyes de hacienda y protección social propias y la ‘ley de transitoriedad jurídica’, los tres pilares que garantizarían a la república catalana el control de los ingresos públicos y las prestaciones sociales y la preeminencia de las normas aprobadas en el Parlament sobre las leyes del Estado. El Tribunal Constitucional (TC) declaró nula la resolución I/XI por su palmaria inconstitucionalidad el 2 de diciembre de 2015.

Mas con Junqueras y Romeva al final del debate de investidura el 9 de noviembre de 2015.

Mas con Junqueras y Romeva al final del fallido debate de investidura el 9 de noviembre de 2015.

Tras la fallida investidura de Mas, el 10 de enero de 2016 se constituyó el gobierno presidido por Puigdemont quien en su discurso de investidura ratificó su determinación de “caminar a la luz de declaración del 9N para iniciar el proceso de constitución de un estados independiente.” El 28 de enero, el Parlament constituyó la ‘comisión de estudio del proceso constituyente’ (CEPC) para desarrollar la resolución I/XI anulada por el TC. En sus conclusiones finales, la Comisión propone encomendar al ‘foro social constituyente’ y a la ‘asamblea constituyente’, dos organismos cuyas decisiones serían inapelables y vinculantes, la redacción de la constitución que luego refrendarían los catalanes. Pese a las advertencias del TC, Forcadell decidió llevar las conclusiones al pleno del Parlament que las aprobó el 27 de julio con los votos de JxS (62) y CUP (10), después de que los diputados de Ciutadans y el Partido Popular abandonaran el hemiciclo. El TC comunicó asimismo a Puigdemont y Forcadell la nulidad de esta resolución.

urull CDC), Baños (CUP) y Romeva presentando las enmiendas a la resolución del inicio de la independencia, 6 de noviembre 2015

Turull CDC), Baños (CUP) y Romeva (independiente) registrando las enmiendas a la resolución del inicio del proceso hacia el estado independiente en forma de república en el Parlamente el 6  de noviembre 2015.

Forcadell afirma que "volvería a hacer lo mismo porque el Estado tiene miedo a la democracia". Ahora resulta que la democracia es saltarse las leyes que a uno le interesa no cumplir. ¿Qué le parecería si los catalanes nos saltamos las normas aprobadas en el Parlament de Cataluña?

Forcadell afirma que “volvería a hacer lo mismo porque el Estado tiene miedo a la democracia”. Ahora resulta que la democracia consiste en saltarse las leyes que a uno le interesa incumplir. ¿Qué le parecería a esta demócrata de pacotilla que los catalanes nos saltáramos las normas aprobadas en el Parlament de Cataluña?

Sede del Tribunal Constitucional.

Sede del Tribunal Constitucional.

La decisión del gobierno de Cataluña de realizar la consulta del 9-N y la aprobación en el Parlament tanto de la resolución I/XI como de las conclusiones de la CEPC, ignorando las advertencias y contraviniendo las sentencias del TC, son las razones por las que Mas, Homs, Ortega, Rigau y Forcadell han sido investigados y van a ser juzgados. A ninguno de ellos se le juzga por ser independentista sino por ignorar la división de poderes y competencias de un Estado escrupulosamente democrático e intentar situarse por encima de la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico.

parlament-aprueba-la-resolucion-de-incio-del-proceso-de-un-estado-catalan-independiente-en-forma-de-republica-1

El Parlament aprueba la resolución de inicio del proceso de un estado catalán independiente en forma de república.

Más leña al fuego

Llanos de Luna en el acto de toma de posesión de Millo.

La vicepresidenta Sáenz de Santamaría en el acto de toma de posesión de Millo, nuevo delegado del Gobierno en Cataluña.

Las dos últimas bofetadas del gobierno de la Generalitat y el discurso de Puigdemont de fin de año ponen de manifiesto que a la estrategia de apaciguamiento y diálogo que patrocina la vicepresidenta Sáenz de Santamaría le queda poco recorrido. A la mano tendida del Gobierno de España, Puigdemont respondió convocando el ‘pacto nacional por el derecho a decidir’ que se reunió el 23 de diciembre con el único fin de transmutarlo en ‘pacto nacional por el referéndum’ para atraer a las coaliciones Barcelona en Comú, Catalunya Sí que es Pot y En Comú Podem-Guanyem el Canvi que cuentan con 11 concejales en la ciudad de Barcelona, 11 diputados en el Parlament, 12 diputados en el Congreso y 3 senadores.

 

Foto de los representantes de los partidos y las organizaciones secesionistas que acudieron a la reunión el 23 de diciembre de 2016. En la segunda fila en el ángulo superior derecho aparece Carles Sastre, asesino convicto del empresario José María Bultó.

Foto de los representantes de los partidos políticos y las organizaciones secesionistas que acudieron a la reunión el 23 de diciembre de 2016. En la segunda fila en el ángulo superior derecho aparece Carles Sastre, asesino convicto del empresario José María Bultó. Al parecer, a Puigdemont, Mas, Junqueras, Colau, etc. no les supone un problema posar con Sastre.

Turull, Homs y (Oriol) Pujol arropando a Osácar en dependencias del Parlament. Osácar fue consejero personal de Mas entre 2000 y 2005 y Tesorero de CDC desde 2005 a 2011.

Turull, Homs y (Oriol) Pujol arropando a Osácar en dependencias del Parlament. Osácar, consejero personal de Mas entre 2000 y 2005 y Tesorero de CDC desde 2005 a 2011, está imputado por cobrar comisiones con las que se financió CDC y sus fundaciones.

La segunda bofetada la propinó Turull, portavoz de JxS, la al anunciar el 26 de diciembre que JXS y la CUP tienen lista la Ley de Transitoriedad Jurídica cuyo contenido “se guardará bajo llave” para evitar sea impugnada –“ya se sabe como las gasta el Gobierno español”– y el TC la declare nula. Lo sorprendente es que el propio Turull hiciera dos afirmaciones contradictorias: primera, que sus promotores “están estudiando la mejor manera de entrar la ley en el registro”, aunque “la norma no iniciará su trámite ‘hasta que convenga’” para evitar que deje huella parlamentaria; y, segunda, que su contenido “se explicará dentro de unos días.” La pregunta que uno se hace es cómo van a explicarla y registrarla sin dejar huella. Y, en todo caso, ¿qué más les da a quienes han decidido constituir su república que el Gobierno y el TC la anulen? Mi impresión es que estas declaraciones de Turull, diputado que prometió respetar la Constitución al recoger el acta por la que cobra 7.763€ mensuales que pagamos los españoles, merecerían ser investigadas por la Fiscalía.

Turull 'pasándole' la ley de transitoriedad jurídica a Puigdemont.

Turull ‘pasándole’ la ley de transitoriedad jurídica a Puigdemont.

Puigdemont en su mensaje de fin de año ofreciendo al Gobierno pactar el referéndum.

Puigdemont en su mensaje de fin de año ofreciendo al Gobierno pactar el referéndum.

La faena la remató Puidgdemont en su discurso de fin de año en el que ofreció “su mano tendida” al Gobierno español para negociar la fecha, la pregunta y las reglas del referéndum. No hay forma de que los secesionistas se enteren que no es posible hacer una consulta para separarse de España sin reformar la Constitución española, como no lo es convocarla en Barcelona para separarse de Cataluña. Ni tampoco que comprendan que la mayoría de españoles respaldamos el Estado de ciudadanos libres e iguales que proclama nuestra Constitución, donde todos contribuyen “al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica”, con independencia del lugar donde residan.

Callejón sin salida

puigdemont-caganerLos secesionistas de JxS han ido ya muy lejos en su apuesta por la ruptura con España –llevan ocho años, los cuatro últimos a tiempo completo, dedicados a impulsar la secesión– como para plantearse ahora retroceder más allá de proponer pactar el referéndum con el Gobierno de España, algo que saben ningún Estado serio puede aceptar. Puigdemont se ha convertido en la marioneta cuyos hilos manejan la CUP, un amasijo de agitadores-vividores que pretenden acabar con el capitalismo y sacar a Cataluña de España y la UE, y ERC, un partido cuyo líder espera su momento de gloria efímera agazapado en las sombras que proyectan las figuras de Maciá y Companys.

Junqueras y Rovira anunciando su nuevo país para todos (los que piensan como ellos)

Junqueras y Rovira anunciando su nuevo país para todos (los que piensan como ellos).

Los diputados de la CUP en el Parlament de Cataluña.

Los diputados de la CUP en el Parlament de Cataluña.

Sabedores de que ni persiguen los mismos fines ni cuentan con una mayoría social amplia para ganarse la atención en foros internacionales, los secesionistas buscan aupar a su caravana a la nueva y vieja izquierda que representan Colau, Domenech, Rabell y Coscubiela. En los próximos meses, estos políticos con vocación igualitaria tendrán que decidir si se mantienen fieles a sus principios o apoyan a la seudoizquierda secesionista (ERC+CUP) que promete a los residentes en Cataluña, una Comunidad con una elevada renta per cápita y donde lógicamente se recaudan más impuestos, que la independencia les permitirá disponer de mejores servicios públicos y pensiones más altas que el resto de españoles. Igualdad o secesión: éste es su dilema.

Colau y Domenech con los líderes de Podemos Iglesias y Errejón.

Colau y Domenech con los líderes de Podemos Iglesias y Errejón.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Caga ‘tió’ (Otro aquelarre secesionista)

Artículo publicado en el diario Expansión el 28 de enero de 2016

pacto-nr-231216-escalinatas

Foto de familia de los asistentes a la reunión convocada por Puigdemont para finiquitar el pacto nacional por el derecho a decidir y lanzar el pacto nacional por el referéndum.

puigdmont-forcadell-y-colau-camino-del-pnr-231216

Forcadell, presidenta del Parlament, flanqueada por Colau, alcaldesa de Barcelona y Puigdemont, president del gobierno de la Generalitat dirigiéndose al patio del Parlament.

Con veinticuatro horas de adelanto Puigdemont convocó el ‘caga tió’ de 2016, aunque la tradicional fiesta navideña no la protagonizaron en esta ocasión niños con caras asombradas junto al hogar de la masía ni el tronco cagó avellanas y turrón, como manda la tradición. En el patio del Parlament donde moran los espíritus de Clarís, Casanovas y Companys, el President, flanqueado por Forcadell y Colau, ofició de sumo sacerdote del aquelarre secesionista convocado para intentar sumar el apoyo del brazo de los comunes a su última ocurrencia: reeditar la consulta del 9-N, esta vez ‘con garantías y apoyo internacional’, antes de septiembre de 2017. La velada estuvo amenizada por el coro nacional AMI-ANC-Omnium que entonaron el ‘A punt, segadors’ mientras Gabriel (CUP) aporreaba el tronco con su femenina furia iconoclasta. Terminada la reunión, Junqueras, el hombre fuerte del gobierno, reafirmó su voluntad de realizar el referéndum, casi con toda probabilidad unilateralmente, y su disposición a apurar el cáliz del martirio hasta la última gota de cava.

 

pacto-nr-vista-general-1-231216

Vista general del aquelarre secesionista en el patio del Parlament el 23 de diciembre de 2016.

Puigdemont con Sánchez, presidente de la ANC, y Cuixart, presidente de OC, preparando del 11 de septiembre: como prólogo a su golpe de Estado.

Puigdemont con Sánchez, presidente de la ANC, y Cuixart, presidente de OC, preparando del 11 de septiembre de 2016.

 

Pacto Nacional por el derecho a decidir

Pacto nacional por el derecho a decidir. Foto de familia con el entonces presidente Mas en el centro y a su lado Trías, alcalde de Barcelona.

Referéndum 2017

El pacto nacional por el derecho a decidir no se convocaba desde que su inventor y primera víctima, el ex-presidente Mas, lo hiciera por cuarta vez en marzo de 2015 para calentar las elecciones autonómicas del 27-S. Ante la negativa de la CUP a apoyar el inicio de la tramitación de los presupuestos de la Generalitat, Puigdemont se vio obligado a convocar de nuevo el aquelarre secesionista e incluyó como único punto sustantivo del orden del día rebautizarlo como ‘pacto nacional por el referéndum’, en un intento de contentar a los ‘cuperos’ que exigen realizar “un referéndum vinculante sobre la independencia de Cataluña, como muy tarde en septiembre de 2017 con una pregunta clara y binaria”.

Cúpula de la CUP en la campaña de las elecciones autonómicas del 27-S.

Cúpula de la CUP en la campaña de las elecciones autonómicas del 27-S.

Mal que les pese a sus promotores, lo cierto es que el nuevo invento, como el anterior, ni es nacional –Cataluña es, según el Estatut de Cataluña, una nacionalidad que “ejerce su autogobierno constituida en comunidad autónoma de acuerdo con la Constitución”– ni puede convocar referéndum alguno –una competencia que corresponde al Rey quien, a propuesta del Presidente del Gobierno y previa autorización del Congreso, puede convocar a “todos los ciudadanos” para expresar su opinión en asuntos de especial trascendencia–. Ni Puigdemont ni el Parlament de Cataluña ni ningún pacto ‘nacional’ que alumbren pueden arrogarse esta facultad ni restringir la participación a aquellos ciudadanos que, por estar empadronados y poseer la “vecindad administrativa” en Cataluña, somos, según el Estatut, catalanes.

Constitución española.Los políticos secesionistas parecen no haber comprendido todavía que los catalanes no podemos legalmente organizar un referéndum para separarnos de España, sin reformar previamente la Constitución, como tampoco los catalanes empadronados en Barcelona, Hospitalet o Badalona pueden organizar una consulta para separarse de Cataluña sin modificar el Estatut que fija los límites geográficos y administrativos de la Comunidad Autónoma. Por cierto, un Estatut que también establece que “las relaciones entre la Generalitat y el Estado se fundamentan en el principio de lealtad institucional”, un principio que Puigdemont y Forcadell quebrantan de continuo cuando afirman sin pudor que ellos sólo se sienten obligados a acatar las resoluciones y normas aprobadas por el Parlament de Cataluña. No es por sus ideas ni por sus opiniones a favor de la secesión de Cataluña por lo que ex–presidente Mas y los ex-consejeros Homs, Ortega y Rigau, y la presidenta del Parlament Forcadell están siendo investigados y van a ser juzgados, sino por asumir competencias que no les corresponden y destinar recursos públicos a urdir planes para constituir una república independiente, situándose en el ejercicio de sus funciones públicas por encima de la Constitución y del resto del ordenamiento jurídico, y desobedeciendo las sentencias del Tribunal Constitucional y las advertencias de los letrados del propio Parlament de Cataluña.

La Mesa del Parlament toma nota del Informe y las conclusiones de la Comisión de estudio del proceso constituyente, 20 julio 2016.

La Mesa del Parlament toma nota del Informe y las conclusiones de la Comisión de estudio del proceso constituyente, 20 julio 2016.

Del ‘mesías’ al ‘cagané’

Mas burlánose del gobierno español y del Tribunal Constitucional el 9 de noviembre de 2014 ante la embelesada mirada de su esposa.

Mas burlánose del gobierno español y del Tribunal Constitucional el 9 de noviembre de 2014 ante la embelesada mirada de su esposa.

Gobernar a golpe de manifestaciones bordeando astutamente la ilegalidad, como hizo Mas, ha tenido consecuencias nefastas, no sólo para la sociedad catalana, hoy seriamente fracturada, sino también para su propia coalición de gobierno, CiU, que tras obtener 62 escaños en 2010 acabó deshaciéndose y quedando a merced de ERC y la CUP. UDC ya se quedó sin representación en las últimas elecciones y las últimas encuestas auguran un futuro sombrío para CDC que podría convertirse, con 15-17 escaños, en la quinta fuerza política en el Parlament de Cataluña. El desastre al que el mesías Mas ha conducido a su coalición y a CDC resulta difícil de igualar. De poco parece haberle servido al partido de Pujol y el 3%, el intento de lavarle la cara dándole un nuevo nombre que ni siquiera aparece en las sedes del partido.

Mas con la sonrisa algo forzada da una palmadita a Puigdemont tras sustituir a Mas al frente del gobierno catalán.

Mas con la sonrisa algo forzada da una palmadita a Puigdemont tras sustituirle éste al frente del gobierno catalán.

Constitución de lo Estados Unidos

Constitución de Estados Unidos.

Puigdemont, el hombre que puso Mas al frente del gobierno catalán con una afectada palmadita el pasado 10 de enero, ha demostrado en los pocos meses que lleva al frente del gobierno de la Generalitat que sólo aspira a convertirse en el ‘cagané’ del año, patrocinando una nueva consulta para no ser menos que su antecesor. Si Puigdemont fuera un independentista verdaderamente demócrata debería renunciar a la presidencia de la Generalitat y todas sus prebendas –sueldo de fábula, dietas, coche oficial, helipuerto en el Club de Golf de Girona, etc.–  y seguir los pasos de los ciudadanos estadounidenses de varios Estados que, insatisfechos con la reelección del presidente Obama, solicitaron a la Casa Blanca independizarse en 2012. En el caso de Tejas, más de 100.000 ciudadanos firmaron la petición del Movimiento Nacionalista Tejano, un texto breve cuya lectura resulta muy instructiva porque incide en cuestiones como el desgobierno y la presunta violación de derechos fundamentales por el Gobierno Federal que también han utilizado los secesionistas catalanes. Molestos con el abultado déficit y la enorme deuda acumulada por el Gobierno Federal que amenaza su bienestar, los tejanos argumentaron que su Estado que goza de un saludable equilibrio presupuestario y envidiable vigor económico podría convertirse, si se independizara, en la decimoquinta economía del mundo. Les suena la música, ¿verdad? La sucinta respuesta de la Casa Blanca -476 palabras– se limitó a reafirmar que cuando los padres fundadores aprobaron la Constitución de los Estados Unidos establecieron la posibilidad de cambiar el gobierno a través del voto pero no contemplaron la posibilidad de abandonar la Unión que, como explicó Lincoln en su discurso de toma de posesión en 1861, es perpetua.

Lincoln jurando el cargo de presidente en 1861.

Lincoln jurando el cargo de presidente de los Estados Unidos en 1861.

puigdemont-caganer

Cagané 2016.

La diferencia esencial con el caso de Cataluña radica en que ningún gobernador ni asamblea legislativa estatal apoyó las extravagantes peticiones que los ciudadanos de a pie sufragaron con sus propios fondos. Todo lo contrario de lo que ocurre aquí. Puigdemont tiene derecho, como ciudadano español a reunirse con quien le plazca para urdir sus planes de secesión en el hotel Ritz, pero constituye un abuso de poder que acuda a la reunión conspiratoria en el coche oficial del presidente del gobierno de la Generalitat, conducido por un chófer que pagamos todos los españoles, y la reunión la albergue el Parlament de Cataluña, un edificio público cuyo presupuesto financiamos así mismo todos los españoles. No le pagamos a Puigdemont 145.743 euros ni destinamos 52 millones financiar el Parlament de Cataluña para que usted, con algunos miembros de su gobierno y parlamentarios de CDC, ERC y la CUP, dilapiden alegremente nuestros impuestos organizando complots secesionistas en vísperas de Navidad. En Estados Unidos, cualquier juez los habría imputado ya por malversar caudales públicos.

Junqueras en la rueda de prensa posterior a la reunión del pacto nacional por el referéndum reafirmó su compromiso de realizarlo en 2017 incluso unilateralmente.

Junqueras durante la rueda de prensa en que participó al finalizar la reunión del pacto nacional por el referéndum. El hombre fuerte del gobierno de Puigdemont reafirmó su compromiso de realizar unilateralmente el referéndum en 2017.

Puigdemont flanqueado por Forcadell, a su derecha, y Colau a su izquierda. Mas aparece en el extremo izquierda de la foto, desplazado del centro.

Puigdemont flanqueado por Forcadell y Colau. Junqueras a la derecha de Forcadell y un melancólico Mas desplazado del centro de la imagen se acaricia su mentón altivo.

2 comentarios

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional