Archivo de la etiqueta: Regeneración Democrática

José Sánchez Muñoz, un hombre bueno

Querido José:

Ayer día de los Santos Inocentes, recibí una triste llamada anunciando el fallecimiento de José Sánchez Muñoz. Escuché en el contestador el mensaje entrecortado de Carmen, su apenada viuda, y sentí una profunda tristeza. La llamé en cuanto pude y aunque no me fue posible hablar con ella  –son días en los que se reciben demasiadas llamadas rituales, como la mía–, sí le dejé un improvisado mensaje en el contestador manifestándole mi pesar por el deceso. Le comenté también que, al encontrarme fuera de Barcelona no podría acompañarles en el funeral pero que escribiría unas líneas para glosar su figura, a modo de modesto homenaje.

Foto de José Sánchez Muñoz.

A José no lo conocía demasiado. Nos solíamos encontrar en conferencias, premios y manifestaciones en pro de la libertad y la igualdad. Como hasta hace muy poco tiempo éramos muy pocos quienes acudíamos a este tipo de actos en Cataluña, resultaba fácil verse y cruzar algunas palabras amables. José, siempre con la cámara en la mano, se convirtió durante estos años difíciles en testigo gráfico de la desigual batalla que algunas asociaciones han librado contra el gobierno de la Generalitat y el nacionalismo xenófobo en Cataluña. Animo a estas asociaciones, y muy especialmente a Espanya i Catalans, a organizar una exposición con una selección de sus innumerables fotografías para honrar su inquebrantable compromiso y desinteresada dedicación. Lamento que me hayas enviado tantas fotos y no pueda hoy incluir en esta nota ninguna tuya.

Clemente Polo, 12 de octubre de 2017 en Plaza de Cataluña.

En los últimos actos en que coincidimos, José me comentó que se encontraba luchando contra esa imperiosa mano que nos arranca de las personas a las que queremos y nos retira de las tareas que nos han importado y nos ennoblecen. Recuerdo muy bien la última vez que nos encontramos en una ceremonia religiosa para honrar a las víctimas del terrorismo en Barcelona. Estuvimos departiendo un buen rato a la entrada de la iglesia en la calle Balmes en compañía de tu hijo. El verano pasado sé que fuiste a visitar a tu hija a Francia y recuerdo que me comentaste que al poco tiempo de la llegada tuvieron que ingresarte. Más tarde supe que estabas ingresado en el Hospital General de Cataluña. Y el 25 de noviembre recibí un mensaje excusando tu ausencia en la manifestación que Espanya i Catalans convocó en Badalona. “Me han vuelto a ingresar”, decía. EL 10 de diciembre, añadías a la noticia de que el pintor Eduardo Arroyo reconocía que “hasta hace no mucho si veía una bandera española me ponía nervioso”, un acertado “propio de nuestros progres”.

Manifestación el 30 de septiembre de 2017 en Barcelona.

Incluso en las condiciones tan difíciles que ha vivido en los últimos meses, José seguía enviándonos enlaces a artículos, fotos y videos casi todos los días. El domingo 24 de diciembre mandé un mensaje navideño a las 16:10 y José me contestó a las 17:49 con un escueto “Feliz Navidad, Clemente”. A las 21:29, le respondí “Igualmente. Un fuerte abrazo”. Fue el punto y final a un  intercambio de notas y mensajes durante bastantes años. Desde que inicié mi activismo político en la asociación Ciudadanos de Cataluña en una lejana primavera de 2006, he conocido a muchísimas personas pero a pocas (si alguna) admiro más que a esta hombre sencillo, afable, honrado y tenaz. Tenerte cerca fue un ejemplo para todos y un lujo para tu familia que pudo disfrutar de ti en la intimidad. De algo puedes estar seguro: siempre estarás presente en nuestras actividades y nuestros ojos siempre buscarán entre el público tu rostro de buena persona y tu insobornable cámara.

Un fuerte abrazo, José.

P.D. Video de José del 12-O de 2016.

https://mail-attachment.googleusercontent.com/attachment/u/0/?ui=2&ik=13602a9ed1&view=att&th=158640da1be1a06e&attid=0.1&disp=safe&zw&saddbat=ANGjdJ-YvxKgp6P1TjDYoM0fe7EfLM5bus2qD_SlzcF-6KuZw7wVbI8LvHvWc90vis-GYpXc6biT0dPmagSZCEePXLRxhavf2r4Zsd1zZACzr43ChRHMkFUrHvxeyXp9eWZbGavYsJdUT6ArX44SIka7EPeiOPZVUteRUZFo0lA8osuM9BrS42Dw3n0PncjtsApuHESLrw8k41zcU76slYOZWdbDrfb28oXHJuxkHGED6hSKFx_CFSg_DNb20Lq9XzssYmseHl4vCVeXyL_-960w0tcwgZo7Q9CjWoOjfIdK-pN4qIwcZowC9xOcIBS_5mZQAdpJL6Etf3fjDHZecSJSPj7xbuYcZmc23T-VEnHnVgMIYwXbCLZ5ZHnBYNobs8mOcLVxtC_sb4ewVa-Wz_RfoKEc-sMTLETmYq3wNCjCipY3SbRyNRQgyts3JWCAZ6ebp6NR_gfzB8YbMmROCThLQ1v9SQayMeOsQxLBCm8LZTG9cZXlVbV45qFIzz4WnSIMQq-9QFJSoeQpw1HlWrEpCzdF6HXL3vAlCdV9NpddmrZUcxrVuyy7lv2wiaFRC980Ab6B30kkqCbFE7fSv_1sTfyF1HsvcQ7ad56n8g

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Auge y decadencia del nacional-secesionismo

Artículo publicado en el diario Expansión el 23 de diciembre de 2017

La ajustada mayoría absoluta obtenida por Junts per Catalunya (34 diputados), ERC (32 diputados) y CUP (4 diputadas), los tres partidos secesionistas que propiciaron la declaración de independencia (DUI) el pasado 27 de octubre, ha empañado en cierto modo la rotunda victoria de Ciudadanos que, con 37 diputados y 1,1 millón de votos, se convierte en el primer partido en el Parlament de Cataluña. Sin embargo, si miramos el asunto con cierta perspectiva, los constitucionalistas que residimos en Cataluña podemos encontrar razones sobradas para estar orgullosos de la victoria de la formación naranja, y hasta para dejarnos llevar por la euforia y celebrarlo con un buen cava catalán (y por tanto español) estos días.

No me cabe duda de que el 21-D ha sido un día histórico, como también lo fue aquél lejano 1 de noviembre de 2006 en que Ciudadanos irrumpió en el Parlament con tres diputados y fue objeto de mofas y chirigotas por parte de los partidos nacionalistas y catalanistas. Si los partidos y asociaciones cívicas que han mantenido viva la llama de la multiculturalidad en Cataluña durante estos años tan difíciles, mantienen cierta unidad de acción y propósito, las elecciones del 2017 podrían ser vistas en una o dos legislaturas como el punto de inflexión que marca el inició del declive del movimiento nacional-secesionista. Queda mucho trabajo por delante y no hay que echar las campanas al vuelo. Pero la tarea es factible siempre que las instituciones centrales del Estado (Gobierno, Congreso, Senado y Tribunales) sepan estar a la altura de sus responsabilidades, algo que no siempre han hecho.

Rivera con Domingo y Robles, los tres diputados de Ciudadanos en el Parlament en noviembre de 2006.

Perro ladrador

El deslenguado y fullero Puigdemont sigue huido en Bruselas haciendo cábalas sobre cómo sacar el mayor provecho a los 34 diputados que ha obtenido con su lista de cortesanos convergentes, reforzada con el presuntamente rebelde presidente de la ANC. Ayer vimos a Puigdemont sobreactuar, como es habitual en él, y declarar enfáticamente en su comparecencia que la ‘república’ ha ganado a la ‘monarquía’. Patético pero efectivo por lo que hemos podido constatar en estas elecciones. Su mensaje ‘soy el presidente legítimo’, avalado por la bobalicona cúpula de ERC que se prestó a rendirle incluso algunos  inmerecidos homenajes en Bruselas mientras su líder criaba malvas en Entremeras, le ha dado unos réditos impensables hace sólo unos meses. El pobre Junqueras ha visto desde su celda como el pájaro que tantas veces lo engañó durante estos dos años susurrándole al oído ‘me voy’, ‘no repetiré’, volvía a dejarlo con un palmo de narices meditando sobre su injusto de su destino. Y es que Junqueras, por impericia y docilidad, ha visto como se le escapaba de las manos la (¿única?) oportunidad de ser investido presidente del gobierno de la Generalitat.

Puigdemont en su comparecencia con cuatro exconsejeros prófugos la noche electoral en Bruselas.

¿Vendrá no vendrá? No sé qué tal marchan las finanzas en la corte belga –todo un misterio que algún día conoceremos– pero si algo está claro es que en caso de que regrese a España será con toda probabilidad detenido, interrogado, encarcelado y juzgado con todas las garantías que concede nuestro Estado de Derecho. Los delitos que se les imputan a él, a los consejeros de su gobierno cesado y a los líderes de la ANC y Òmnium, rebelión, sedición, malversación de caudales públicos y desacato al poder judicial, son los más graves que se pueden imputar a un político en democracia.

Carles Puigdemont en una conferencia de prensa el 22 de diciembre de 2017.

Desconozco si nuestro sistema judicial y penitenciario lo permiten, pero sería un auténtico dislate que a un golpista irredento, que sigue denigrando nuestras instituciones democráticas en Bélgica, se le permitiera acudir a recoger su acta de diputado sin acatar la Constitución y mucho menos ser investido presidente del gobierno de la Generalitat. Lo malo sobre este asunto, como sobre muchos otros que debilitan nuestra democracia –estoy pensando en la ausencia de la bandera nacional en edificios públicos y en comparecencias institucionales, la ocupación de espacios públicos con banderas estrelladas por acuerdos municipales, los insultos y silbidos a Felipe VI,  la celebración del 9-N, las sesiones parlamentarias del 6-7 de septiembre, la consulta ilegal del 1-O, etc. – es que el Gobierno de España ha demostrado, pese a las afirmaciones en sentido contrario, que no tenía una estrategia efectiva para hacer frente a los secesionistas.

Optimismo constitucionalista      

Puigdemont firmando la declaración de independencia en el auditorio del Parlament el 10 de octubre de 2017.

Pero pese a la euforia del mal perdedor, lo cierto es que el movimiento nacional-soberanista transformado en nacional-secesionista desde 2012, no sólo no avanza sino que retrocede. Desde las elecciones del año 2010, el porcentaje de voto de los partidos que defendían estas posiciones alcanzó su máximo, 49,1%, en 2012 y ha caído desde entonces hasta situarse en el 47,5% en 2017. En escaños, alcanzó su máximo, 76, en 2010 y en estas elecciones se ha quedado en 70. La caída es lenta pero quien pensara que podía acabarse en cuatro días con un movimiento tan bien alimentado desde las instituciones, confundía el deseo con la realidad. El dominio casi absoluto de la Generalitat sobre los medios de comunicación, el sistema educativo, las asociaciones culturales, etc., aseguran su pervivencia mientras no se consiga restablecer la neutralidad del gobierno de la Generalitat, el Parlament, las Diputaciones y los Ayuntamientos. Ningún adicto puede dejarlo en un día, mucho menos si sigue recibiendo abundantes dosis.

Manifestación del 30-S en Barcelona organizada por EiC, Somatemps y Regeneración Democrática.

La evolución del movimiento constitucionalista resulta asimismo esperanzadora. Para empezar, ahí están las movilizaciones que este otoño sacudieron Cataluña el 30 de septiembre, el 8, 12 y 29 de octubre y de nuevo el 6 de diciembre. Cientos de miles de catalanes silenciosos (o silenciados) perdieron el temor a expresar su deseo, nada facha, sino profundamente progresista, de seguir compartiendo nuestro destino con nuestros primos, hermanos y amigos en el resto de España. Frutos, el viejo líder del PCE, lo expuso maravillosamente el 29 de octubre en Paseo de Gracia. Las movilizaciones lideradas por Espanya i Catalans y Sociedad Civil Catalana, pero en las que han participado otras asociaciones como Convivencia Cívica Catalana, Regeneración Democrática, Asociación por la Tolerancia, Somatemps, etc., han de mantenerse y servir para movilizar a todos los catalanes que compartimos los ideales de libertad, igualdad y fraternidad.

Manifestación del 😯 en Barcelona organizada por Societat Civil Catalana, Espanya i Catalans y otras asociaciones cívicas.

Además, el peso de los partidos constitucionalistas no ha cesado de crecer, especialmente a partir de 2012. En escaños, estos partidos han pasado de 47 en 2010 a los 57 conseguidos en 2017, un número todavía alejado de los 68 que otorgan la mayoría absoluta. En porcentaje de votos, hemos pasado del 37,1% en 2010 al 43,5% en 2017. Todavía queda un buen trecho pero estamos cada vez más cerca y, si perseveramos en la línea seguida en los últimos años, la victoria puede llegar en una o dos legislaturas. Aunque es cierto que la aritmética electoral favorece a los secesionistas por su predominio en las zonas rurales, la solución no pasa necesariamente por cambiar la ley electoral, sino por reconquistar estas zonas dominadas por el secesionismo. Para ello, conviene mantener el nivel de movilización social de los últimos meses, requisito indispensable para lograr mayores cotas de participación, y hay que responder con inteligencia a las provocaciones de un republicanismo trasnochado y victimista que ha provocado una fractura social gravísima, espantado a las empresas y a los inversores y amenaza con provocar una recesión en Cataluña.

Clemente Polo, 12 de octubre de 2016 en Plaza de Cataluña.

2 comentarios

Archivado bajo Economía, Nacionalismo, Política nacional, Uncategorized

Un 6-D decisivo

Desde 2012, el movimiento cívico Espanya i Catalans ha organizado en Barcelona, junto a otras asociaciones como Regeneración Democrática, las celebraciones de la Fiesta Nacional de España el 12-O y el refrendo de la Constitución por todos los españoles el 6-D. Cada año que pasa somos más conscientes de la dimensión histórica del hecho que se produjo el 6 de diciembre de 1978, cuando la abrumadora mayoría de los españoles decidimos superar ancestrales antagonismos e iniciar un período de convivencia pacífica donde se conjugaban las palabras libertad, concordia y prosperidad. Espanya i Catalans y el resto de asociaciones que promueven la celebración no tienen ninguna duda de que estamos ante la efeméride más importante del año, una cita que para los españoles tiene la misma importancia que para los estadounidenses el 4 de julio.

Los ‘padres’ de la Constitución de 1978.

Este año vamos a celebrar el XXXIX aniversario de la Constitución Española después de dos años en los que algunos partidos políticos (ERC, CDC-PDE-Cat y CUP)  y algunas  asociaciones (ANC, Òmnium y AMI) en Cataluña protagonizaron lo que el el Rey Felipe VI calificó de “inaceptable intento de secesión” hace pocas semanas.

Puigdemont y Forcadell en la Diada 2017 con Sánchez, presidente de la ANC.

Mas camino del TSJC. “Pronto los segundos serán los primeros en ir a declarar”, dije entonces.

Foto de familia del ‘pacto nacional por el derecho a decidir’ que Puigdemont redenominó ‘pacto nacional por el referéndum’. Enmarcado en un círculo aparece el rostro de Carles Sastre, terrorista convicto de Terra Lliure condenado por el asesinato del empresario José María Bultó Marqués, junto al ex-juez Vidal. Pueden verse también Cuixart (Òmnium), Sánchez (ANC), Lloveras (AMI) y la alcaldesa Colau en primer plano.

Rull y v otros dirigentes de CDC-3% arropando a Pujol i Ferrusola, presunto comisionista, camino de los juzgados.

Osàcar, secretario personal de Mas (2000-2005) y tesorero de CDC (2005-2011), con Pujol y Turull entrando en el juzgado para declarar por el caso Palau-CDC-3%.

El golpe a nuestro ordenamiento constitucional ha sido parado momentáneamente pero no la amenaza que representan los partidos y las asociaciones secesionistas. La destitución del gobierno de la Generalitat no les ha llevado a renunciar a su plan de constituir una república independiente sino que pretenden intentarlo de nuevo, si logran articular una mayoría parlamentaria tras las elecciones del 21 de diciembre. La victoria electoral de ERC mantendría la inestabilidad política y la inseguridad jurídica y el deterioro cada vez más evidente de la economía catalana que ha perdido en el mes que ha transcurrido desde que se celebró el referéndum, el 1-O más de 2.000 sociedades, incluidas la principales entidades financieras y empresas no financieras con sede en Cataluña.

Sede central de "la Caixa" en Barcelona.

Sede central de “la Caixa” en Barcelona.

La vigencia de la Constitución de 1978 es nuestra garantía de que los planes de los secesionistas, de acusado cariz totalitario, xenófobo y antiigualitario, no llegarán a consumarse y podremos seguir ejercitando nuestros derechos fundamentales y beneficiándonos del progreso económico de Cataluña formando parte de España y de la UE. Por eso, este 6-D todos los constitucionalistas debemos salir a la calle para reivindicar nuestro marco de convivencia frente a las amenazas provinientes tanto del movimiento nacional-secesionista catalán como del federalismo asimétrico que pretende aumentar las desigualdades entre españoles con la coartada de una reforma federal.

Manifestación en Vía Layetana, 6 de diciembre de 2016.

 

Con la Constitución

Por la libertad, la concordia y la prosperidad

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Por la democracia: 8 de octubre, concentraciones y manifestación unitaria en Barcelona

Democracia, Democracia, Democracia

Programa: 8 de octubre de 2017

  • 10:00: concentración frente al cuartel de la Guardia Civil en Travesera de Gracia 291-293 para agradecer su presencia, sacrificio y ejemplar comportamiento en Cataluña estos días. No puedes faltar: necesitan nuestro apoyo y cariño.

    Concentración y manifestación del 30 septiembre 2017.

  • 10:35: manifestación desde Travesera de Gracia hasta Plaza Urquinaona: recorrido Nápoles, Córcega y Pau Clarís.
  • 12:00: manifestación desde Plaza Urquinaona hasta la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Vía Layetana.
  • 12:30-12:35: concentración delante de la Jefatura Superior de Policía para agradecer su presencia y ejemplar comportamiento.
  • 12:35: manifestación desde Vía Layetana hasta la sede del Parlamento de Cataluña en el parque de la Ciudadela donde nuestro nobel Vargas Llosa leerá un manifiesto.

Efectivos de la Guardia Civil abandonando los hoteles donde se alojaban.

Espanya i Catalans, Somatemps, Regeneración Democrática, MC 12-O y Profesores por el Bilingüismo, las asociaciones que han organizado la celebración de la Fiesta Nacional del 12 de octubre en Barcelona durante los últimos años y la reciente manifestación del 30 de septiembre, convocan a todos los catalanes y españoles a concentrarse frente al cuartel de la Guardia Civil en Travesera de Gracia 291-293 (metro Joanic, línea L4) el 8 de octubre de 2017 a las 10:00 para agradecer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la defensa del orden constitucional ante la intentona golpista que encabeza el ya ilegal gobierno de la Generalitat presidido por Puigdemont y Junqueras y secundado por 72 diputados de Junts pel Sí y CUP, y las asociaciones secesionistas ANC, Omnium Cultural y AMI.

Miembras de Arran y Cup quemando las banderas de España, Francia y la UE el 11 de septiembre de 2017.

 

Puigdemont (AMI), Forcadell (ANC) y Sánchez. El mismo perro tobillero con distintos collares.

Vehículos de la policía judicial destrozados por las hordas de la ANC, Omnium y CUP. ¿Violencia policial? ¡ANDA YA! Golpe de Estado.

Ha pasado el tiempo de las llamadas al sentido común y ha  llegado el momento de restablecer sin titubeos, como manifestó el rey Felipe VI en su alocución a los españoles, el orden constitucional. Después de los vergonzosos acontecimientos que protagonizaron los miembros del gobierno de la Generalitat y los Mozos de Escuadra el 1 de octubre en toda la Comunidad Autónoma de Cataluña, los

Tras votar la ley del referéndum de autodeterminación con el Parlament semivacío. Una diputada de Colau retirando las banderas de España.

catalanes exigimos que se ponga fin al estado de excepción que se impuso a los catalanes el 6 de septiembre con la aprobación de la ilegal ‘ley’ del referéndum de autodeterminación en el Parlament de Cataluña.

 

¡Viva España! ¡Visca Catalunya! ¡Viva Felipe VI!

Felipe VI reclamando el restablecimiento del orden constitucional el 4 de octubre de 2017.

 

 

¡Viva la Constitución Española y el Estatut de Cataluña!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

30 de septiembre-1 de octubre

Acabé ayer la tertulia en Gestiona Radio anunciando la manifestación que habíamos convocado las cuatro asociaciones, España i Catalans, Somatemps, Regeneración Democrática y Movimiento 12-O –a la que sumaron muchas otras– que hemos venido organizando las celebraciones del 12-O en la Plaza de Cataluña. La manifestación partía a las 17:30 de Plaza Urquinaona a las 17.30 y finalizaba en la Plaza de San Jaime, antes Plaza de la Constitución. Nuestras esperanzas se vieron desbordadas y la manifestación cubrió por completo la Vía Layetana y llenó hasta la andanada la Plaza de San Jaime. 5.500 personas según la Guardía Urbana, 15.000 personas según la Delegación del Gobierno.

Más allá de las cifras, quiero destacar el hecho de que una convocatoria que no ha contado con más publicidad que la que hemos podido hacer nuestras modestas asociaciones en Internet y en la entrevista que me hizo Carlos Herrera el viernes en la COPE, lograra un éxito tan rotundo, máxime en un día lluvia fina que nos iba empapando poco a poco de felicidad a los manifestantes portadores de banderas españolas y catalanas y a quienes sosteníamos la pancarta con el lema “Cataluña es España. Democracia, futuro y libertad”.

Está claro que los catalanes silenciosos están despertando poco a poco: somos españoles que nos sentimos orgullosos de Cataluña, nuestra tierra de nacimiento o adopción, que no necesitamos recurrir a viejos victimismos ni recibir comisiones del 3%, como Pujol y toda su prole numerosa de CDC: sus hijos, Mas, Conesa y Puigdemont. 1714 nos queda demasiado lejos y absurdamente trágica: 1978 es una fecha más gozosa y esperanzadora. Somos catalanes y españoles, españoles y catalanes que estamos dispuestos a salir a la calle a pasearnos a cuerpo para defender la democracia, la Constitución y el Estatut de Cataluña, y, al mismo tiempo, denunciar al gobierno de la Generalitat y a los 72 diputados que en el Parlament de Cataluña decretaron un estado de excepción el pasado día 6 de septiembre con el que pretenden escapar a la Justicia y culminarlo con la declaración unilateral de independencia después de un simulacro de referéndum ilegal y vergonzoso en el que no han dudado en utilizar a niños como escudos humanos.

Tras los vergonzosos acontecimientos vividos en Rambla de Cataluña durante las horas que la policía judicial registró la Consejería de Economía el pasado 21 de septiembre y el espectáculo deslealtad y cobardía que han protagonizado hoy los dirigentes secesionistas en Cataluña, cada vez somos más los catalanes que nos preguntamos: ¿hasta cuándo se va a permitir que los Mossos d’Escuadra no cumplan con su cometido y permitan que unos manifestantes destrocen los automóviles de la policía judicial y no cumplan las órdenes de precintar  los centros donde pretendían realizar las votaciones? ¿A qué esperan los tribunales para ilegalizar a la ANC, a Omnium Cultural y a la AMI, las tres asociaciones que están promoviendo el referéndum y las manifestaciones salvajes en las ciudades de Cataluña? ¿Qué más tienen que hacer Puigdemont, Junqueras y Forcadell para que los inhabiliten y los encierren?

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Espanya i Catalans ante el referéndum de autodeterminación

Puigdemont y Junqueras tras anunciar la convocatoria del referéndum de autodeterminación a celebrar el 1 de octubre de 2017.

El vicepresidente Junqueras y el  presidente Puigdemont han comparecido hoy ante los medios de comunicación para anunciar su intención de celebrar un referéndum de autodeterminación en la Comunidad Autónoma de Cataluña el próximo 1 de octubre. “¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?” es la pregunta que el consejo del gobierno de la Generalitat ha acordado, en una reunión extraordinaria, plantear a los ciudadanos catalanes.

 

 

Mas y Homs con el resto de la comparsa ante la falla del 3%.

Acorralados por la corrupción y el desgobierno, Puigdemont y Junqueras han decidido saltarse a la torera la legalidad vigente y desacatar las sentencias de los Tribunales contrarias a sus intereses partidistas. En la presente situación, resulta oportuno recordar el Art. 9 de nuestra Constitución que declara solemnemente que “los ciudadanos y poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”.  Pues bien, uno de esos poderes públicos son las instituciones de la Generalitat de Catalunya.

Logo de la asociación Regeneración Democrática.

 

El movimiento cívico Espanya i Catalans (EiC) quiere manifestar su repulsa ante una decisión deliberadamente anticonstitucional que pone en riesgo la libertad, la concordia y la prosperidad que disfrutamos todos los ciudadanos españoles desde 1978, así como el normal funcionamiento de las instituciones de autogobierno de Cataluña. Por ello, nuestra asociación solicita al gobierno de España, a Las Cortes y a los Tribunales que adopten todas las iniciativas necesarias para asegurar el mantenimiento del orden constitucional, al tiempo que anuncia que volveremos a celebrar la Fiesta Nacional de España en la Plaza de Cataluña de Barcelona el próximo 12 de octubre. No nos amedrentarán con sus amenazas.

Fiesta Nacional de España, 12 de octubre de 2016 en Barcelona.

Deja un comentario

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional

Entrega a Don José Bou i Vila del II Premio “Catalanes por España”

Estas son las palabras que pronuncié en el acto de entrega a Don José Bou i Vila, presidente de la asocición Empresaris de Catalunya, de la II edición del premio Catalanes por España que otorga la plataforma cívica Espanya i Catalans. El acto se celebró en el Hotel Cataluñael 8 de abril de 2017:

Queridos amigos:

Muchas gracias a todos por su presencia aquí. Empezaré por decirles que me siento muy honrado de participar en este modesto aunque sentido homenaje a Don José Bou i Vila, presidente de la asociación Empresaris de Catalanya.

Los miembros de la Junta de Espanya i Catalans, la plataforma constitucionalista en la que se han integrado las asociaciones Profesores por el Bilingüísmo, Movimiento 12-O y Regeneración Democrática los últimos dos años, decidió otorgar por unanimidad el II premio Catalanes por España a José hace unos meses, en reconocimiento a la enorme labor que ha desarrollado al frente de Empresaris desde 2014. Considero que la elección fue un gran acierto.

Empresaris de Catalunya, reza su manifiesto, es una asociación que nació “con el objetivo de dar voz a los empresarios y profesionales de la empresa que deseamos alertar de las consecuencias negativas que traería el `preso secesionista’ catalán para la actividad económica de Cataluña y, en consecuencia, para todos y cada uno de los catalanes”. No sé si se puede ser más catalán pero no más claro.

Para valorar en su justa medida la importancia y el coraje que hace falta para ponerse al frente de Empresaris de Catalunya basta con mirar a nuestro alrededor y constatar como la mayoría de empresarios y líderes sindicales en Cataluña han reaccionado con tibieza, cuando no con vergonzosa sumisión, al locuaz empecinamiento de los dirigentes políticos catalanes (Mas, Homs, Junqueras, Forcadell, Fernández, Gabriel, etc.) en fracturar la sociedad catalana y a su descabellado plan de desconectar a Cataluña del resto de España y de la UE.

En unos momentos cruciales para el futuro de Cataluña y España, resultaba imprescindible que surgiera una asociación empresarial que no callara ni mirara hacia otro lado como han hecho la poderosa patronal Fomento del Trabajo y la mayoría de presidentes y altos ejecutivos de empresas y entidades financieras catalanas, por no referirme a la servil actitud de las principales organizaciones sindicales (CCOO y UGT),claramente posicionadas en favor del ‘derecho a decidir’, haciendo gala de un sectarismo impropio de organizaciones que se arrogan la representación de todos los trabajadores catalanes, o a la connivencia descarada de alguna organización empresarial, como el Circle de Negocis, alumbrada y financiada por el movimiento secesionista. Voy a referirme a dos casos recientes.

Hace unos días, un diario nacional resumía en este titular, “El empresariado catalán exige a Rajoy que esta vez cumpla su palabra”, la reacción de los empresarios catalanes al Plan de Infraestructuras que Rajoy presentó en Barcelona el 28 de marzo. No pude evitar comentarlo en mi página de Facebook donde podéis leer lo siguiente:

“La posición del Sr. Oliu, al que por cierto Rajoy ha convertido en presidente de un banco de dimensión nacional, no se entiende: pide a Rajoy más gestos continuados y calla ante la gesticulación y las provocaciones permanentes del gobierno y el Parlament de Cataluña.

No he escuchado al Sr. Oliu y a otros representantes de las élites empresariales catalanas reclamar en público a quienes están instalados en la confrontación permanente que dejen de incumplir la Constitución y acaten las sentencias de los Tribunales. Parece que lo único que les interesa es que todo siga igual y el Gobierno de España haga concesiones al gobierno de la Generalitat, aunque menoscaben los derechos constitucionales y la igualdad de todos los españoles.

El presidente de un banco nacional debería ser más ecuánime. Si el partido anticapitalista CUP-CC hiciera una visita a su sede, como la que hizo a las sedes del PP en Barcelona y a la de Ciutadans en Lérida, puede que empezara a demandar cambios al gobierno catalán, no al español.”

El segundo caso atañe a la actitud de las organizaciones sindicalesrn Cataluña. Todos nosotros tenemos en la retina la imagen de Gallego y Álvarez, los máximos responsables de CCOO y UGT, posando con la pérfida Casals para reclamar el ‘derecho a decidir’. El virus nacionalista ha permeado también las organizaciones sindicales en Cataluña hasta acabar con cualquier atisbo, no ya de internacionalismo proletario, sino siquiera de la más modesta solidaridad interregional. Y parece que la enfermedad va a más. El Sr. Pacheco, elegido secretario general de CCOO hace unos días con respaldo del 91,5 % de los delegados sindicales reafirmaba en una entrevista publicada “El diari del Treball” la posición ya conocida de la sindical:

“En aquest congrés hem renovat la posició sobre aquest punt amb una resolució aclarint que el dret a decidir ha de ser clar i vinculant i destinat a conquerir els majors espais de sobirania. I ho fem des de l’autoritat que dóna ser la més gran organització popular de Catalunya, que ens permet ser garants de què la gent de Catalunya pugui dir que vol fer al seu país”.

Queridos amigos, termino ya, José Bou i Vila, presidente de Empresaris de Catalunya va a recibir con todo merecimiento este premio porque es mucho lo que ha hecho con muy poco en el entorno hostil en que se ha convertido Cataluña para la mayoría de catalanes: para los catalanes silenciosos y silenciados por la larga mano de la Generalitat y sus medios de comunicación, por la prudente imprudencia de tantos empresarios y ejecutivos catalanes, y por la connivencia de algunas organizaciones patronales y sindicales.

Amigos, si queremos que Cataluña continúe formando parte de una España democrática en el futuro, tenemos que hacer mucho más de lo que organizaciones como Empresaris de Catalunya o Espanya i Catalans están en condiciones de hacer ahora, a base de voluntarismo y sacrificios personales. Necesitamos con urgencia más recursos y mayor presencia en los medios de comunicación para convencer a una mayoría amplia de catalanes de que el orden constitucional es la vía más segura hacia la libertad, la concordia y la prosperidad.

Si no logramos dar este paso adelante en los próximos meses, me temo que dentro de poco,no tendrá sentido conceder este premio porque, suponiendo que el régimen nacional-secesionista de Junqueras-Forcadell-Vidal-Rufian-Gabriel-Fernández lo permitiera –no me sorprendería nada que los fascistas lo prohibieran acusándonos a los demócratas de ser lo que son ellos–, nuestra voz, querido José, habrá dejado de escucharse en Cataluña.

Muchas gracias a todos por su atención y paciencia.

 

2 comentarios

Archivado bajo Nacionalismo, Política nacional